Castillo de Peñaranda de Duero (Burgos)

17 de septiembre de 2020

Con Alfonso III (866-910) de Asturias, la frontera entre la España cristiana y la España musulmana quedó fijada en el río Duero. Pero eso no significaba que no hubiera guerras y escaramuzas. De modo que los musulmanes conquistaban tierras del norte y viceversa. Para defenderse de esas continuas guerras, se hicieron muchos castillos en las riberas del Duero (otro días hablaremos de los magníficos vinos de la Ribera del Duero). Uno de los castillos más significativos es el de Peñaranda del Duero, aunque fue reformado en el siglo XV, y lo que hoy vemos data de ese siglo. Este castillo es uno de los mejores ejemplos que nos quedan de aquellas épocas turbulentas. Pensándolo bien: ¿qué época no fue turbulenta?

Peñaranda del Duero es un pueblo con muchos restos medievales que merece la pena visitar, pero hoy me quiero centrar en su castillo. En los paneles informativos que ha puesto en el castillo la diputación de Burgos, nos dice que: “Se suele asociar una fortificación en este lugar con el avance que el año 912 realizaron los cristianos hasta el Duero, pero la primera cita documental es del siglo XI. Su fundación se remonta a los tiempos del Conde Castilla Fernán González, cuando el río Duero se alzó como frontera divisoria entre moros y cristianos.

Fernando IV el emplazado, donó la población a Don Fernando Ruíz de Amaya. En el siglo XV, Don Diego López de Zúñiga y Avellaneda, primer conde de Miranda del Castañar y Condestable de Castilla, reconstruyó la fortaleza existente siguiendo las normas tácticas y estratégicas de la época”.

Aquí leemos claramente que existía una fortaleza anterior, pero que lo que nosotros podemos contemplar es del siglo XV, salvo unos escasos restos ubicados en el interior del actual castillo.

Dibujo de “España, sus monumentos y artes, su naturaleza e historia (1884)”. Del que es autor: Rodrigo Amador de los Ríos. Los grabados y litografias son de: De Laurent, Joarizty y Mariezcurrena. Dibujos de Isidro Gil y cromos de Xumetra. Página 973. De Wikimedia.E l libro se puede ver aquí: https://archive.org/stream/espaasusmonument03barc/espaasusmonument03barc#page/n4/mode/1up

Husmeando por internet, he encontrado este vídeo con vistas aéreas de Castillo de Peñaranda.

Entrada, orientada al este.

El castillo se alza sobre un roquedo que domina la llanura. Sin duda es un punto estratégico. Delante de la puerta había un foso tallado en roca viva y que con toda probabilidad tenía un puente levadizo, que hoy no se conserva. La estructura del castillo se adapta a la forma de la roca sobre la que se sustenta.

La puerta de entrada (orientada al este) tal como se ve hoy en día.

Las tres estructuras cilíndrica que están al lado de la puerta se llaman cubos. El de la izquierda y el de la derecha muestran almenas, que en su día sirvieron para defenderse de posibles ataque. El cubo del medio ha perdido sus almenas. A la izquierda de esta fotografía; es decir, al sur, se encuentra el pueblo de Peñaranda de Duero.

En un castillo feudal se llaman cubos a las estructuras cilíndricas, normalmente de pequeño tamaño adosadas al recinto principal. Pueden ser de varios pisos, en los que se encuentran diversos sistemas de defensa como troneras o aspilleras desde las que disparar al enemigo.

Entrada a uno de los cubos de la entrada.
Parte superior del cubo visto desde abajo.
Tras pasar la puerta se descubre un espacio muy amplio. Al fondo, la torre del homenaje. En este caso, en dicha torre se ha instalado un centro de interpretación de los castillos medievales. Las barandillas que se ven a la izquierda, son un mirador desde e que se ve el pueblo de Peñaranda del Duero.

La torre del homenaje es la torre más alta del castillo y también es la más inexpugnable. Normalmente estaba en el centro del recinto, por lo que era el sitio más difícil de llegar. Se construían para la protección, no obstante normalmente en ellas se podía vivir cómodamente.

Peñaranda del Duero vista desde en castillo. En el centro la excolegiata abacial de Santa Ana. Hoy es simplemente iglesia de Santa Ana. Construida a en los siglos XVI y XVII.
Otra vista del pueblo y de su iglesia. Peñaranda de Duero.
La Posada Ducal, al lado de la iglesias. Desde el castillo. Peñaranda de Duero.
La torre del homenaje desde la puerta de entrada.

Observen que la torre del homenaje no tiene la puerta en el suelo, sino que hay que subir unas escaleras de madera que se quitaban en caso de conflicto, para dificultad su asalto.

La torre del homenaje. Castillo de Peñaranda de Duero. Arriba, el matacán.

El voladizo de arriba, se llama matacán. El motivo de estar hueco es para poder arrojar cosas al enemigo desde allí.

Matacán. Dibujo de dominio público. Archivos de Pearson Scott Foresman, donados a la Wikimedia Foundation.

Viollet-le-Duc  en su Dictionnaire raisonné de l’architecture française du XIe au XVIe siècle, Tome 6, nos muestra este dibujo, en el que podemos ver cómo eran los matacanes en Francia y, además, en la parte alta de la torre podemos ver una aspillera en cruz.

Matacán según Violet-le-Duc. De su libro: Dictionnaire raisonné de l’architecture française du XIe au XVIe siècle, Tome 6. El libro hoy en día es de dominio público y el dibujo ha llegado a mis manos a través de Wikimedia.

Otra vista de la torre del homenaje.
Un detalle del matacán de la torre del homenaje del castillo de Peñaranda de Duero.

Los muros de la torre del homenaje suelen ser muy gruesos para resistir los golpes de ariete del enemigo. Para subir a las plantas superiores usualmente había que hacerlo por escaleras de caracol muy estrechas y fácilmente bloqueables.

Las almenas de la torre del homenaje están tal altas que es muy difícil llegar a ellas.

Al fondo la torre del homenaje. A la izquierda las almenas y el adarve.

El adarve también se conoce con el nombre de paso de ronda. Ese camino es para el servicio de las almenas, para que pudieran circular los vigilantes, los arqueros, etc.

Castillo de Peñaranda de Duero.
Restos de un cubo.
Aquí se ve muy bien que el castillo está construido sobre un roquedal y que su forma se ha adaptado a la de la roca.
Una aspillera en el castillo de Peñaranda de Duero.

Las aspilleras se hacían para permitir lanzar flechas o lanzas. La forma abocinada se debe a dos cosas: 1) por fuera, la abertura era muy estrecha para dificultar la entrada de las armas arrojadizas lanzadas por el enemigo. 2) Por dentro era mucho más ancha por lo que podían disparan en diversos ángulos.

Aspillera de palo y orbe en el castillo de Peñaranda de Duero.

Las aspilleras no siempre eran una simple ventana rectangular. Podía tener diversas formas, una de las más típicas es la que, además de la ranura rectangular, tiene un agujero circular en el centro. También las hay con agujero circular en la parte de abajo o arriba. Y las hay en forma de T (llamadas de T y orbe) y en forma de cruz (una ventana rectangular vertical y otra que le cruza por la mitad en horizontal), estas últimas se llaman de cruz y orbe.

En el cubo de la derecha e la entrada podemos ver una aspillera con la abertura circular abajo.

Cuando los cañones se fueron popularizando, para poder emplazarlos, las aspilleras se hicieron más grandes.

Al fondo, la puerta por la que entramos, que ahora se ha convertido en puerta de salida.
La parte superior de uno de los cubos de la salida. Se ven las almenas en lo alto.
Interior de un cubo.
La puerta de entrada/salida, vista desde dentro. Desde esta posición apenas se ve el cubo del medio.
Lo que vemos al salir. Con ello termina nuestra visita.

Tan solo nos queda decir que el pueblo de Peñaranda tiene muchas más cosas que su castillo. Únicamente como ejemplo, le dejo una puerta de su antigua muralla.

Puerta almenada de la antigua muralla de Peñaranda de Duero.

Horarios y precios pueden verse en esta dirección: http://www.xn--pearandadeduero-zqb.es/lugares-de-interes/castillo-de-penaranda-de-duero.

En resumen, la entrada al patio de armas está abierta todo el año. Pero la torre del homenaje, tan solo abre algunos días y a algunas horas:

Horario de Verano ( 19 de junio al 15 de septiembre)

Miércoles: Tarde de 17:00 a 19:30 (entrada libre)

Jueves: Tarde de 17:00 a 19:30 (se paga 3€ la tarifa general y 1€ los niños)

Viernes, sábados y domingos: mañanas de 11:00 a 13:30 y tardes de 17:30 20:00 horas. ((se paga 3€ la tarifa general y 1€ los niños)

Horario de invierno (1 de octubre al 30 de mayo), la torre del homenaje permanece cerrada.



Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros; el motivo de que no sea una imagen clara es para evitar que los robots la descubran y nos inunden el buzón de basura.


tapas.ares.fm.2

Cementerio cinematográfico de Sad Hill (El bueno, el feo y el malo) en Santo Domingo de Silos (Burgos)

11 de septiembre de 2020

Duelo en el cementerio de Sad Hill, de la película “El bueno, el feo y el malo” del director Sergio Leone.

Uno de los lugares más visitados de Santo Domingo de Silos no tiene nada que ver con su fantástico románico, sino con una ficción: el cementerio (falso) de Sad Hill (cuya traducción sería Colina Triste), donde se enfrentan “El bueno, el feo y el malo”, una película emblemática de Sergio Leone, filmada en 1966.

Realmente el falso cementerio no está solo en Santo Domingo, está entre Contreras, Santo Domingo y Carazo.

Ubicación del cementerio cinematográfico de Sad Hill, entre los municipios de Santo Domingo de Silos, Carazo y Contreras, en Burgos.

Hace ya muchos años que yo me interesé por el cine. Incluso hice mis pinitos en dirección. Tuve la inmensa suerte de ser amigo de un productor de cine, lo que me permitió acceder a los manuscritos de los guiones. Y, lo que en mi opinión es más importante, me permitió usar equipos profesionales para mis experimentos cinematográficos. Sin duda eran muy malos; pero eran mis experimentos.

Al hablar de teatro me refiero al teatro estándar, no es de mimos o el Kabuki. Una de las cosas que aprendí de las clases, de los guiones, y de mi tutor fue que una de las grandes diferencias entre el teatro y el cine es que en el teatro lo esencial son las palabras, sin embargo, en el cine lo son las imágenes. El teatro no tiene ni cambios de plano, ni primeros planos, … Un gesto en la cara, visto a veinte metros de distancia, no significa nada. Visto en la pantalla grande, en primer plano, puede significar mucho. Él me decía que el cine por excelencia es el que no tiene diálogos, pero sí música. La música es un personaje imprescindible en el cine. Y en “El feo, el bueno y el malo” la música es, nada menos, de Ennio Morricone.

“Doce hombres sin piedad” es una película magnífica, pero más que película es teatro filmado. Un magnifico teatro, pero teatro, no cine.

Sin embargo, una película del oeste, como es “El bueno, el feo y el malo”, dirigida por mi admirado Sergio Leone, es cine en estado puro. Cine.

La escena que ponía más arriba, la del duelo en el cementerio de Sad Hill, es cine en estado puro: ni una palabra; tan solo música y combinación de planos. Un plano general con los tres, primeros planos a cada uno de ellos; planos medios a dos de ellos, …

La escena del cementerio de Sad Hill se supone que ocurre en Nuevo Méjico, pero la realidad es que ese cementerio se hizo en Santo Domingo de Silos. Nada que ver con el románico. Nada que ver con la vida de los monjes. Decorado puro y simple, ¿SImple?

El decorado se hizo con ayuda de los habitantes de la zona en 1966. Poco a poco se fue deteriorando; pero al celebrar el quincuagésimo aniversario de la película; es decir, 2016, lo restauraron, añadieron alguna cosa y es lo que hoy puede verse.

En Santo Domingo de Silos hay una señal que índica cómo llegar (andando) al cementerio.

Señal del cementerio en Santo Domingo de Silos.

Me sorprende que el falso cementerio de Sad Hill atraiga más turistas que le monasterio de Santo Domingo… pero, confieso, que yo mismo me sentí atraído por la leyenda cinematográfica y fui a verlo. La carretera es mala. Muy mala. Pero cuando se llega allí, se recuerda la película.

Letrero en hierro de Sad Hill.
Letrero en hierro de Sad Hill.

Como pueden ver incluso la novia de una boda ha venido a ver Sad Hill. También vinieros otros invitados a la misma.

Letrero en hierro de Sad Hill.

Un poco más adelante nos encontramos con la inconfundible silueta de Clint Eastwood.

Silueta de Clint Eastwood. Cementerio de Sad Hill.
Una cartel nos habla de la película “El bueno, el feo y el malo”.

Y también hay una placa homenaje a Sergio Leone.

Cementerio de Sad Hill.
Cementerio de Sad Hill.
Cementerio de Sad Hill.
Cementerio de Sad Hill.
Cementerio de Sad Hill.
Cementerio de Sad Hill.
Cementerio de Sad Hill.
Cementerio de Sad Hill.
Cementerio de Sad Hill.
Cementerio de Sad Hill.
Cementerio de Sad Hill.
Cementerio de Sad Hill.
Cementerio de Sad Hill.
Cementerio de Sad Hill.
Cementerio de Sad Hill.

Además, en este lugar se dan buenas setas, como nos da a entender este letrero.

Cementerio de Sad Hill.

Al igual que en Santo Domingo de Silos hay una señalización que indica cómo llegar al cementerio, creo que sería bueno que en el cementerio se dijera alguna cosa de Santo Domingo de Silos, como por ejemplo que su monasterio es una joya del románico.


.


Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros; el motivo de que no sea una imagen clara es para evitar que los robots la descubran y nos inunden el buzón de basura.


tapas.ares.fm.2

Comer en Santo Domingo de Silos (Burgos)

11 de septiembre de 2020

Silos 2000 es un hotel restaurante con menú del día asequible y con un servicio eficiente y amable.

Tras visitar el monasterio de Santo Domingo de Silos, ya eran las dos de la tarde y teníamos que buscar un sitio para comer. En el pueblo hay varios sitios, pero nosotros nos decantamos por el hotel restaurante Silos 2000 por varias razones; una de ellas que tenía un gran letrero que decía que tenía menús del día. Creo recordar que el precio era de 11,50€ pero de eso no pongo la mano en el fuego. Lo que sí recuerdo es que se incluía la bebida, incluso vino.

Hotel restaurante Silos 2000, está a la entrada del pueblo.
Tal como decíamos en el menú del día se incluye la bebida, incluso vino. En este caso, nosotros pedimos un blanco de la zona: un verdejo de Rueda.
Un plato de calamares empanados.
Estando en la provincia de Burgos, no me resistí a pedir un plato de morcilla de Burgos.
Carne estofada con patatas fritas.
Un buen plato de alubias.
¿Pisto? La verdad es que no lo recuerdo.

Ubicación

Calle Santo Domingo, 74, 09610 Santo Domingo de Silos, Burgos

Teléfono: 947 39 01 32

Conclusión

Si están por Santo Domingo de Silos y quieren comer o cenar con menú del día por 11,50 Euros por persona, el hotel Silos 2000 es un buen sitio.


.


Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros; el motivo de que no sea una imagen clara es para evitar que los robots la descubran y nos inunden el buzón de basura.


tapas.ares.fm.2

Otro paseo por Burgos

En esta ocasión salgo del hotel y paseo sin rumbo fijo por Burgos…

Monumento a las fuerzas armadas

Al comenzar el paseo me encuentro con una plaza con un monumento que me recuerda a los arcos hechos con colmillos de elefante. Pero, no, no son colmillos de elefante, ni son dos, son tres “colmillos”.

Se trata de un monumento a las fuerzas armadas, realizado por el escultor Juan de Ábalos, que está ubicado en la Avenida de la Paz.

Monumento a las fuerzas armadas. Escultor: Juan de Ábalos.

De este monumento incluso se hizo un sello en 1983.

Sello con el monumento a las fuerzas armadas en Burgos.

Iglesia de San Lesmes

La iluminación de la iglesia de San Lesmes realza su estampa. Se trata de una iglesia gótica del siglo XIV, aunque su austera fachada pudiera hacernos pensar que es anterior. En esta iglesia están enterrados los restos de San Lesmes Abad.

Gigantillos

El nombre es curioso. Gigante significa grande, pero la terminación illos me hace pensar en algo pequeño; así que se trata de algo así como gigantes pequeños. Me recuerda aquel gag (¿de Les Luthier?) donde decían que el circo tenía los enanos más altos del mundo.

En las fiestas de Burgos desde 1899 aparecían unas figuras de gigantes en cartón piedra. Los típicos gigantes y cabezudos de muchas partes de España. Estos de Burgos medían 2,40 m de alto y pesaban 60 k. En 1973 se quemaron, pero el ayuntamiento los reconstruyó.

En 2010 el escultor Teodoro Antonio Ruiz Ruiz creó una escultura en homenaje a los personajes de cartón piedra. Para mi gusto, estos gigantes-enanos tienen mucho encanto.

Los “gigantillos” de Burgos.

Monasterio de San Juan

Al lado de la iglesia de San Lesmes está el monasterio de San Juan, que se fundó en 1901.

A la izquierda se ve una parte de la iglesia de San Lesmes, en el centro el monasterio de San Juan. Burgos

Los dulzaineros

En la calle de San Lesmes nos encontramos con una escultura que representa a un dulzainero y un tamborilero. Es una obra del escultor que hemos mencionado para los “gigantillos”: Teodoro Antonio Ruiz Ruiz.

Escultura llamada de “los dulzaineros”. Muestra un dulzainero y un tamborilero. Al fondo, las murallas de Burgos.

Peligro, zona de forjados

No sabía que los forjados representaban ningún problema, pero debe serlo a juzgar por esta curiosa señal que está al lado del hotel.

Peligro, zona de forjados.

Sinceramente, no sé qué significa. Es evidente que por ahí no se puede pasar con el coche… ¿Es eso lo que quiere decir? ¿El forjado del suelo no resistiría el peso de un coche?

Restaurante Maridaje

Paseando por las calles vimos un restaurante con muy buena pinta y con un menú que parecía muy interesante. Se llamaba Maridaje. El menú ofrecía un menú del día por 12,50 € y otro e 16 € con platos que parecían muy interesantes. Por desgracia no pudimos probarlo, pues hay que pedir reserva con semanas de anticipación.

Restaurante Maridaje’s

Nos hubiera gustado probarlo, pero no fue posible. En otra ocasión lo intentaremos.

Restaurante Salamanca, al lado de la estación de autobuses

En vista de que probar el Maridaje’s era imposible decidimos ir a los conocido. Un restaurante al que solemos ir muchas veces cuando llegamos a Burgos en autobús. Se llama Salamanca. Es un restaurante sencillo, pero que a nosotros nos gusta lo que ponen. Para nuestro gusto le sobra la televisión, pero, por suerte, las dos ultimas veces que hemos estado la tenían apagada.

Restaurante Salamanca. Enfrente de la entrada a la estación de autobuses.
Aspecto de la barra.
Y de postre melón de piel de sapo.

La cafetería Salamanca está en la calle Miranda 7. Si vamos al principio de la calle, llegamos a la plaza Vega y desde allí se ve la catedral, aunque los grafitis han logrado que la imagen sea bastante fea.

La catedral de Burgos desde plaza Vega, “adornada” por grafitis.

Y aquí acabó nuestro paseo. Nos fuimos en tren. Lamentablemente, la nueva estación de tren está muy, muy lejos de aquí.


Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Licencia de Creative Commons


Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros; el motivo de que no sea una imagen clara es para evitar que los robots la descubran y nos inunden el buzón de basura.

tapas.ares.fm.2

Hotel y restaurante en Burgos

En mi último viaje a Burgos volví al Hotel Bulevar, en el que ya había estado otras veces y comí en el restaurante chino Hong Kong

No suelo recomendar hoteles o restaurantes debido a que cada persona tiene sus gustos y sus circunstancias, por lo que lo que a uno le gusta a otro no. En este caso señaló tanto el hotel como uno de los restaurantes en los que comí. A mí me parecieron dignos, pero, obviamente, mis gustos no tienen que coincidir con los suyos.

Hotel Rice Bulevar

Está ubicado en el centro de la ciudad, en el barrio de San Agustín. Para los que llegan en autobús, es interesante pues está a 700 m de la estación de autobuses. Por desgracia, está muy lejos de la estación de tren (a 8 km), pero es que dicha estación está muy lejos del centro de la ciudad.

La página web del hotel: https://www.hotelbulevarburgos.com/

Bonifacio Zamora de Usabel, 1 A – 9001 Brugos
recepcionb@ricehotelesburgos.com
Tel: +34 947 203 000 – Fax: +34 947 204 000

Hotel Rice Bulevar (Burgos)

En mi caso ya he estado varias veces en este hotel, las razones que me impulsaron para elegirlo fueron el precio, la ubicación, la calidad de la habitación, las vistas desde la misma y la amabilidad del personal.

Lamentablemente no todas las habitaciones tienen a la catedral como vista.

En Burgos hay muchas iglesias preciosas, comenzando por la fabulosa catedral, aunque quiero destacar una iglesia sencilla, por la razón de que está tan cerca del hotel, que al ir hacia el centro casi es obligado pasar por ella.. Es la Iglesia de San Cosme y San Damián.

Es una iglesia del siglo XVI, podríamos decir que es un gótico tardío en el que hay detalles del renacimiento, por ejemplo la portada.

Restaurante chino Hong Kong

A este restaurante fuimos a cenar. Tiene un menú de noche por 8,95 €.

Está en la Calle Madrid 4 y su teléfono es el 947 25 03 57

A mí me gusta la comida china y, normalmente, me gustan los restaurantes chinos pues suelen ser tranquilos. Una de sus características, que por desgracia están perdiendo, es que en ellos no había televisión. No soporto ir a comer y que tengan una televisión encendida. En este todavía no hay televisión y por la noche suele ser muy tranquilo. Había un restaurante chino al que solíamos ir en Salamanca. La última vez que fuimos habían puesto televisión. Éramos los únicos clientes. Pedimos que si podían quitar la tele. Nos dijeron que no pues “lo querían los clientes”. Insisto en que éramos los únicos clientes. Nos fuimos y probablemente nunca volveremos.


Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Licencia de Creative Commons


Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License. Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm

Contacto con nosotros; el motivo de que no sea una imagen clara es para evitar que los robots la descubran y nos inunden el buzón de basura.

tapas.ares.fm.2

Museo de Burgos (Bugos)

Museo de Burgos es el nuevo nombre para lo que antes se llamaba «Museo Arqueológico Provincial». Tiene dos secciones, una de ellas dedicada a arqueología y prehistoria y otra dedicada a las bellas artes. En esta entrada me ocuparé tan solo de la parte arqueológica y prehistoria. Se trata de un museo con una enorme riqueza de utensilios encontrados en diversos lugares de la provincia de Burgos. El contenido es sumamente variado. Encontramos restos del paleolítico, neolítico, edad de bronce, edad de hierro, restos romanos, etc.

En el museo hay tantas y tan interesantes piezas que tratar de describir exhaustivamente su contenido es imposible. Lo único que voy a hacer es mostrar algunos ejemplos de lo que se puede ver.

Ubicación

El museo está ubicado en dos palacios del siglo XVI, uno al lado del otro. El primero, donde está la sección de prehistoria y arqueología, está en la Casa Miranda. El segundo, donde se encuentra la sección de bellas artes está en la Casa de Íñigo Angulo.

Casa Miranda (Burgos). Sede de la sección de prehistoria y arqueología del museo de Burgos. (Palacio del siglo XVI)
Patio interior del museo de Burgos.
Otra vista del patio interior del museo de Burgos
Patio interior visto desde la primera planta.

Paleolítico inferior

En el museo hay muchas piezas similares a este bifaz lanceolado. En esta técnica, alrededor de un filo se talla por las dos caras y se le da forma de punta. Este estilo se llama modo 2 o en la nomenclatura más antigua, achelense.

Restos procedentes de la trinchera del ferrocarril de Atapuerca

Sin duda Atapuerca es uno de los yacimientos más conocidos del mundo debido a los restos de antecesores humanos que allí se han encontrado. Pero no solo se han desenterrado humanos, también se ha descubierto restos de animales que hoy ya no viven en la zona.

Algunas de las cosas encontradas en Atapuerca.
Mandíbula inferior de un rinoceronte. Se trata de una especie extinta. La mandíbula tiene aproximadamente un millón de años y es de la especie Stephanornhinus etruscus.

Esta pieza fue la «pieza del mes» en septiembre de 2016. A mí me sorprendió el tamaño de los dientes. Son muy grandes.

Atapuerca, cueva mayor

Pueden verse a la izquierda punzones muy interesantes y a la derecha vasijas de cerámica.

Algunos objetos recuperados de la Cueva Mayor de Atapuerca. A la izquierda hay unos delicados punzones. A la derecha cerámica.
Detalle de la cerámica de la Cueva Mayor de Atapuerca. A mí me ha llamado la atención la cerámica negra con adornos con muchos puntos.

Túmulo de Tablada de Rudón

Hoz hecha con piedras.

Siempre me han intrigado las hoces. Si nos dejamos arrastrar por la imaginación y nos vamos a la prehistoria, me cuesta mucho trabajo pensar en el genio que fue capaz de pensar en incrustar piedras cortantes en una madera, conseguir un filo aserrado casi continuo y que fuera útil para segar cereales. Pero aquí tenemos un magnífico ejemplo.

Collar de azabache

Collares hechos de lignito (también llamado azabache) pueden verse en el museo de Burgos, junto con hachas pulimentadas y diversos abalorios.

Edad de los metales

La edad de los metales está muy bien representada en el museo.

Necrópolis de Villa Morón

Necrópolis de Lara de los Infantes

En la necrópolis de Lara de los Infantes se encontraron múltiples elementos de metal: fíbulas, Lamentablemente no fui capaz de minimizar los brillos de las vitrinas. Tal vez habría que pedir a los museos una iluminación que disminuya los brillos.

Puntas de lanza, broches, fíbulas, piezas de arnés, en la necrópolis de Lara de los Infantes

Villanueva de Teba

Torques de plata del Monasterio de Rodilla

Torques del Monasterio de Rodilla. Museo de Burgos.

Se llama torque a un collar rígido y redondeado abierto en un lado. Tiene un cierto aire a una herradura.

Estos torques del Monasterio de Rodilla son extraordinarios, tal como dice Belén Castillo del Museo de Burgos: «Los torques de plata procedentes de Monasterio de Rodilla (Burgos) constituyen un conjunto excepcional de la orfebrería prerromana de la Meseta Norte. Estas piezas, elaboradas con alambres trenzados y enrollados, responden a un proceso evolucionado en el que las influencias ibéricas y mediterráneas, transformadas por el gusto local, dan lugar a modelos propios y característicos de la orfebrería celtibérica.» (Referencia bibliográfica aquí).


Estela de Clunia

En el museo hay diversos restos obtenidos de Clunia, tanto de época romana como anterior.

A mí me ha llamado la atención una estela que me recuerda a las viejas monedas de cinco y de diez céntimos –aquellas que llamábamos «la perra chica» y «la perra gorda–. (Imágenes de la moneda de 5 céntimos de1945 pueden verla en este enlace). En la estela se muestra un jinete con escudo sobre un caballo. No podemos saber la raza del caballo, pero por el tipo algunos piensan que se trata de un caballo losino, raza propia de Castilla.

Moneda acuñada en Clunia. La leyenda dice Clounioq.

En el museo hay una excelente colección de monedas.

Lucernas

Para la iluminación, los romanos utilizaban lucernas de aceite. En el museo hay varias.

Lucernas

La diosa Isis

Colgante fálico

Fragmento lápida de Lucrecia

Procedente de Villaventín de losa y del siglo IV encontramos esta lápida funeraria de Lucrecia.

Fragmento de estela funeraria de Lucrecia (en el texto de la lápida Lucretia). Siglo IV.

Escultura de brazo en el museo de Burgos

Detalle de la escultura de un brazo en el museo de Burgos.

Es lo que queda de una escultura muy grande, de las llamadas «thoracata”; es decir las que representaban el poder de Augusto. Este brazo procede de Poza de la Sal.

Cipo funerario

Cipo funerario. Museo de Burgos.

Dinteles de ventanas visigóticos

Dintel visigótico. Siglo X.

El museo tiene muchas más cosas

El museo tiene multitud de piezas y de salas de las que ni tan siquiera he puesto una foto. Es un museo que merece la pena ser visto. Entre las cosas de las que ni siquiera hemos puesto una reseña, están la espada del Cid Campeador, relicarios medievales,… y como muestra dejo esta Santa Ana, la Virgen y el Niño, del siglo XV y un frontal del sepulcro de Santo Domingo de Silos del siglo XII.

Santa Ana, la Virgen y el Niño. Siglo XV. Procedente de la iglesia parroquial de Fuencaliente de Puerta.
Frontal del sepulcro de santo Domingo de Silos. Es de madera de roble revestido con placas de cobre doradas. (1160-1170).

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Licencia de Creative Commons


Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License. Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm

Contacto con nosotros; el motivo de que no sea una imagen clara es para evitar que los robots la descubran y nos inunden el buzón de basura.

tapas.ares.fm.2