Desayuno en azul: ríos de arena

Lunes, 15 de abril de 2013

AZUL TIRRENO

El desayuno para madrugadores me pilla al amanecer y el intenso color azul del mar Tirreno me llama poderosamente la atención. Hay un color para coches que se llama Azul Tirreno, nunca había entendido el nombre hasta hoy. Hasta este desayuno con unos colores de mar espectaculares.

Mar Tirreno azul

Mar Tirreno azul. Al fondo las costas de Italia

También me sorprendió la calma del mar, casi un espejo si no fuera por las olas que deja nuestro propio buque. Un espejo de un azul intenso surcado por ríos de color más claro.

IMG_0923.CR2_UP6F3W

 

A estas horas el personal de limpieza aprovecha para limpiar cubiertas y cristales. Las mangueras dejan gotas de agua en los cristales. No es lluvia, pero lo parece:

IMG_0924.CR2_H46N3W

 

Una vez más, el Sol, al fondo me recuerda al ojo de Ra

Ojode Ra, también conocido como ojo e Horus. Gentileza Wikimedia

Ojo de Ra, también conocido como ojo de Horus. Gentileza Wikimedia

IMG_0929.CR2_OVOC3W

IMG_0931.CR2_17IM3W

IMG_0933.CR2_QR2I3W

IMG_0937.CR2_KHI43W

En su día, para conseguir fotos con destellos utilizaba los filtros creativos, concretamente filtros Cokin, pero no los he traído. Estas fotos son sin filtros, los destellos se producen en el borde los cristales biselados del barco.

RÍOS DE ARENA

A veces el mar nos sorprende con “ríos” de un azul claro que surcan el azul oscuro.

Ríos claros

Ríos claros

Siempre me han intrigado esas bandas de color claro. Parece como si un barco hubiera pasado por allí y hubiera dejado su estela, pero ¿por qué la estela es de color más claro?

IMG_0927.CR2_PGHR3W

 

¿Por qué hay tantas estelas? ¿Por qué algunas se bifurcan?

IMG_0928.CR2_98QK3W

 

Ríos, estelas…

A lo largo de este viaje, con el café de madrugadores en la mano, me he preguntado por la razón de ese cambio de color, por las razones de esos ríos de color claro, que tan bien se ven aquí, en el mar Tirreno.

La razón parece estribar en la arena en suspensión en el agua. Supongamos que el mar no es muy profundo –este es el caso pues estamos muy cerca de la costa– y pasa un barco. La hélice remueve la arena del fondo que se queda en suspensión en el agua. Como en este caso la arena es blanquecina la estela es de color blanco. la arena suspendida queda así muchas horas.

Pero no solo son los barcos, también son los ríos y las corrientes. Los ríos arrastran arena, cuando penetran en el mar dejan su arena flotando, arena que produce caminos blancos. Las corrientes marinas remueven el fondo y lanzan las partículas claras a la superficie.

A la hora del desayuno normal –no el de madrugadores– llegábamos al puerto de Civitavecchia, puerto de cruceros de Roma:

Bienvenidos al puerto de CibitaVecchia

Bienvenidos al puerto de Civitavecchia

Nota fotos, texto y vídeo. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con
Licencia de Creative Commons
Félix Ares y Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr

Mediterráneo (1)

12 de abril de 2013

El día 12 de abril lo pasamos navegando por el Mediterráneo. Estar en este mar es casi como estar en casa. Me pasé largos ratos mirando las olas, el horizonte, los distintos colores del mar,…

A veces es un mar muy pacífico, tan en calma que parece un lago sin oleaje:

IMG_0555.CR2_XCHM3W

Pero basta recordar “La Odisea” para saber que es un mar violento, que cuando Poseidón se enfada es terrible. Recuerdo que hace muchos años –unos 25– navegando en las proximidades de Creta empezó una tormenta y me mareé, devolví y pasé doce hora fatales. Por suerte, en esta ocasión el mar ha sido muy benévolo.

Por la mañana creí percibir una isla a lo lejos.

¿Una isla en el horizonte?

¿Una isla en el horizonte? ¿Se trata de Gaudos?

Gaudos es la isla más al sur de Grecia.

Al ver mis dificultades para definir si es una isla o nubes más oscuras, volví a maravillarme de los navegantes antiguos que eran capaces de llegar a islas minúsculas.

Estamos en aguas que un día muy lejano fueron dominadas por las naves de Creta. La civilización minoica. Y no pude menos que imaginar preciosos frescos que nada tienen que envidiar a los actuales:

El fresco de las mujeres de Cnosos. Autor cavorite. Gentileza de Wikimedia

El fresco de las mujeres de Cnosos. Autor cavorite. Gentileza de Wikimedia

Y me pregunté por el fin trágico de la civilización minoica. ¿Fue barrida por la explosión de la isla de Santorini? ¿Los movimientos geológicos que produjo cortaron las fuentes de agua?…

Me imaginé a Ulises, al Laberinto, a su toro, a Ariadna,…

Al imaginarme las islas griegas veo barcos, velas, guerreros,… turistas, bañadores, sol y playa. Pero me resulta muy difícil imaginarme nieve… ¿Nieve en la isla grande más sur de Grecia?

Mapa del Costa Deliziosa

Mapa del Costa Deliziosa

Al fondo Creta

Al fondo Creta

Aquello del fondo tiene que ser Creta.

Nieve en las cumbres de Creta

Nieve en las cumbres de Creta

A lo lejos vemos un monte con nieve. Nieve en el sur de Grecia. Probablemente se trate del monte Ida.

IMG_0575.CR2_JS1D3W

El día transcurrió con toda normalidad. Más mar, más olas, más extraños dibujos en los colores de las aguas,… y más puestas de Sol.

Snochecer en un Mediterráneo muy tranquilo

Anochecer en un Mediterráneo muy tranquilo

Después tuvimos una cena de gala con el capitán. La última, pues nuestro crucero de la vuelta al mundo está tocando a su fin. Y “radio macuto” dice que el Civitaveccia nuestro capitán se irá y que subir a bordo uno nuevo.

La cena estuvo bien, pero con excesivo calor y demasiado tiempo en servir. Tardaron más que en las cenas normales.

Hubo lo típico en estos casos: Champán, perdón, que las normas de la UE no dejan llamar llamar champán nada más que a los vinos espumosos de la región francesa de Champagne. Repito: Cook’s un vino espumoso de California que no estaba mal:

IMG_0593.CR2_XTJQ3W

Pero, entre nosotros, prefiero el “Viuda de Clicquot”, tal vez porque el método Champenoise de fabricar vinos espumosos se los debemos enteramente al abad Dom Pierre Pérignon y a la Veuve de Clicquot.

Antes del postre –una deliciosa tarta– los camareros hicieron el típico desfile con luces.

Camarero desfilando en la cena de gala.

Camarero desfilando en la cena de gala.

En esta ocasión no he difuminado su cara, pues todo el mundo sacaba fotos y se supone que en su sueldo está la obligación de permitir que los viajeros les fotografien.

IMG_0595.CR2_AWHE3W

La verdad es que a mí estas cosas me aburren bastante, así que me dedique a esperar la tarde haciendo fotos a las cosas más tontas; por ejemplo esta vela que se refleja en la columna de metal.

Vela

Vela

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Licencia de Creative Commons
Dubái by Félix Ares y Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr

El canal de Suez ( y 5): Tránsito del canal (y 4)

11 de abril de 2013

Port Said es una ciudad moderna. Su historia es realmente curiosa pues surge del campamento de los trabajadores que construyeron el canal. Tenían que vivir en algún lugar y este fue el elegido. Después, tras inaugurarse el canal prosperó y hoy es uno de los grandes puertos de Egipto y la puerta desde al Mediterráneo al mar Rojo. Y no solo eso, también es un importante destino turístico. En el plan del viaje estaba parar en Port Said, pero debido a las revueltas que se estaban dando aquellos días en Egipto no lo hicimos. Continuamos hacia el Mediterráneo, hacia el estrecho de Messina.

El nombre de la ciudad proviene de Port que en francés significa Puerto –no olvidemos que la construcción del canal es francesa– y del Pachá de Egipto que permitió la construcción del Canal y que se llamaba Mehmet Said.

IMG_0519.CR2_MX0S2W

Gente esperando a los barcos

Gente esperando a los barcos

Último muelle del Canal y salimos al Mediterréneo

Último muelle del Canal y salimos al Mediterráneo

Mediterráneo, ya me siento en casa. Vamos rumbo a Italia y al pensar en Italia recuerdo que en la inauguración fue Verdi quien compuso para la ocasión “Aida“.

 

IMG_0526.CR2_BB532W

Anochece

Anochece

Al amanecer del día siguiente, el Sol me recordó al ojo de Ra –el Sol en la mitología egipcia–:

El Sol sobre el Mediterráneo al amancer

El Sol sobre el Mediterráneo al amanecer

Ojode Ra, también conocido como ojo e Horus. Gentileza Wikimedia

Ojo de Ra u ojo de Horus. Gentileza Wikimedia

En la longitud de Creta miramos hacia atrás pero ya no se veía ni Egipto ni África, pero nos consta que está ahí cerca, al sur. Y los rayos del Sol a través de las nubes nos recuerdan que una vez los faraones quisieron hacer monumentos cuyas paredes tuvieran su misma inclinación. Creo que lo lograron.

IMG_0547.CR2_MUL72W

IMG_0551.2

¡Adiós, Egipto!

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con
Licencia de Creative Commons
Dubái by Félix Ares y Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr