Pago Pago, Samoa ( y 3): Un paseo por Tutuila

17 de febrero de 2013

Pago Pago es la capital de la Samo Estadounidense. Están en un puerto natural al sur de la isla, no exactamente en la mitad sino un poco más hacia el este.

Con el poco tiempo que teníamos no podíamos ni alejarnos mucho ni buscar sitios muy exóticos. Así que alquilamos un típico “autobus” para que nos llevaran durante tres horas a los sitios más interesantes. Nos cobraron 80 US$ por ello y nos dieron una vuelta hast el “Boat Harbor” que está en la punta sueste de la isla.

Así cómodamente sentados en un vehículo tan exótico fuimos viendo la isla.

El autobús que nos llevó

El autobús que nos llevó

IMG_6829.CR2_AW8QSW

Típica gasolinera. Esta estña enfrente del puerto, vende gasolina, es un mercado de comida y tienen WiFi gratis –mejor dicho, lo tienen cuando no está un crucero en el muelle–.

Fuimos paseando por la carretera que nos lleva por el sur de la isla.

Una casa típica

Una casa típica

IMG_6832.CR2_9AP1SW

Otra casa típica. Observen que delante de la casa hay dos lápidas; perace ser que es costumbre local enterrar a los muertos cerca de la casa.

Otra casa típica. Observen que delante de la casa hay dos lápidas; perece ser que es costumbre local enterrar a los muertos cerca de la casa.

Se me ha olvidado lo que era esto. ¿Una escuela?

Se me ha olvidado lo que era esto. ¿Una escuela?

De vez en cuando nos parábamos para ver los impresionantes paisajes que hacen famosa a la isla de Tutuila –en la que estamos– y otras del archipiélago de Samoa.

La isla es muy montañosa, con picos altos y escarpados.

Una típica playa

Una típica playa

Otra playita

Otra playita

IMG_6837.CR2_VVJ0SW

IMG_6838.CR2_UOE1SW

IMG_6839.CR2_F9K8SW

 

Isla maceta

Isla maceta

Tutuila está llena de islas como está que parece una maceta. SOn muy pequeñas y están cubiertas de vegetación.

IMG_6842.CR2_PYH8SW

 

Quizá la más famosa y fotografiada es la que se encuentra a la entrada de la bahía de Pago Pago:

IMG_6812.CR2_CEQ6SW

IMG_6813.CR2_V3QMSW

IMG_6843.CR2_U65YSW

IMG_6848.CR2_O14NSW

En la entrada que hice sobre Costa Rica, comentaba que me gustaban mucho unas hojas muy grandes pero que lamentaba no saber su nombre. Las he vuelto a ver en Tutuila, pero ahora sí sé el nombre:

Colocaisa

Colocaisa

Se llama Colocaisa –en castellano– y en samoano: Laukáamu.

Una paradita para ver una buena playa, pero resulta que los dueños --alemanes-- cobran 10  dólares por entrar y tomarte una bebida.

Una paradita para ver una buena playa, pero resulta que los dueños –alemanes– cobran 10 dólares por entrar y tomarte una bebida.

Quizá sea que en España no estamos acostumbrados a que las playas no sean libres. Quizá otra cosa; pero el caso es que aunque me apetecía no me dio la gana tomar nada.

Quizá sea que en España no estamos acostumbrados a que las playas no sean libres. Quizá otra cosa; pero el caso es que aunque me apetecía no me dio la gana tomar nada.

Una flor que no he logrado identificar

Una flor que no he logrado identificar

Alguien dijo que esto era el árbol del pan. No lo sé.

Alguien dijo que esto era el árbol del pan. No lo sé.

Un poco más al este hay una pintoresca playa con un nombre no menos pintoresco “Two-Dollars Beach”.

La playa es bonita, las vistas también, y la entrada es gratis. Con lo cual nosotros –8 personas– bebimos unas cervezas, varios cocos –2 US$–, y algún refresco de frutas…

IMG_6859.CR2_04AYSW

IMG_6858.CR2_5ZGRSW

IMG_6860.CR2_DHR3SW

Una bonita "maceta" en la playa de los dos dólares

Una bonita “maceta” en la playa de los dos dólares

IMG_6863.CR2_3NB7SW

Durante el viaje estuvimos hablando de lo bien que olían algunas flores y uno de nosotros dijo  que el olor que más le gustaba era el del francapán. A mí me sonaba a chino, pero allí, en la playa de los dos dólares, había varias y me trajo una para la que la oliera:

Flor de francapán

Flor de francapán

La olí y lo hacía bien, pero, según me dijo el experto, no estaba madura todavía; que cuando lo está es lo mejor que ha olido nunca.

A lo largo del camino vimos varias advertencias de Tsunami y de qué hacer si llegase uno. Debemos recordar que Tutuila recientemente fue bastante dañado por un tsunami.

A lo largo del camino vimos varias advertencias de Tsunami y de qué hacer si llegase uno. Debemos recordar que Tutuila recientemente fue bastante dañado por un tsunami.

Nuestro autobús por dentro

Nuestro autobús por dentro

IMG_6869.CR2_Z3KNSW

¿Que si nos atrevimos a montar? Pues claro. Es exótico. No sé si muy seguro, pero exótico sí.

Paisajes

Paisajes

IMG_6871.CR2_MKV4SW

Encontré un árbol con estas frutas y me hizo ilusión. La cogí, se la enseñé a nuestro guía y se echó a reír: “No es comestible”.

IMG_6873.CR2_DL9USW

IMG_6877.CR2_FACRSW

Ya regresando pasamos por el pueblo de Alufau

Ya regresando pasamos por el pueblo de Alufau

Nuestra "expedición al completo"

Nuestra “expedición al completo”

Un islote cercano

Un islote cercano

Pecio

Pecio

Mismo pecio desde otro ángulo

Mismo pecio desde otro ángulo

Otro autobús todavía más pintoresco que el nuestro

Otro autobús todavía más pintoresco que el nuestro

En nuestro regreso vemos nuestro barco.

En nuestro regreso vemos nuestro barco.

En esta foto el barco se ve peor, pero me parece más bonita.

En esta foto el barco se ve peor, pero me parece más bonita.

Al lado mismo del barco hay un mercadillo

Al lado mismo del barco hay un mercadillo

IMG_6895.CR2_L29YSW

IMG_6896.CR2_U7ZMSW

IMG_6893.CR2_MFMXSW

En el mercadillo hay cosas curiosas. Por ejemplo estos “tambores” de madera que están afinados y suenas muy bien:

IMG_6898.CR2_GD30SW

Hay pareos muy coloridos y baratos con el mapa de las islas. En este caso he foto de Tutuila.

IMG_6900.CR2_5T1ZSW

 

Una oferta sorprendente dos camisas de algodón, muy elaboradas por 5 US$

IMG_6901.CR2_SOR2SW

IMG_6904.CR2_AJOYSW

IMG_7211.CR2_38LVSW

 

Embarcamos y decimos adiós a:

IMG_6899.CR2_8VJNSW

* * *

emailTapas

 

 

 

 

 

 

Pago Pago, Samoa (2): Cómo dejar sin internet a una población

17 de febrero de 2013

Pago Pago es la capital de la Samoa Estadounidense. Es una pequeña ciudad de unos 4 300 habitantes. Se trata de una población no muy sofisticada tecnológicamente. Ni que decir tiene que tiene teléfonos móviles e internet, pero desde luego el uso, sobre todo de internet, es muy inferior al de los que vamos en el crucero dando la vuelta al mundo. En una situación normal el ancho de banda que tienen es suficiente para su utilización e incluso les sobra un poco. Pero…

Añádanle dos ingredientes más, llevamos cuatro días de navegación y, por la mañana del día 17 deja de funcionar internet en el barco.

Así que cuando bajamos del barco, resulta que unas cuatro mil personas altamente tecnificadas, casi todas con más de un dispositivo que accede a internet. La mayoría con ordenador portátil, tableta y smartphone. De repente hemos duplicado la población de Pago y Pago y hemos multiplicado varias veces el número de dispositivos y la sed de comunicarse. El resultado se lo pueden esperar: los madrugadores consiguieron comunicarse, los demás no.

Es más en Pago Pago, alrededor del puerto hay varios café que ofrecen internet gratis a los clientes, pues es una forma de atraer a las tripulaciones de los barcos que necesitan comunicarse. Entré en uno y la respuesta fue que muy de mañana estaba funcionando, pero que en cuanto bajaron los del barco se bloqueó. Pero no se bloqueó su “router” sino la red a la que estaba conectada en Pago Pago. Así pregunté en varios bares y unos grandes almacenes que ofrecían servicio WiFi gratis, en todos el resultado fue el mismo: red bloqueada por los del barco.

Incluso me fui a McDonalds que cada día me está gustando más en cuanto a la atención a los internautas.  No solo tienen WiFi gratis sino que tienen una zona cerrada, aislada de los ruidos, con mesas para trabajar con el ordenador cómodamente y enchufes por si te quedas sin batería. Me atrevería a decir que un servicio espléndido, como fue el de Starbucks en Honolulú; pero al preguntar por WiFi me dijeron que la red de Pago Pago la habían bloqueado los del barco.

Ni hace falta decir que algunos usuarios de internet seguían funcionando en Pago Pago; por ejemplo, los que no usaban la red habitual sino otras redes que no se habían saturado.

Ver cómo un exceso de uso puede bloquear totalmente la red ha sido una bonita lección práctica.

IMG_6897.CR2_O0Q6SW

Nada más desembarcar lo que se ve es esto. El edificio de la izquierda tiene un bar que ofrece WiFi gratis a los clientes. Allí me dijeron por primera vez que “bloqueado por el barco”.