Restaurante Van-Dos en Frómista (Palencia). Menú del peregrino 11€.

No sé si hay un acuerdo entre los restauradores del Camino de Santiago, pero he visto en sitios tan dispares como Roncesvalles (Navarra) o Frómista (Palencia) que ofrecen el menú del peregrino por 11 €.

En Frómista, tal como han podido ver en entradas anteriores, hemos comido muy bien en el restaurante del hotel San Martín, pero quisimos probar el menú del peregrino.

Vimos un restaurante que lo ofrecían. Se trata del Van-Dos, un nombre que me sorprendió pues no tengo muy claro si es que es el segundo restaurante que tienen estos dueños y, por lo tanto, “van dos” o si es un homenaje a Jean-Claude Van Damme.

El interior era un típico restaurante popular.

El menú del peregrino no estaba mal. Tenía muchas opciones para elegir.

La pizarra con el menú del peregrino.

De primer plato nos decantamos por una menestra de verdura y unos espaguetis.

La verdad es que ahora, al ver la foto de la menestra, tiene una pinta muy apetecible. Los espaguetis también.

De segundo nos decantamos por el codillo y unas albóndigas:

El codillo estaba muy bien. Las albóndigas siempre me dan miedo, pues muchas veces son de lata con un sabor a salchicha alemana que es terrible para mi gusto. Estoy convencido de que ese es el sabor que gusta pues en caso contrario los fabricantes no lo usarían, pero para mi paladar es desastroso. En este caso no hubo problemas. Las albóndigas eran caseras, con sabor a carne picada y no a salchicha alemana.

De postre elegimos melón y una tarta con salsa de frambuesa.

Todo ello estuvo acompañado de vino tinto de mesa, gaseosa y pan bregado.

Nos atendió una camarera que cumplió su papel con diligencia y profesionalidad.

Para nuestro gusto –que no tiene porqué coincidir con el de usted– la experiencia fue muy positiva.

Ubicación: Avenida del ingeniero Rivera 10. Teléfono: +34 979 81 08 61

Se trata de un restaurante sencillo, con un menú del día de 11 €. A mí me ha gustado y me ha parecido digno. A veces he tenido problemas con personas que esperan que si cito un restaurante es porque es extraordinario. No. Esa no es mi intención. Yo soy una persona normal, humilde, viajando a precios módicos. Yo no soy crítico gastronómico. Ni quiero serlo. Simplemente soy un viajero. ¿Un peregrino? Con el bolsillo no demasiado repleto y tengo que buscar lugares sencillos, donde den un producto digno. Y Van-Dos lo es.


Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Licencia de Creative Commons


Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License. Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm

Contacto con nosotros; el motivo de que no sea una imagen clara es para evitar que los robots la descubran y nos inunden el buzón de basura.

tapas.ares.fm.2

[contact_bank form_id=”1″ form_title=”show” form_description=”show”][/contact_bank]

Iglesia de San Pedro en Frómista (Palencia)

En la localidad de Frómista, Palencia, hay una joya del románico, que es la iglesia de San Martín. El ser un monumento tan importante ha hecho que otras iglesias que merecen la pena han pasado desapercibidas. Una de ellas es la iglesia de San Pedro, gótica del siglo XVI.

Vista por la noche, iluminada, a lo lejos, la iglesia de San Pedro da cierta sensación de fortaleza. Más que una iglesia gótica, parece de un románico tardío.

Al fondo, iglesia de San Pedro en Frómista (Palencia).

Esa sensación se desvanece en cuanto entramos dentro de la iglesia, indudablemente gótico.

Interior de la iglesia de San Pedro en Frómista. Al fondo, el retablo mayor que fue diseñado por Francisco Trejo de 1636 y realizado por los vecinos de Carrión José Infante y Nicolás de la Vega.

La fachada de la puerta principal es claramente renacentista.

Fachada principal de la iglesia de San Pedro de Frómista. La iglesia es gótica, del siglo XVI, pero la puerta principal es renacentista.
En esta foto se observa un detalle sumamente curioso, el pasillo, que sigue el eje central de la iglesia se tuerce. En la parte de atrás tiene una inclinación mientras que en la parte más cercana del altar tiene otra. La razón es que cuando se construyó había un arroyo y si seguían el eje recto habría que haber construido sobre tierra húmeda en un terreno inestable, por lo que la iglesia hubiera tenido problemas. Por eso decidieron cambiar la orientación del eje central.

Dentro de la iglesia hay un pequeño museo. Hay pinturas de José con el niño y un cristo crucificado, que se atribuyen a Gregorio Ferro…

Si pasan por Frómista, no se limiten a ver San Martín, hay otras cosas que merecen la pena.


Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Licencia de Creative Commons


Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License. Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm

Contacto con nosotros; el motivo de que no sea una imagen clara es para evitar que los robots la descubran y nos inunden el buzón de basura.

tapas.ares.fm.2

[contact_bank form_id=”1″ form_title=”show” form_description=”show”][/contact_bank]