2: El AVE Málaga Barcelona

2

Cuando va llegando la fecha para embarcarte en un viaje que va a durar casi cuatro meses son muchas –muchísimas– las dudas y preocupaciones que te surgen: ¿qué medicinas llevar?, ¿qué ropa?, ¿cómo voy a lograr meter todo eso en las maletas?, ¿cómo voy a ir desde Málaga hasta el puerto de embarque  que en este caso es Barcelona?, etc, etc, etc.

Hay muchos vuelos desde Málaga a Barcelona pero la verdad es que a nosotros se nos ponen un poco los pelos de punta por las tremendas incomodidades que representan la parafernalia de la seguridad en el aeropuerto, el poco espacio que dejan en los vuelos baratos –el último que hice fue con Vueling y dudo que vuelva a coger esa empresa pues la distancia entre asientos es ridícula y encima se permiten “el lujo” de que sean reclinables, con lo que personas como nosotros con un fémur largo terminamos en el traumatólogo para que nos arregle es desperfecto sufrido en las rodillas–, y las limitaciones de equipaje.

Buscamos modos alternativos de ir, autobús y tren. El autobús es algo impensable, casi 24 horas en llegar…

Así que nuestra única alternativa era el tren y, desde que han hecho la línea de Alta Velocidad, la única alternativa es la Alta Velocidad. Es curioso, la Alta Velocidad es una maravilla, pero su precio es astronómico y han dejado de dar servicio los trenes normales, más lentos pero mucho más baratos. Una vez que volvamos de la vuelta al mundo pienso ir desde Lyon a Barcelona en los trenes franceses y hemos visto que son MUCHO más baratos que los de nuestra RENFE. Si los sueldos son más caros en Francia,… ¿Por qué? ¿Por qué el precio astronómico de nuestros billetes? ¿Tal vez tenga algo que ver con la corrupción generalizada en nuestro país?

El precio del AVE de Málaga a Barcelona es bastante astronómico, pero te dejan llevar 30 kilos de equipaje (al menos eso creemos). Concretamente el día 6 de enero el AVE cuesta 146 €. Pero reservándolo con tiempo logramos la tarifa Web y con ello nos sale a 73€.

Así que ya está, ya tenemos los billetes de tren. Nuestro siguiente problema son las maletas. ¿Cómo vamos a lograr reducir todo lo que necesitamos para cuatro meses?

Se lo iremos comentando.

Un fuerte abrazo

 

 

Publicado en Ave