Escapada por Europa. (3-1): De San Sebastián a París

Durante unos días he estado viajando por diversos países europeos. En esta entrada comento lo que fue el viaje desde San Sebastián a París.

23 de marzo de 2024

Hotel Avenida

Tal como había dicho en la entrada anterior, nos alojamos en el hotel Avenida [1]. Resultó ser un lugar muy agradable, habitación cómoda, piscina (de la que no hicimos uso, por razones obvias: hacía frío), y unas bonitas vistas de San Sebastián.

Me llamó la atención, los enchufes con USB que tenía la habitación. Nunca había visto un enchufe así. Había visto cosas parecidas, pero no iguales. Es muy interesante.

Enchufe con dos conectores USB.

Siempre me ha resultado muy curioso observar que cuando las cosas se estandarizan se expanden muy rápidamente. Mientras había un montón de conectores distintos, eran pocos los fabricantes que se atrevían a añadir al enchufe de toda la vida los nuevos conectores, pero una vez que el USB C se ha declarado estándar, muy pronto han aparecido los fabricantes que los ofrecen. Esta es una de las enormes ventajas de las normas internacionales.

No hace falta que diga que todas las habitaciones del hotel hay WiFi, y, en nuestras habitaciones, funcionaba bien.

Los salones del hotel me resultaron agradables.

Uno de los salones del hotel Avenida.
Otra vista del mismo salón.

Desde la ventana de nuestras habitaciones podíamos ver las torres del Seminario de San Sebastián:

Torres del seminario vistas desde el hotel Avenida

Desde la misma ventana, además del seminario, podíamos ver la piscina.

Tras desayunar nos fuimos, y dejamos la plaza para recarga de coches eléctricos libre.

En el hotel hay al menos tres puestos de recarga de coches eléctricos.

El peine del viento

Al final de la playa de Ondarreta [2] se ubica un lugar excepcional, hay formaciones geológicas extraordinarias, hasta allí llega en oleaje del mar y su sonido es gratificante. Es en ese lugar tan especial donde el escultor Eduardo Chillida [3] puso sus esculturas que se llaman «El Peine del viento». A la vista hay tres esculturas, cada una de ellas pesando unas nueve toneladas. Pero no debemos engañarnos, para mí, tan importante como las esculturas, es el entorno que se ha conseguido. Las baldosas de piedra del suelo, las de la barandilla, los agujeros que, a veces, sueltan agua y aire y silban, …

Un aspecto espectacular es cuando hay oleaje, que las olas llegan a unos conductos que hacen que el agua salga por la plataforma superior. Entonces el aire y el agua producen un curioso sonido. Por desgracia, las propias olas estropean los conductos, por lo que rara vez pueden verse funcionando. Personalmente, tan solo he logrado verlas funcionar tres veces. La primera en 1974.

Siempre que veo esos estratos, que alguna vez estuvieron en el fondo del mar, en posición horizontal, y que ahora están casi verticales, quedo sobrecogido por el enorme poder de la naturaleza. En San Sebastián hay unos puntos interesantísimos, por ejemplo, entre las dos playas: La Concha y Ondarreta [2], hay unos estratos —tan solo un trozo— donde se ven los restos de cataclismo (choque de meteorito, vulcanismo o una mezcla de ambos) que acabó con los dinosaurios. Y, muy cerca, en Zumaya, podemos ver perfectamente el estrato negro con las cenizas del fin de los dinosaurios. Y desde allí se ven en los acantilados millones de años de estratos. Mirar de izquierda a derecha es pasearse por millones de años.

Por desgracia, teníamos que estar el día 24 en Róterdam y no nos dio tiempo a ir a verlo.

A lo lejos, dos de las esculturas del Peine del viento

Voy a acercarme para verlas más de cerca, pero nunca debemos olvidar que no se trata solo de imagen, allí hay viento, hay olor a mar, a mariscos, y las olas producen una atmósfera húmeda… todo ello le da a la vivencia algo que no puede mostrar una foto.

Dos de las tres esculturas del Peine del viento. San Sebastián. Escultura de Eduardo Chillida.
Las mismas dos esculturas un poco más cerca.
Las tres esculturas que forman el Peine del viento.

He dicho que son tres esculturas, pero eso no estrictamente cierto, pues Chillida había trabajado sobre el Peine del viento y siguió trabajando. Llegó a hacer 23 esculturas sobre el tema. La que estamos viendo es la 15, por eso oficialmente se llama «El Peine del viento XV». Las otras pueden verse en el Museo Reina Sofia [4] en el Chillida Leku [5].

Cuando hay marea viva, se pueden ver las canalizaciones que llevan el agua y el aire hasta los agujeros por los que sale el agua y silba.

La parte roja de la zona inferior izquierda es una de las canalizaciones que llevan la fuerza de las olas hasta la plataforma donde sale el agua y silba el viento.

El 23 de marzo es una fecha muy cerca al equinoccio de primavera, por lo que las mareas son muy fuertes, tanto que, desde el lugar del Peine del viento, casi hay un camino hasta la isla de Santa Clara [7].

En las mareas muy altas, hay un camino desde el Peine del viento hasta la isla de Santa Clara. El camino que apunta hacia la isla, no es natural, fue hecho a principios del siglo XX.

Casi todos los equinoccios, se puede pasar andando, eso sí, mojándose las piernas y con mucho cuidado, pues el terreno es muy resbaladizo y los accidentes frecuentes.

Desde el Peine del viento hay unas vistas muy buenas de Ondarreta y del Seminario.

Playa de Ondarreta y las torres del seminario, al fondo.

Si miramos un poco hacia nuestra izquierda tenemos otra interesante vista de San Sebastián:

Estamos en la plataforma del Peine del viento. De izquierda a derecha: isla de Santa Clara, la playa que está enfrente es «la Concha», la playa de la derecha es Ondarreta, y en el centro de la imagen, en la plataforma, se ven como unos rectángulos de piedra, son algunos de los agujeros por los que sale el agua y el viento cuando hay mucho oleaje y cuando funcionan.

Teníamos mucho viaje por delante, así que dejamos San Sebastián y nos dirigimos al norte, hacia París.

Gas GLP en Francia

Conducíamos un coche híbrido gasolina-gas GLP. Ya saben ustedes que para echar gas GLP se necesita un conector, para adaptar la entrada al coche a la manguera de la gasolinera. El conector español se llama «europeo», pero muy pronto descubrimos que de europeo tiene poco. Antes de Burdeos, necesitábamos repostar. Buscamos una gasolinera con GLP (que en muchos sitios de Francia llaman GPL) y descubrimos que el conector francés es distinto, así que tuvimos que continuar el viaje hasta Bremen, Alemania, con gasolina. ¡Menos mal que la manguera de gasolina es igual en España que en Francia!

Tal como decía, poco antes de llegar a Burdeos, vimos que había que llenar el depósito de GLP. Buscamos en una aplicación del móvil y nos dijo que, desviándose un poco de la autovía, en el pueblo de Saugnacq-et-Muret, en las Landas, había una. Allí fuimos y nos encontramos con la sorpresa de los conectores. Tuvimos otra sorpresa con los precios en Francia. En el área de servicio «Aire de la Porte des Landes-Est», una Coca Cola de medio litro 3,99 €.

A la entrada de la tienda, en aquel área de servicio, nos encontramos con unos palos, clavados en el suelo, que para mí son un enigma. No sé lo que significan. Si alguien me lo explica, le quedaría agradecido.

Palos de madera clavados verticalmente el el Área de servicio «Aire de la Porte des Landes-Est»
Detalle de las maderas. Observen que a la izquierda hay un cargador e coches eléctricos.

Tuvimos que llenar el depósito de gasolina y continuamos viaje hacia París.

Área de servicio de las Tierras del Estuario

Habiendo pasado Burdeos, en el pueblo de Virsac, en la Gironda, nos entró hambre. Íbamos con el tiempo muy justo, así que no podíamos buscar un restaurante ni nada por el estilo. Encontramos un área de servicio (Aire des Terres de l’Estuaire – A10), en el que había un entorno agradable y en el que vendían bocadillos a un precio no tan estrambótico como la Coca-Cola de las que les hablado.

Mapa de la ubicación del área de servicio de Tierras del Estuario, en la carretera A-10
Detalle del interior del área de servicio.
Disponían de una buena colección de bocatas, a precios no astronómicos.
Uno de los bocatas que elegimos. Fuera del del establecimiento hay bancos y mesas de madera para poder comer.

Allí, en aquel área de servicio vendían muchas cosas. Me sorprendieron los paquetitos de espárragos, tanto blancos como verdes.

Paquetes de espárragos.

Tras haber comido y bebido algo, emprendimos nuestra ruta hacia París.

Árboles con nidos de cuervo o escobas de bruja

Al llegar a la altura de Roquefort (que da nombre a los quesos azules de la zona y por contagio a muchos quesos azules), aproximadamente a los 45º de latitud norte, empezamos a ver árboles con una especie de bolas entre sus ramas. La mejor forma de describirlo es una fotografía:

Árboles con «bolas» a partir de los 45º de latitud norte.

A partir de ese momento árboles similares nos los encontramos en Francia, Países Bajos (Nederland o si prefieren su antiguo nombre: Holanda), Alemania, Austria, Suiza, Linchestein,… y no desaparecieron hasta estar bastante por debajo del paralelo 45 norte.

No recordaba haber visto este tipo de árboles en España (es posible que los hubiera visto, pero no los recordaba). Y me intrigaron. Hice una búsqueda rápida en internet y encontré dos posibles causas de esas «bolas». La primera era lo que se conoce como «escobas de bruja» y la segunda, mucho más prosaicas: «nidos de cuervo».

Veamos la primera opción, «escobas de bruja».

Una escoba de bruja es una deformidad en una planta leñosa, típicamente un árbol, en la cual la estructura natural de la planta se ve modificada. Una masa densa de brotes crecen a partir de un punto único, y la estructura resultante se asemeja a una escoba o nido de un ave.

Wikipedia. Entrada: escoba de bruja [8]

Hasta cierto punto, mis fotos encajaban con esa definición. He puesto elipses en dos zonas que parecen escobas de bruja puestas de pie, con el mango para abajo.

¿Escobas de bruja?

La segunda opción me la da la propia entrada de Wikipedia, pues dice: «la estructura se parece a un nido de ave».

Busqué un poco más (es maravilloso poder consultar internet en la carretera) y descubrí que esa forma es típica de los nidos de los cuervos. Volví a mirar la foto y me fijé en las elipses verdes.

Cuervos.

Así que me decanto por pensar que se trata de nidos de cuervos, pero, una vez más, no pongo la mano en el fuego, si ustedes creen otra cosa, estaría encantado de oírlos. Ya saben que mi correo es:

Al llegar a Port-d’Envaux, pude sacar esta foto:

¿Nidos de cuervo? en Port-d’Envaux.

Llegamos a París

El sol estaba muy bajo y hacía que todos los colores enrojecieran un poco:

Arco del triunfo de París.

Habíamos llegado a nuestro destino.

Esta entrada se me está haciendo muy larga, así que la voy a dejar aquí, pero como no quiero que se pierda que la jornada 3 no se ha acabado, a la siguiente entrada la llamaré 3-2.

Saludos, hasta la próxima entrada.


Bibliografía

[1] Hotel Avenida. Página web.

[2] Sansebastianturismo. Playa de Ondarreta. https://www.sansebastianturismoa.eus/es/hacer/que-ver-san-sebastian/playa-ondarreta

[3] Wikipedia. Entrada: Eduardo Chillida. https://es.wikipedia.org/wiki/Eduardo_Chillida

[4] Museo Reina Sofia. Colección Chillida. Eduardo Chillida – El peine del viento I (museoreinasofia.es)

[5] Meso Chillida Leku. Chillida Leku – Home (museochillidaleku.com)

[6] Sansebastianturismo. Playa de la concha. https://www.sansebastianturismoa.eus/es/hacer/que-ver-san-sebastian/playa-de-la-concha

[7] Sansebastianturismo. isla de Santa Clara. https://www.sansebastianturismoa.eus/es/blog/donosti-feeling/473-isla-santa-clara

[8] Wikipedia. Entrada: Escoba de brujas. https://es.wikipedia.org/wiki/Escoba_de_bruja [consultado el 11 de mayo de 2024]


Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Licencia de Creative Commons
Félix Ares y Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en felix.ares.fm.

Contacto con nosotros; el motivo de que no sea una imagen clara es para evitar que los robots la descubran y nos inunden el buzón de basura.

tapas.ares.fm.2

O bien rellenar el siguiente formulario:

[contact_bank form_id=1 show_title=true show_desc=true]