Museo de Burgos (Bugos)

Museo de Burgos es el nuevo nombre para lo que antes se llamaba «Museo Arqueológico Provincial». Tiene dos secciones, una de ellas dedicada a arqueología y prehistoria y otra dedicada a las bellas artes. En esta entrada me ocuparé tan solo de la parte arqueológica y prehistoria. Se trata de un museo con una enorme riqueza de utensilios encontrados en diversos lugares de la provincia de Burgos. El contenido es sumamente variado. Encontramos restos del paleolítico, neolítico, edad de bronce, edad de hierro, restos romanos, etc.

En el museo hay tantas y tan interesantes piezas que tratar de describir exhaustivamente su contenido es imposible. Lo único que voy a hacer es mostrar algunos ejemplos de lo que se puede ver.

Ubicación

El museo está ubicado en dos palacios del siglo XVI, uno al lado del otro. El primero, donde está la sección de prehistoria y arqueología, está en la Casa Miranda. El segundo, donde se encuentra la sección de bellas artes está en la Casa de Íñigo Angulo.

Casa Miranda (Burgos). Sede de la sección de prehistoria y arqueología del museo de Burgos. (Palacio del siglo XVI)
Patio interior del museo de Burgos.
Otra vista del patio interior del museo de Burgos
Patio interior visto desde la primera planta.

Paleolítico inferior

En el museo hay muchas piezas similares a este bifaz lanceolado. En esta técnica, alrededor de un filo se talla por las dos caras y se le da forma de punta. Este estilo se llama modo 2 o en la nomenclatura más antigua, achelense.

Restos procedentes de la trinchera del ferrocarril de Atapuerca

Sin duda Atapuerca es uno de los yacimientos más conocidos del mundo debido a los restos de antecesores humanos que allí se han encontrado. Pero no solo se han desenterrado humanos, también se ha descubierto restos de animales que hoy ya no viven en la zona.

Algunas de las cosas encontradas en Atapuerca.
Mandíbula inferior de un rinoceronte. Se trata de una especie extinta. La mandíbula tiene aproximadamente un millón de años y es de la especie Stephanornhinus etruscus.

Esta pieza fue la «pieza del mes» en septiembre de 2016. A mí me sorprendió el tamaño de los dientes. Son muy grandes.

Atapuerca, cueva mayor

Pueden verse a la izquierda punzones muy interesantes y a la derecha vasijas de cerámica.

Algunos objetos recuperados de la Cueva Mayor de Atapuerca. A la izquierda hay unos delicados punzones. A la derecha cerámica.
Detalle de la cerámica de la Cueva Mayor de Atapuerca. A mí me ha llamado la atención la cerámica negra con adornos con muchos puntos.

Túmulo de Tablada de Rudón

Hoz hecha con piedras.

Siempre me han intrigado las hoces. Si nos dejamos arrastrar por la imaginación y nos vamos a la prehistoria, me cuesta mucho trabajo pensar en el genio que fue capaz de pensar en incrustar piedras cortantes en una madera, conseguir un filo aserrado casi continuo y que fuera útil para segar cereales. Pero aquí tenemos un magnífico ejemplo.

Collar de azabache

Collares hechos de lignito (también llamado azabache) pueden verse en el museo de Burgos, junto con hachas pulimentadas y diversos abalorios.

Edad de los metales

La edad de los metales está muy bien representada en el museo.

Necrópolis de Villa Morón

Necrópolis de Lara de los Infantes

En la necrópolis de Lara de los Infantes se encontraron múltiples elementos de metal: fíbulas, Lamentablemente no fui capaz de minimizar los brillos de las vitrinas. Tal vez habría que pedir a los museos una iluminación que disminuya los brillos.

Puntas de lanza, broches, fíbulas, piezas de arnés, en la necrópolis de Lara de los Infantes

Villanueva de Teba

Torques de plata del Monasterio de Rodilla

Torques del Monasterio de Rodilla. Museo de Burgos.

Se llama torque a un collar rígido y redondeado abierto en un lado. Tiene un cierto aire a una herradura.

Estos torques del Monasterio de Rodilla son extraordinarios, tal como dice Belén Castillo del Museo de Burgos: «Los torques de plata procedentes de Monasterio de Rodilla (Burgos) constituyen un conjunto excepcional de la orfebrería prerromana de la Meseta Norte. Estas piezas, elaboradas con alambres trenzados y enrollados, responden a un proceso evolucionado en el que las influencias ibéricas y mediterráneas, transformadas por el gusto local, dan lugar a modelos propios y característicos de la orfebrería celtibérica.» (Referencia bibliográfica aquí).


Estela de Clunia

En el museo hay diversos restos obtenidos de Clunia, tanto de época romana como anterior.

A mí me ha llamado la atención una estela que me recuerda a las viejas monedas de cinco y de diez céntimos –aquellas que llamábamos «la perra chica» y «la perra gorda–. (Imágenes de la moneda de 5 céntimos de1945 pueden verla en este enlace). En la estela se muestra un jinete con escudo sobre un caballo. No podemos saber la raza del caballo, pero por el tipo algunos piensan que se trata de un caballo losino, raza propia de Castilla.

Moneda acuñada en Clunia. La leyenda dice Clounioq.

En el museo hay una excelente colección de monedas.

Lucernas

Para la iluminación, los romanos utilizaban lucernas de aceite. En el museo hay varias.

Lucernas

La diosa Isis

Colgante fálico

Fragmento lápida de Lucrecia

Procedente de Villaventín de losa y del siglo IV encontramos esta lápida funeraria de Lucrecia.

Fragmento de estela funeraria de Lucrecia (en el texto de la lápida Lucretia). Siglo IV.

Escultura de brazo en el museo de Burgos

Detalle de la escultura de un brazo en el museo de Burgos.

Es lo que queda de una escultura muy grande, de las llamadas «thoracata”; es decir las que representaban el poder de Augusto. Este brazo procede de Poza de la Sal.

Cipo funerario

Cipo funerario. Museo de Burgos.

Dinteles de ventanas visigóticos

Dintel visigótico. Siglo X.

El museo tiene muchas más cosas

El museo tiene multitud de piezas y de salas de las que ni tan siquiera he puesto una foto. Es un museo que merece la pena ser visto. Entre las cosas de las que ni siquiera hemos puesto una reseña, están la espada del Cid Campeador, relicarios medievales,… y como muestra dejo esta Santa Ana, la Virgen y el Niño, del siglo XV y un frontal del sepulcro de Santo Domingo de Silos del siglo XII.

Santa Ana, la Virgen y el Niño. Siglo XV. Procedente de la iglesia parroquial de Fuencaliente de Puerta.
Frontal del sepulcro de santo Domingo de Silos. Es de madera de roble revestido con placas de cobre doradas. (1160-1170).

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Licencia de Creative Commons


Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License. Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm

Contacto con nosotros; el motivo de que no sea una imagen clara es para evitar que los robots la descubran y nos inunden el buzón de basura.

tapas.ares.fm.2