Omán (y 9), Salalah: Un error anunciado

Viernes, 5 de abril de 2013

Coger las excursiones que te ofrece el barco te da seguridad. Sabes lo que vas a ver y cómo lo vas a ver. Eso a veces es gratificante y otras no lo es tanto. El ir en taxi te suele dar libertad. Vas cuando quieres, a dónde quieres y estás el tiempo que quieres,… mientras que en la excursión de Costa es menos libre; te llevan a los sitos que ellos quieren durante el tiempo que ellos quieren. Normalmente los sitios están bien elegidos y los tiempos también, pero no es lo mismo ir por libre.

Nosotros habíamos decidido ir “por libre” la mayor parte del tiempo. Y si había autobuses turísticos el tipo “subir-bajar”, nos gustaban pues te permite ir a tu aire y te llevan los sitios más importantes de una ciudad. Cuando la oferta de Costa se adaptaba perfectamente a nuestros deseos, cogíamos la de Costa.

Nuestra experiencia era que al bajar del puerto un montón de taxistas nos ofrecían “tours” que nosotros podíamos modificar por precios muy razonables. Eso ha sido así durante todo el viaje; pero éramos conscientes de que ese modo de proceder tiene un riego. Es menos seguro que las excursiones de Costa. Por ejemplo, en Dubai, a una pareja de nuestro grupo de amigos, el taxista les pidió más dinero en mitad de un barrio marginal. Nuestros amigos se bajaron y no le pagaron más y el resultado final fue muy bueno. Un vecino les llevó –gratis– a la Gran Mezquita. Pero, pasaron algún mal momento.

Nosotros sabíamos que si no cogíamos la excursión de Costa nos arriesgábamos a que fuéramos mucho peor. Hasta ese momento todo nos había salido muy bien, pero sabíamos que algo podía salir mal. Y eso es lo que nos ocurrió en Salalah… tal vez porque nos negamos al chantaje.

Salimos del barco y, lo mismo que en Mascate, era obligatorio ir hasta la entrada del puerto en una lanzadera. El puerto no tiene ningún atractivo, no hay una terminal, ni un bar, ni nada de nada… solo desierto. No hay buses “subir-bajar”; no hay ofertas de taxi, de esas que suele haber en otros puertos, le llevo a tal y tal y tal,.. por x Euros. Solo había un tipo de taxis sin ninguna oferta.

Aspecto del puerto, visto desde el barco.

Aspecto del puerto, visto desde el barco.

IMG_0131.CR2_UUUW0W

Al llegar a la entrada del puerto nos encontramos con un letrero que nos gustó; eran los precios oficiales que nos tendría que cobrar un taxi por ir desde el puerto hasta ciertos puntos; entre otros la capital de la provincia Salalah.

IMG_0133.CR2_N0MS0W

 

Y allí vimos que un viaje de ida y vuelta era de 15 dólares USA. Nos acercamos a los taxis, le decimos que queremos que nos llevan a Salalah y nos dicen que sí, que por 50 Euros. Nos negamos. Les señalamos el letrero y se encogen de hombros. Decimos que nos vamos. Entonces el taxista habla con una persona mayor con chilaba –nos dio la sensación de que era el jefe– y este hizo una seña. Entonces otro taxista se nos acercó y nos dice que nos lleva por 30 Euros.

Ni que decir tiene que treinta eros no era mucho. Pero nos surgieron las dudas, ¿y la vuelta? ¿Encontraremos taxi? ¿Cómo lo necesitaremos urgentemente no nos cobraran 100 €? En vista e que no hay tarifa cualquier cosa es posible.

Un matrimonio argentino nos dice que a ellos les han pedido 100 dólares.

Nos sentamos, charlamos, y decidimos volver al barco y quedarnos sin ver Salalah.

Así que no hemos visto Salalah.

La bandera de Omán a la entrada del puerto.

La bandera de Omán a la entrada del puerto.

Una vista desde el puerto. Da la sensación de que tras esa colina, antes del acantilado de roca, hay una playa. Es cierto, la hay.

Una vista desde el puerto. Da la sensación de que tras esa colina, antes del acantilado de roca, hay una playa. Es cierto, la hay.

Es una playa pequeña, pero coqueta, a la que se puede llegar andando sin problemas. Nosotros no fuimos, pero nuestros amigos Isabel y Jesús, sí que lo hicieron y nos han prestado estas fotos:

Playa el puerto de Salalah. Gentileza de nuestros compañeros de viaje Isabel y Jesús. (No pongo los apellidos pues no sé si ellos estarían de acuerdo).

Playa el puerto de Salalah. Gentileza de nuestros compañeros de viaje Isabel y Jesús. (No pongo los apellidos pues no sé si ellos estarían de acuerdo).

Playa el puerto de Salalah. Gentileza de nuestros compañeros de viaje Isabel y Jesús. (No pongo los apellidos pues no sé si ellos estarían de acuerdo).

Playa el puerto de Salalah. Gentileza de nuestros compañeros de viaje Isabel y Jesús. (No pongo los apellidos pues no sé si ellos estarían de acuerdo).

Allí, en el puerto, vemos unas instalaciones de comunicaciones:

IMG_0136.CR2_8Z570W

IMG_0137.CR2_NO200W

 

Volvimos, y cuando estábamos a punto de subir al barco, vimos un clásico dhow.

IMG_0138.CR2_CS9U0W

 

Subimos al barco. Desde arriba el puerto es bastante desolador.

IMG_0139.CR2_W6OY0W

Al otro lado, hacia el mar, nos encontramos con que las barcas salvavidas estaban haciendo maniobras. Probablemente de entrenamiento del personal.

IMG_0141.CR2_0BW90W

IMG_0140.CR2_AO5X0W

Un poco a la izquierda, las grúas descargaban un contenedor.

IMG_0143.3

Nos fuimos a comer tranquilamente y nos encontramos con la sorpresa de que estaba bastante lleno. Muchos habían hecho lo mismo que nosotros; al ver la inseguridad de los precios de los taxis se habían vuelto al barco.

En el mar, el oleaje nos traía manchas marrones, probablemente escapes de petróleo.

IMG_0145.CR2_Y6KC1W

CON LO QUE SABEMOS HOY EN DÍA

lo que hubiéramos hecho es coger una de las excursiones de Costa, pues tienes la seguridad de duración, y calidad y costo.

Ellos ofrecían:

Salalah y alrededores.

Tranquila Salalah.

Visita de Salalah occidental y oriental

Playa de Salalah.

Habríamos escogido la de Visita a Salalah occidental t oriental que incluye una visita a las excavaciones arqueológicas y la ladea de Taga que es famosa por sus sardinas. Y habríamos probado las sardinas.

Pero todo es ficción. No lo hicimos.

A las 18:00 salimos para Shar el Sheikh en Egipto, pero como verán en los días siguientes nunca llegamos.

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con
Licencia de Creative Commons
Dubái by Félix Ares y Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr

Omán (8), Salalah: un poco de geografía

5 de abril de 2013

Salalah es la capital de Dhofar, provincia de Omán que hace frontera con Yemen. Tine unos 176 000 habitantes, lo que la convierten en la segunda ciudad de Omán, tras Mascate.

Ubicación de Salalh

Ubicación de Salalh. Imagen de Wikimedia. Autor  NordNordWest

Históricamente su puerto era muy importante por el trafico de incienso. La provincia Dhofar es el mayor productor del mundo de incienso. También jugaba un papel importante como puerto intermedio entre el mar Rojo y “las Indias Orientales”.

El incienso son las resinas aromáticas de los árboles de la famila de las boswelias.

El arbolito. Boswelia sacra. Imagen de Wikimedia

El arbolito. Boswelia sacra. Imagen de Wikimedia.  Autor Mauro Raffaelli, al que damos las gracias.

Deatalle de como supura una resina que es el incienso. Foto de Wikimedia.

Deatalle de como supura una resina que es el incienso. Foto de Wikimedia. Autor Mauro Raffaelli, al que damos las gracias.

El actual puerto de Salalah está a veinte kilómetros de la ciudad. Se trta de un puerto tremendamente inhóspito. Desde el barco hasta la entrada del mismo hay unas lanzaderas que te llevan gratuitamente. En esta ocasión no tuvimos ningún problema con los alemanes; probablemente porque nos lo tomamos con calma y salimos muy tarde.

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con
Licencia de Creative Commons
Dubái by Félix Ares y Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr

Oman (7): Navegando con precaución por los piratas

3 de abril de 2013

Entre los días 3 y 7 de abril, para prevenir posibles abordajes de piratas, de los que está infestado el mar de Arabia, navegamos sin luces y en silencio de radio

El 3 de abril de 2013 recibimos una comunicación del capitán en el que se nos informaba de que desde el día 3 hasta el día 7 –en que entraríamos en el mar Rojo– volveríamos a la navegación de precaución contra piratas: sin luces de adorno, sin radio salvo lo estrictamente necesario, militares armados a bordo,… y una serie de normas para los pasajeros: si se avisa de ello acudir a los puntos de encuentros tal y tal.

Esa noche, cuando navegábamos para Salalah, nos cruzamos con bracos sin luces que parecían fantasmas. Me recordaron al “Holandés Errante”.Y, por otro lado, volvimos a ver un cielo espléndido. Sin las luces de barco que nos molestaran –mejor dicho sin que la mayoría de las luces del barco nos molestaran– se veía un cielo mucho mejor que los días normales. No obstante la luz de la pantalla gigante de la piscina molestaba en todo el barco.

No llego a entender porque Costa no la apaga por las noches. Por el día es molesta, pero por la noche es tremendamente molesta.

Varias veces intenté ir a leer a la zona de aquella piscina –la cubierta– y tuve que irme pues los fogonazos de luz que pegaba el video eran tremendamente molestos. Incluso estando de espaldas. En parte los culpables del malestar eran los fotógrafos del barco a los que no se los ocurrió otra cosa que cerrar los planos en blanco. Cada vez que había un blanco, el fogonazo. No llego a entender que se apaguen todas las luces y que se deje encendida una pantalla que proyecta sus haces muy lejos en la distancia. La pantalla es como un gran foco con decenas de miles de leds.

Vimos estrellas. Vimos la Osa Mayor muy baja en el horizonte, pero la Menor y la Polar había que imaginárselas. A su lado Cefeo y Casiopea, allí Andrómeda y Perseo…

Pero era un cielo precioso.

Y sin luz en el barco, de vez en cuando mirando al norte descubríamos unas luces, eran los pueblos de la costa, o los pescadores que las usan para ver y/o para deslumbrar a los peces.

A lejos vi lo que parecía ser un gran barco iluminado por delante y por detrás; al acercarnos resultaron ser dos barquitos de pesca. Al amanecer pude ver una sombra un poco oscura entre las sombras, era un petrolero.

Amaneció. Aquel día será entero de navegación. No llegaríamos hasta Salalah hasta el día 5 de abril.

Omán (6), Mascate: el paseo marítimo y el mercado Mutra

3 de abril de 2013

Nos bajamos del autobús y decidimos dar un paseo, por la sombra, hasta llegar al “souk” de Mutra. “Souk” es mercado. Mutra en inglés se translitera como Muttrah.

El paseo es muy agradable y a lo largo del mismo nos vamos encontrando con algunas escultura.

Fuente de delfines

Fuente de delfines

Llegamos a las puertas el “souk” (zoco):

wIMG_0086.CR2_6OPR0W

Una tienda, con lámparas chinas, en el interior del zoco

Una tienda, con lámparas chinas, en el interior del zoco

Un detalle del techo e madera

Un detalle del techo e madera

En todo el recinto huele a incienso porque hay muchos sitios donde lo están quemando. Algunas veces en incensarios improvisados.

Incienso ardiendo

Incienso ardiendo

En en mercado hay varias tiendas que venden incienso de distintas calidades.

Bolsa de incienso

Bolsa de incienso

A la entrada del zoco encontramos un cuadro que representa Mascate, con su puerto y dos de sus fortalezas.

Al Halili a la izquierda,

Al Halili a la izquierda,

wIMG_0093.2

wIMG_0095.CR2_ESNV0W

Puerta de salida del oeste. El cotraste de luz entre el exterior y el interior es brutal. Lo mismo ocurre con la temperatura

Puerta de salida del oeste. El cotraste de luz entre el exterior y el interior es brutal. Lo mismo ocurre con la temperatura

Desde esta puerta se ve esta torre:

wIMG_0099.CR2_LO8W0W

wIMG_0100.CR2_RSXW0W

wIMG_0101.CR2_DJTW0W

 

Salimos del zoco y continuamos con nuestro paseo hacia el barco., siguiendo el paseo marítimo.

wIMG_0102.CR2_NXTS0W

Fortaleza Mutra

Fortaleza

Señora llevando un carrito de niño

Señora llevando un carrito de niño

Al fondo el incensario el parque Riyam

Al fondo el incensario el parque Riyam

Vestidos en una tienda a pie de calle

Vestidos en una tienda a pie de calle

Más vestidos de gala

Más vestidos de gala

En la mezquita nos advierten que la entrada es para musulmanes

En la mezquita nos advierten que la entrada es para musulmanes

Delfines

Delfines

wIMG_0113.CR2_83NB1W

Otra mezquita en el camino. El minaretey la cúpula  azules le dan un toque interesante

Otra mezquita en el camino. El minaretey la cúpula azules le dan un toque interesante

Peatones por el paseo marítimo y al fondo el incensario

Peatones por el paseo marítimo y al fondo el incensario

Otra escultura con delfines

Otra escultura con delfines

Torre fortaleza a contraluz

Torre fortaleza a contraluz

wIMG_0119.CR2_7NK50W

Mascate está rodeada de montañas

Mascate está rodeada de montañas

wIMG_0123.CR2_IRS10W

En muy poco tiempo el sol se va a poner tras ls montañas de Mascate

En muy poco tiempo el sol se va a poner tras ls montañas de Mascate

Cogemos la lanzadera del puerto que nos lleva a nuestra barco, antes de montar nos preguntan si vamos al Costa o al “Serenade os the Seas” de la empresa Royas Caribbean. Hay dos autobuses, cada uno de ellos lleva a un barco distinto.

Llegamos al barco y subimos a la planta de la piscina a pedir una cerveza.

wIMG_0125.CR2_IUC80W

wIMG_0126.CR2_EN5Q0W

Unos minutos después salimos hacia Shalala, otro puerto de Omán.

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con
Licencia de Creative Commons
Dubái by Félix Ares y Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr

Omán (5), Mascate: Palacio Real Al Alam

3 de abril de 2013

Llegamos al Palacio Real de Al Alam. Big Bus ofrecía una visita guiada incluida en el precio del billete. Nuestra intención era hacerla. Ir con el guía y que nos explicase los distintos edificios de la zona. Pero nada más bajar del autobús, la bofetada de calor fue tal que empezamos a dudarlo.

Una vista de las instalaciones del palacio. El edificio de colores del fondo es el salón del trono.

Una vista de las instalaciones del palacio. El edificio de colores del fondo es el salón del trono. Lateral derecho.

Lateral izquierdo

Lateral izquierdo

 

El sultán no vive en este palacio; se usa solamente para recepciones oficiales: cuando un jefe de estado viene a Omán o un nuevo embajador presenta sus credenciales.

wIMG_0053.CR2_2R280W

wIMG_0056.CR2_9C0R0W

wIMG_0057.CR2_1D1W0W

wIMG_0058.CR2_DJV40W

Uno de los edificios del Palacio Real. Al fondo la fortaleza Al Halali

wIMG_0061.CR2_WWE80W

wIMG_0063.CR2_401Y0W

wIMG_0064.CR2_770Z0W

wIMG_0065.CR2_S8Y60W

wIMG_0066.CR2_9FPR0W wIMG_0067.CR2_IJL70W

wIMG_0068.CR2_XK750W

wIMG_0073.CR2_VXGB1W

Un pájaro de la zona

wIMG_0070.CR2_GPGW0W wIMG_0071.CR2_JVG20W wIMG_0072.CR2_H7KW0W

la bandera de Omán y al fondo una torre de la fortaleza

la bandera de Omán y al fondo una torre de la fortaleza

Llegados a este punto el sol ya había podido con nosotros. Estábamos cansados y sedientos. Y todavía faltaba media hora para que llegara el guía, así que buscamos un bar.

Lo vimos rápidamente; estaba cerca; pero “cerca” cuando el sol nos pega verticalmente y con una temperatura cerca de 40º es otra cosa que la que pensamos en España…

El letrero del bar

El letrero del bar

Pedimos unas bebidas y nos las sirvieron muy frías. Nos entraron de maravilla.

Un Sprite

Un Sprite. En total, por las tres cosas, nos han cobrado 3 US$.

Una Coca Cola light

Una Coca Cola light

¿Que como sé qué es una Coca Cola Light? Pues si damos media vuelta a la lata, vemos esto:

wIMG_0080.CR2_HVP90W

Cuando ya estábamos disfrutando de nuestra bebidas llegó un joven, vestido con chilaba, que nos saludo. Pidió algo de comer, un arroz con algo, y nos sorprendió que lo comiera con las manos. Sabíamos que el comer arroz haciéndolo una pelota y llevándoselo a la boca con la mano era típico de algunos lugares, como por ejemplo, Tailandia; pero no lo sabíamos de Omán. Pero así era.

Acabó de comer y nos preguntó si éramos de “Costa”. Le dijimos que sí y nos dijo que él era el guía de la excursión al Palacio, que si queríamos le siguiéramos. Le seguimos, otra vez el sol, otra vez cien metros nos parecieron kilómetros,… nos sentamos… el guía nos dijo que le siguiéramos, pero no le seguimos. Nos quedamos sentados a la sombra esperando al autobús.

Allí mismo había unos jardines con bonitas flores:

wIMG_0081.CR2_5DSR0W

También habíamos pensado parar en el parque Al Riyam, pero el sol nos había aplanado; así que montamos en el autobús, pasamos al lado del parque Riyam, pero no bajamos. Tan solo lo vimos de lejos, con su inconfundible incensario.

El incensario del paqrue Riyam

El incensario del paqrue Riyam

Omán siempre ha sido un gran productor y exportador de incienso.

Y así llegamos al paseo marítimo, también llamado “La Corniche” en la zona del mercado de Mutra (Muttrah en inglés).

El autobús nos dejó en la parada del bus turistico.
wIMG_0083.CR2_KJSZ0W

Pero decidimos dar un paseo andando por la ciudad, ver el mercado e ir al barco andando ¡por la sombra!

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con
Licencia de Creative Commons
Dubái by Félix Ares y Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr

Omán (4), Mascate: Palacio de la ópera y un bocata para seguir adelante

3 de abril de 2013

Nuestra intención era parar en la playa y comer algo por allí. La playa está cerca de la Gran Mezquita del Sultán Qabus, no obstante durante el viaje pudimos ver alguns cosas interesantes, como, por ejemplo, el Palacio de la Ópera.

El palacio de la ópera de lejos.

El palacio de la ópera de lejos.

Un poco más cerca

Un poco más cerca

Primer plano de la entrada al Palacio de la Ópera

Primer plano de la entrada al Palacio de la Ópera

En unos minutos llegamos a la playa. Nos bajamos, miramos la preciosa playa que está casi sin gente y empezamos a ver qué podíamos comer. Había una pizzeria, un Subway de bocadillos, una cafetería Costa,.. Las pizzeria la descartamos, pues estábamos hasta las narices de la comida italiana del barco; la cafetería Costa nos pareció bien, pero –no sé cómo decirlo–, era demasiado cafetería: café, tés, dulces…

IMG_9992.CR2_9Q6I0W

IMG_9993.CR2_J1GH0W

IMG_9994.CR2_WJK8ZW

IMG_9995.CR2_PWYL0W

Al fondo, el centro de Mascate. A nosotros nos sorprendió la poca gente en las playas

Al fondo, el centro de Mascate. A nosotros nos sorprendió la poca gente en las playas

La playa es la que estamos se llama Al Qurum y tiene varios hoteles. Su precio está en torno a los 60 € la noche.

IMG_9998.CR2_OPTB0W

Enfrente de nosotros, en el mar, está el islote llamado Fahul. Fahul es una palabra árabe que significa tiburón; así que se trata de la “Isla Tiburón”.

Es un islote pequeño; su superficie es de 2,24 km²; pero su geología es interesante y mirar los fondos buceando también. El islote se creó entre hace 55 millones de años y 35. Mayoritariamente su composición es roca caliza procedente de las conchas de animales microscópicos. También tiene margas; es decir carbonato cálcico y arcillas al 50%. Lo han declarado reserva natural y para poder ir a bucear o para pisarlo se necesita pedir permiso.

Isla Fahal: isla Tiburón

Isla Fahal: isla Tiburón. Foto del letrero que las autoridades de Mascate han puesto en la playa. Obviamente no es una foto nuestra.

Podéis ver más fotos de esta isla aquí.

Cafetería Costa, que tenía muy buena pinta, pero que no probamos.

Cafetería Costa, que tenía muy buena pinta, pero que no probamos.

Enfrente estaba el “Subway”. Parecía nuevo. Atendiendo estaban unos jóvenes que se desvivieron por agradarnos. Nos explicaron los pecios, los añadidos,… También nos dijeron que tenían los bocatas internacionales pero también típicos de Omán. Cada uno de nosotros pidió una cosa distinta. Mi bocata estaba delicioso. No recuerdo muy bien el precio, pero para los estándares españoles era muy barato.

Llegó el autobús, nos montamos y partimos para nuestra siguiente parada: el Palacio del Sultán Qabus.

Por el camino vimos cómo es la arquitectura omaní.

Pasamos por "La Corniche". Lśtima que los cristales del autobús tengan esos brillos. Pero el calor y el viento en la parte descubierta --sin cristales-- es tal que no hay quien lo aguante.

Pasamos por “La Corniche”. Lástima que los cristales del autobús tengan esos brillos. Pero el calor y el viento en la parte descubierta –sin cristales– es tal que no hay quien lo aguante.

wIMG_0009.CR2_LA3J0WwIMG_0010.CR2_GBE6ZW

En el bus dijeron qué era este edificio, pero no lo recuerdo.

En el bus dijeron qué era este edificio, pero no lo recuerdo.

wIMG_0015.CR2_OF4M0W

wIMG_0017.CR2_NMJD0W

Al Harthy Complex, un centro comercial de Mascate

wIMG_0020.CR2_VVD8ZW

wIMG_0022.CR2_3J67ZW

En los bajos del edificio de la izquierda está el “Dubai Ceramic Center”: qa la derecha el centro deportivo SUPA.

wIMG_0023.CR2_RFNF0W

Torre del reloj

Torre del reloj

wIMG_0033.CR2_0QXB0W

Montes cerca del parlamento

Montes cerca del parlamento

Otra mezquita

Otra mezquita

De nuevo la costa

De nuevo la costa

 

wIMG_0038.CR2_F4NJ0W

wIMG_0048.CR2_NJ5X0W

Estamos llegando al Palacio del Sultán

Estamos llegando al Palacio del Sultán

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con
Licencia de Creative Commons
Dubái by Félix Ares y Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr

Omán (3): La Gran Mezquita del Sultán Qabus

Miércoles 3 de abril de 2013

En nuestro camino hasta la mezquita del sultán Qabus vimos la arquitectura de Mascate. Nada que ver con la de Abu Dabi o la de Dubái. Aquí las casas son bajas, normalmente de cuatro pisos, y todas están pintadas de los mismos colores –lo exige la ley.

A lo lejos, empezamos a ver la mezquita. Todavía nos quedaba un cuarto de hora. Pero con lo que no contábamos es que desde donde estábamos hasta la mezquita nos exigía dar tres vueltas: para arriba (derecha), para abajo, otra vez para arriba y por fin podíamos entrar.

Mezquita sultán Qabus

Mezquita sultán Qabus

Llegamos cuando estaban cerrando la puerta.

IMG_9933.CR2_RL96ZW

“Lloramos” un poco al vigilante de la puerta y nos dejó traspasarla durante unos segundos para sacar una foto. Solo para sacar una foto. ¡Gracias vigilante!

IMG_9934.CR2_4RHF0W

 

El grupito de la izquierda fue al que nos dejaron entran para sacar una foto

El grupito de la izquierda fue al que nos dejaron entran para sacar una foto

IMG_9936.CR2_MADC0W

IMG_9938.CR2_J8JE0W

IMG_9939.CR2_9XMM0W

IMG_9940.CR2_2GNI0W

Como pueden ver no cumplí estrictamente mi palabra. Me quedé a la entrada –tal como me pidió el guarda– pero saqué más de una foto.

IMG_9941.CR2_G4AA0W

 

 

El minarete principal de la Gran Mezxquita del Sultán Qabus tiene 90 m de alto. Hay otros cuatro minaretes de 45 m de altura. Los cinco minaretes representan los cinco pilares del Islam.

Una de las ventajas que tuvimos es que muchos visitantes se fueron y pudimos disfrutar del exterior de la mezquita casi sin gente.

La fuente de la entrada.

La fuente de la entrada.

Estos arcos me recuerdan a una iglesia gótica. ¿Es solo a mí?

Estos arcos me recuerdan a una iglesia gótica. ¿Es solo a mí?

IMG_9944.CR2_T7GJ0W

IMG_9945.CR2_JA5K0W

En este precioso patio también hay “toilets”. Me entró la curiosidad por saber cómo eran:

Iguales que los nuestros

Iguales que los nuestros

La mezquita tiene una capacidad para que 20 000 fieles recen. Es decir, es muy grande.

Las grandes avenidas con árboles a los lados me resultaron muy acogedoras:

Distancia y soledad

Distancia y soledad

Al acercarnos, resultaba más acogedor. Silencio. Sol.

Al acercarnos, resultaba más acogedor. Silencio. Sol. Pájaros. Brisa…

Jardín de flores y aves revoloteando.

Jardín de flores y aves revoloteando.

¿Las aves se confunden con las farolas y las grúas? Acerquemonos

IMG_9954.CR2_RV8F0W

IMG_9955.CR2_BMFH0W

IMG_9956.CR2_KDCJ0W

Desde esta posición la mezquita sí que parece grande

Desde esta posición la mezquita sí que parece grande

IMG_9960.CR2_F9EN0W

IMG_9962.CR2_0QAJ0W

 

En el exterior hay jardines con flores bonitas. Pero la sensación general no me gustó. Me dio la sensación de desangelado. Y las grúas del fondo no favorecen la impresión.

IMG_9963.CR2_GDFF0W

IMG_9965.CR2_7RVP0W

IMG_9976.CR2_M4PJ0W

 

En una esquina un minarete de 45 m

En una esquina un minarete de 45 m

IMG_9966.CR2_8QDN0W

Torre y césped

Torre y césped

IMG_9968.2

IMG_9969.2

IMG_9971.CR2_TPII0W

Descansando en los escalones de la entrada

Descansando en los escalones de la entrada

Otra vez la sensación de soledad y de otoño. Estamos en primavera, pero estas imagen me sabe a otoño

Otra vez la sensación de soledad y de otoño. Estamos en primavera, pero estas imagen me sabe a otoño

Nos vamos, no sin antes echar una mirada a nuestro alrededor:

IMG_9975.CR2_L7YD0W

 

Esperamos al autobús que llegó a la hora prometida. Por el camino vimos más mezquitas, pero que no empequeñecen la imagen de la del Sultán Qabus.IMG_9982.CR2_O746ZW

 Nota sobre Qabus y Qaboos. Ni que decir tiene que Qabus está escrito en árabe. Al pasarlo al inglés es normal que la “u” la conviertan en “oo”, pero en castellano es un poco absurdo. Lo coherente es poner Qabus.

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con
Licencia de Creative Commons
Dubái by Félix Ares y Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr

Omán (2): Paseo por Mascate

Miércoles 3 de abril de 2013

Poco después de amanecer, el barco se encontraba muy cerca de Mascate. A lo lejos se veía un islote muy cerca de la costa:

IMG_9924.CR2_W5LE0W

Tal como estaba previsto llegamos al puerto de Mascate a las 8:30; unos pocos trámites aduaneros y a las nueve podíamos bajar. Teníamos prisa pues sabíamos que la mezquita del sultán Qbus cerraba a las once.

wIMG_0118.CR2_UA2Y0W

Puerto Sultán Qabus

Teníamos contratado el “Big Bus” de Omán, y pensábamos, erróneamente, que funcionaría como en Abu Dabi y en Dubái: que el bus estaría cerca del punto de atraque del barco. Tal como he dicho fue un error; el bus estaba fuera del puerto y desde el punto de atraque hasta la salida del puerto había una distancia considerable que, lo más grave, es que las autoridades de Omán no dejaban hacer a pié; había que coger obligatoriamente un autobús que te llevabas desde el barco a la puerta; según ellos gratuito. Según nosotros: hubiéramos preferido mil veces que cobraran y que funcionase.

Los autobuses tardaban en llegar la gente iba bajando del barco y esperaba. Pero allí había un montón de lobos. Más o menos había una cola. Pero si el autobús paraba en mitad de la cola, los de la mitad no dejaban que subieran los primeros sino que se abalanzaban como fieras a subir. Logré que mis compañeros subieran en uno, pero yo me quedé abajo: el primero. Llegó el autobús y una alemanota no me dejó subir. Me enfrente a ella. Me llamó de todo. Por fin subí. Al bajar, una alemana se me acercó y, en castellano, me pidió disculpas en nombre de los alemanes. Aquellas fueras no estaban educadas. Después me aclaro algo: “bueno, en realidad no son alemanes, ya sabes, son del este”. Yo no sabía nada, pero agradecí que un alemán reconociera que se estaban comportando como fieras.

Salimos del puerto y el Big Bus resultó que tenía su parada a algo más de un kilómetro. Fuimos andando tranquilamente y vimos una cola muy bien formada para subir en él. En cabeza estaba un matrimonio de personas mayores de unos 65 años.  Llegó el autobús. Esperamos s que bajasen los que iban en él y cuando el matrimonio se disponía a subir las fieras alemanas se abalanzaron, los empujaron y los echaron. El autobús se llenó, nosotros no pudimos subir, pero el matrimonio tampoco. Eran los primeros y llevaban una hora esperando. ¿Qué agradables, esos alemanes, verdad? Digo esos porque no me cabe la menor duda de que la mayor parte de los alemanes son educados y respetan las colas; pero a nosotros, en el barco, nos tocó una pandilla de impresentables. Impresentables entre gente que uede pagarse un viaje de la vuelta al mundo.

Big Bus de Mascate

Big Bus de Mascate

El “Big Bus” de Mascate, fue muy malo. En parte siento un cierto nudo en el estómago pues pienso que tengo algo de culpa. En Abu Dabi nos gustó tanto que lo comentamos como algo bueno. La voz se corrió: ¿Por qué pagar la excursión del barco –el triple de precio– o a un taxi –que no sabes cómo te saldrá– si hay un tour con una calidad estándar bien montado?

El Mascate estaban desbordados. No tenían capacidad para atender a dos barcos. Además del nuestro, más o menos a la vez que nosotros llegó el “Serenade of the seas”. Big Bus no tenía capacidad para resolverlo.

wIMG_0121.CR2_KPQC1WwIMG_0120.CR2_UGG20W

Por fin montamos y tratamos de llegar a la Gran Mezquita del Sultán Qabus antes de que cerraran el acceso –a las 11–; no lo logramos, pero, a pesar de todo, fue muy interesante. Es más, quizá el no poder entrar nos permitió ver con calma –y sin gente– cosas que de otro modo no hubiéramos visto.

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con
Licencia de Creative Commons
Dubái by Félix Ares y Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr

Omán (1): Un poco de geografía

Miércoles 3 de abril de 2013

Al amanecer se podían distinguir los acantilados rocosos de Omán , oficialmente Sultanato de Omán o Sultanía de Omán. En el mapa, en color verde, podemos ver la situación de Omán, al sureste de la península arábiga.

 

Oman (orthographic projection)

Mapa gentileza de  L’Américain (Own work) [CC-BY-SA-3.0 or GFDL], via Wikimedia Commons.

Omán tiene fronteras con los Emiratos Árabes Unidos, con Arabia Saudí y con Yemen. La capital es Mascate, Muscat en inglés, cuya ubicación es esta:

Mapa donde se ubica Mascate --capital de Omán--. Gentileza de Google maps.

Mapa donde se úbica Mascate –capital de Omán–. Gentileza de Google maps.

Obsérvese que Mascate está en el golfo de Omán. A la izquierda de Mascate, al norte, en la costa del golfo Pérsico está Dubái.

A las 8:30 de la mañana atracábamos en el “Puerto del sultán Qabus” y nos dispusimos a bajar.