Escapada a Polonia (13): Auschwitz, Flashes de una ignominia

Miércoles 16 de julio de 2014

Habría que hablar largo y tendido sobre la barbaridad nazi… pero prefiero que veamos una imágenes de la barbarie. Nada más.

Vías que llevaban a la muerte, varios kilómetros antes de llegar a Auschwitz

Vías que llevaban a la muerte, varios kilómetros antes de llegar a Auschwitz

Quizá el letrero más escalofriante de Auschwitz sea el sarcasmo que hay a la entrada, y que estaba en todos los campos de exterminio:

El trabajo os hará libres

El trabajo os hará libres

IMG_5444 IMG_5445

IMG_8100

Vallas electrificadas

Garitas para vigilar que ningún prisionero se escapara

Garitas para vigilar que ningún prisionero se escapara

Vallas electrificadas

Vallas electrificadas

Detalles de las vallas

Detalles de las vallas

Jícaras rn lsd vsllsd rlrvtrificadas

Jícaras rn lsd vsllsd rlrvtrificadas

IMG_5553

IMG_5554

IMG_5555

IMG_5556

IMG_5557

Doble valla electrificada, vigiladas por tiradores en las garitas.

Las prótesis se las quitaban a los reclusos para tratar de venderlas en el mercado de segunda mano

Las prótesis se las quitaban a los reclusos para tratar de venderlas en el mercado de segunda mano

Maletas

Maletas

Maleta

Maleta

Zapatos, miles de zapatos

Zapatos, miles de zapatos

IMG_5546 IMG_5547

La lástima es que todo lo tenemos que fotografiar a través de cristales de los que no soy capaz de quitar el brillo. Pero para mí una de las imágenes que mejor demuestras la dimensión del desastre son estas vitrinas –son muchas– donde se exhiben los zapatos de las víctimas. Zapatos que querían vender en el mercado de segunda mano.

Zapatos, utensilios de cocina, gafas, … y pelo humano

IMG_5540

IMG_5534 IMG_5535

Pelo humano

Hay una sal dedicada al pelo que encontraron los rusos cuando liberaron Auschwitz, pero no dejan sacar fotografías en su interior. Dicen que “por respeto”. Sinceramente no sé qué tiene que ver el respeto con sacar unas fotos para que todo el mundo se entere de la barbarie de los regímenes totalitarios, pero como lo pedían de buenas maneras y la entrada era gratis no saqué ninguna foto. Trataré de describirlo, cuatro vitrinas que ocupan cada una una pared de una sala, están llenas de pelo femenino. Muchas toneladas. Los nazis las usaban para hacer tejidos con ellos, unas mantas que se usaban en los coches caros.

El pelo era vendido a la empresa “Alex Zink” que hacía fieltros de automóviles de lujo. También era usado por el ejército alemán como relleno de los camastros y como juntas estancas de los submarinos.

Aquí tenéis una foto del pelo, que yo no he sacado.

 El paredón de fusilamiento

En Auschwitz I, existía un paredón de fusilamiento, usado para acabar con la vida de los que se portaban mal. Se hacía a la vista para que sirviera como escarmiento.

Muro de los fusilamientos

Muro de los fusilamientos

Detalle del muro de fusilamiento

Detalle del muro de fusilamiento

¿Y por qué en Auschwitz?

Una pregunta que nos podemos hacer es ¿por qué eligieron los terrenos de Auschwitz (pueblo de Oświecim en polaco) para construir estos campos de exterminio?

La respuesta podemos verla en este mapa que está en la exposición:

Auswitz está en el centro de los territorios ocupados

Auswitz está en el centro de los territorios ocupados

Lecciones

Todo los referente a Auschwitz es tremendamente deprimente; sin embargo creo que tuvo algo bueno. Se trata de que en 1948 las Naciones Unidas aprobaron la «Carta Internacional de los derechos del hombre» que, desde entonces, ha servido como el código de valores aceptado por la humanidad. Y, desde luego, Auschwitz no es una de las cosas aceptables.

Poco a poco la carta de la ONU se ha ido integrando en todas las constituciones y ello me hace pensar que el mayor logro de la humanidad en el siglo XX fue esa carta y Auschwitz tuvo mucho que ver en su gestación.

Con posterioridad se proclamó la «Carta de los Derechos del Niño». Las dos cartas son grande hitos en la «civilización» de la humanidad. Es curioso pensar que uno de los grandes pensadores de los procesos de civilización humana y que era optimista sobre el futuro, Norbert Elias, vivió esta barbarie y parte de su familia murió gaseada en Auschwitz. Elias nació en Wrocław, donde estaremos mañana. Tal vez, si tengo ocasión, hablaré de él y de cómo sus ideas han cambiado radicalmente el modo de pensar sobre la evolución de la violencia en la humanidad y ha arrinconado la idea infantil del «buen salvaje» de Russeau.

Después, varios de los miserables culpables de esta barbarie fueron juzgados en Nuremberg. La verdad es que la legislación internacional no contemplaba muchos de aquellos delitos. Y la defensa de la mayoría de los subordinados fue que a ellos se lo mandaron. De aquel juicio salieron muchas normas jurídicas internacionales de la ONU. Hay gente que duda que fueran justas en el momento del juicio, pues no había legislación al respecto, pero de lo que no cabe duda es que hoy la hay gracias a aquel juicio. Entre otras cosas, el juicio estableció los precedentes «para las actuales jurisprudencia específica internacional en materia de guerra de agresióncrímenes de guerra y crímenes en contra de la humanidad, así como para la constitución, a partir de 1998, del Tribunal Penal Internacional permanente» [Wikipedia].

NOS VAMOS

A lo lejos queda Birkenau, navegando en un mar de trigo:

Al fondo, Birkenau (Auschwitz II)

Al fondo, Birkenau (Auschwitz II)

IMG_5565 IMG_5568 IMG_5570

Nos vamos de Auschwitz con la idea de que  fue tan atroz que cuando la humanidad se dio cuenta de lo que realmente ocurrió allí funcionó como un revulsivo: «Esto no debe ocurrir nunca más». Y hoy por hoy parece que, con excepciones, va funcionando. Las cartas de los derechos humanos y de los niños e incluso la Unión Europea tienen su germen ese ese «esto no debe ocurrir nunca más». Quizá, estos días, con la prepotencia de la Sra. Merkel, los ingleses que se quieren ir, los países del sur en la ruina o impotentes… se nos olvide de que una de las razones para fundar la UE fue que Auschwitz no volviera a suceder. Tal vez tanto los alemanes como los ingleses deberían pararse a pensarlo.

* * *

 Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Licencia de Creative Commons
Félix Ares y Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr

Escapada a Polonia (12): Auschwitz I, Zyklon B

Miércoles 16 de julio de 2014

Auschwitz I se ha convertido en un museo, de entrada gratuita, para que todos los humanos veamos las barbaridades que hicimos.

Para que no se nos olvide la historia está este monumento a la barbarie.

En una de sus salas lo que vemos es simplemente un montón de latas:

Latas de Zikolon B, de donde salía el gas que mataba a los priisoneros

Latas de Zyklon B, de donde salía el gas que mataba a los prisioneros

Latas de Zikolon B, de donde salía el gas que mataba a los priisoneros

Latas de Zikolon B, de donde salía el gas que mataba a los prisioneros

La historia del Zyklon B es una historia triste y brutal. La idea “genial” de Hitler para acabar con el “problema judío” había sido la “solución final” que consistía en exterminar a todos los judíos, matarlos a todos.

Pero matar a unos veinte millones de personas que se estiman vivían en los territorios ocupados por Alemania no es tarea fácil. Es más fácil decirlo que hacerlo. Cuando se inauguró Auschwitz las SS hicieron pruebas para ver el mejor modo de exterminar. Las cámaras de gas, a pequeña escala, habían demostrado su efectividad. En Auschwitz se hizo lo mismo a gran escala. Pero el gas de pequeña escala no servía a gran escala. Las SS probaron un nuevo gas, mucho más mortífero, el Zyklon B. En una de las salas en las que cabían unas dos mil personas, metieron a algo más de 600 prisioneros rusos. Fue en septiembre de 1941. Fue la primera prueba en Auschwitz del gas Zyklon B, que ya había sido probado con los gitanos en Brno –donde nació Mendel–. Pero en Auschwitz a una escala mucho mayor.

La prueba “fue un éxito”. Seiscientos prisioneros rusos murieron en unos quince minutos. Después sus cadáveres fueron trasladados al incinerador que habían construido al lado.

Permitanme decir lo que viene a continuación con lágrimas en los ojos: ¡Fue un éxito! Hay que ser un auténtico h de p para pensar que matar a seiscientas personas en quince minutos es un gran éxito… pero…

El Zyklon B es un derivado del Zyklon A, un potente insecticida. El Zyklon B, llegaba en latas como las que he fotografiado, en forma sólida. Al echarles agua desprendían ácido cianhídrico. Un veneno que interfiere con el metabolismo de las personas y es mortal en muy poco tiempo. Unos quince minutos. Aunque son quince minutos horribles, asfixiándose.

En Zyklon A se usaba como insecticida y llevaba un producto que olía mal, para que los agricultores no se envenenaran sin querer. Pero cuando las SS pidieron fabrica Zyklon B para exterminar a los indeseable –según ellos–, pidieron al fabricante que quitarán el odorífico. No querían que sus víctimas se dieron cuenta de que estaban siendo gaseadas.

En el desarrollo del Zycklon A jugó un papel decisivo Fritz Haber. ¿Que no sabe usted quién es Fritz Haber? No se preocupe. Yo tuve que mirarlo en Wikipedia. A Fritz Haber le concedieron el Premio Nobel de 1918 por haber desarrollado el método de sintetizar amoniaco. Fritz haber era judío, aunque se convirtió al luteranismo, y tuvo contactos con otros muchos judíos importante alemanes, por ejemplo Albert Einstein:

Haber y Einstein. Foto de Wikimedia

Haber y Einstein. Foto de Wikimedia

No sé cómo de importante les sonará  a ustedes la “síntesis del amoniaco”. Digamos que a principios del siglo XX la agricultura estaba limitada por la cantidad de abono que podía conseguirse. Las fuentes de guano y los salares de nitrato –nitrato e Chile y nitrato de Noruega– casi se habían acabado. O se descubría otra cosa o la humanidad pasaría hambre.

Nitrato de Chile. Wikimedia

Nitrato de Chile. Wikimedia

La solución vino de la mano de Haber pues el amoniaco es la clave para los abonos nitrogenados. La humanidad no pasó hambre y pudo crecer hasta los asombrosos 7,5 gigapersonas (miles de millones) de hoy en día.

Por desgracia, fertilizantes y explosivos van de la mano. Haber, un profundo nacionalista alemán –a pesar de ser judío–, contribuyó al desarrolló de explosivos y de armas químicas. Se casó con otra químico. Su mujer no estaba de acuerdo con sus asquerosas contribuciones a la guerra química. Haber decía que no entendía su preocupación –la de su esposa– ya “que un muerto era un muerto con independencia de qué causase la muerte”.

Su esposa se sintió tan mal, que le robó su arma reglamentaria y se suicidó.

Haber también hizo el Zyklon A.

A Haber le ofrecieron la presidencia de lo que hoy es el centro de investigación en Israel Weizmann. Aceptó y en 1934 se dirigía a Oriente Medio cuando sufrió un infarto y murió.

Su familia cercana, viendo cómo se ponían las cosas en la Alemania nazi, a pesar de que ellos eran luteranos, huyeron a Inglaterra y uno de ellos a Estados Unidos, aunque este último se suicidó por las barbaridades que su padre había ayudado a construir. Su hijo  Ludwig (“Lutz”) Fritz Haber (1921–2004), se convirtíó en un historiador eminente de la guerra química durante la Primera Guerra Mundial y publicó el libro titulado: “The Poisonous Cloud” (1986).

Su familia extensa fue transportada a Auschwitz y allí murió gaseada por el gas que él había contribuido a desarrollar.

Fritz Haber es un ejemplo de la ambivalencia del ser humano. Creó la síntesis del amoniaco que ha salvado a millones de vida del hambre y también desarrolló el gas que mató a centenas de miles de prisioneros en Auschwitz. Un judío desarrolló las armas para exterminar judíos. Paradojas de la vida. No sé cómo juzgarle, si como un héroe o un mártir. Tal vez lo mejor sea juzgarle simplemente como humano, con sus virtudes y sus terribles defectos.

Haber nació en lo que hoy es Wrocław y que visitaremos mañana. Pero de eso hablaremos en su momento.

* * *

 Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Licencia de Creative Commons
Félix Ares y Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr

Escapada a Polonia (11): Auschwitz

Miércoles 16 de julio de 2014

Las vías del tren que llega a Auschwitz II (Birkenau)

Las vías del tren que llega a Auschwitz II (Birkenau)

 

Procedentes de toda la Europa ocupada por los nazis llegaban a esta estación de Auschwitz II (Birkennau) trenes de ganado ocupados por judíos, gitanos, homosexuales, personas con discapacidad psicológica, eslavos, y otros enemigos del tercer Reich. Pero para el Reich valían mucho menos que el ganado; de estos se extrae carne o leche, de los humanos casi no saca nada. Unas maletas viejas y lo que pudieran llevar en ellas, unos dientes de oro, unas monturas de gafas… Peor que ganado.

En los vagones para el ganado viajaban personas hacinadas y engañadas; les había dicho que en el destino les esperaba una vida mejor que la que estaban viviendo en sus lugares de origen. Por ejemplo, en el gueto de Cracovia del que ya hemos hablado, o el gueto de Varsovia, del que hablaremos, y que se ve muy bien en la película “El Pianista” de Roman Polanski –que vivió en el gueto de Cracovia.

Uno de los vagones

Uno de los vagones, conservado en Auschwitz II

En estos vagones viajaban hacinados cien pasajeros que solo tenían un cubo de agua para beber durante viajes que podían durar dos o tres días y para hacer las necesidades otro cubo.

Los nazis les ofrecían nuevas viviendas y trabajo. Si tienen ocasión vean los cuatro primeros minutos de esta película en Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=QNgNk592OZY En ella se ve perfectamente lo que les ofrecen.

Al llegar, bajaban del tren. Un médico de las SS decidía su futuro en unos segundos. Joven y fuerte significaba ser enviado a los campos de trabajo. Niño, débil o enfermo significaba… Antes de decir lo que significaba contemos su historia. A estos últimos les pedían que dejasen sus cosas, sus maletas, y que fueran a ducharse y desinfectarse a unos pabellones preparados para ello. Les obligaban a desnudarse y entraban en “las duchas”. Allí eran exterminados con gas Ziklon B, después de sus cuerpos se arrancaba todo lo que pudiera tener algo de valor: dientes de oro, gafas, anillos… y eran llevados a un incinerador.

Y esos eran los que tenían suerte.

 

El crematorio

El crematorio

Entrada al crematorio

Entrada al crematorio

Chimenea del crematorio

Chimenea del crematorio

 Los que no tenían suerte se veían obligados a trabajar para algunas fábricas que usaban la mano de obra esclava de Birkennau manteniéndolos vivos en unos condiciones infrahumanas. Sin alimentación suficiente, aproximadamente la mitad de las calorías mínimas necesarias, durmiendo en camastros llenos de insectos, trabajando más de diez horas al día, compartiendo letrinas que tan solo podían usar unas decenas de segundos, con poca agua,… a los pocos meses casi todos fallecían, o por su debilidad eran enviados a “las duchas”. Morían como los anteriores, pero habiendo sufrido unos meses infernales. Eran los que tuvieron mala suerte.

Camastros donde dormían. No todos tenían "colchones"

Camastros donde dormían. No todos tenían “colchones” (Auschwitz I)

A veces de lo único que disponían era de paja en el suelo. Y otras veces no disponían de nada

A veces de lo único que disponían era de paja en el suelo. Y otras veces no disponían de nada. (Auschwitz I)

En algunos de los pabellones en lo que hoy es un museo pueden verse las fotos de alguns de las personas que vivieron allí:

IMG_5464

Algunos de los aquí estuvieron encerrados

Algunos de los aquí estuvieron encerrados

Había retretes pero eran muy pocos, de modo que a cada uno le tocaba unos segundos.

Retretes

Retretes (Auschwitz I)

IMG_5468

Se lavaban en estos lavabos colectivos:

IMG_5471

IMG_5472

Los prisioneros que colaboraban con las SS tenían un trato mucho mejor:

IMG_5475

Normalmente los españoles nos sentimos muy ajenos a todo esto pues no vivimos ni la Primera ni la Segunda Guerra Mundial, pero quizá no esté de más recordar que aquí, en Auschwitz, estuvieron encerrados diez mil españoles. Y tal vez tampoco esté de más recordar que Franco se levantó contra los “judíos y los masones”. El “contubernio judeomasónico”.

En Auschwitz II (Birkennau) la forma en la que vivían los trabajadores-prisioneros no era mucho mejor.

Uno de los muchos pabellones de Birjennau

Uno de los muchos pabellones de Birjennau

IMG_5578

Nos acercamos a su interior

IMG_5579

Interior de un pabellón vacío

Así eran los retretes.

Así eran los retretes.

 

IMG_5583

Camastros compartidos. En la misma cama debían vivir varios prisioneros

Camastros. La construcción central es la calefacción. En Polonia, en invierno, si no hay calefacción es la muerte segura.

Camastros. La construcción central es la calefacción. En Polonia, en invierno, si no hay calefacción es la muerte segura.

El horno donde se quemaba la leña para conseguir calor

El horno donde se quemaba la leña para conseguir calor

 

Detalle del horno

Detalle del horno

Las vallas que protegen a Birkennau para que ningún prisionero se escape

IMG_5590

 

No obstante se estima que 140 prisioneros lograron escapar de Auschwitz.

Vamos a volver a Auschwitz I, pero como este post se me está haciendo muy largo, continuaré en uno nuevo.

* * *

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Licencia de Creative Commons
Félix Ares y Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr