Unos días en Vietnam. 2: las torres de Hanoi

2 de septiembre de 2015

El vietnamita es una lengua tonal, es decir: una palabra dicha en un tono tiene un significado distinto al dicho en otro tono. En Vietnámita la mayoría de las palabras, aunque no todas, son monosilábicas, aunque hay muchas que son composición de varias monosilábicas.

Un ejemplo de idioma tonal es el chino mandarín, del que Wikipedia dice:

«El chino mandarín es un idioma tonal. Existen cuatro tonos principales:

  • El primer tono, que se pronuncia de forma sostenida, sin variación.
  • El segundo tono, que empieza bajo y acaba alto, tal como hacemos en castellano cuando formulamos una pregunta.
  • El tercer tono, que empieza medio, luego baja mucho y acaba alto.
  • El cuarto tono, que empieza agudo y acaba bajo
  • Finalmente, el tono neutro, que se caracteriza por ser corto, usado básicamente en partículas auxiliares».

Probablemente por el tercer tono es por lo que muchas veces a los españoles nos da la sensación de que los chinos a veces se enfadan y hablan chillando. No es que se peleen, es que su idioma es así.

Pero, no quiero desviarme más. Hanoi muchas veces se ve escrito como Ha Noi, lo mismo que Saigón que se ve escrito como Saì Gon. Y al oír como lo pronuncian, efectivamente, hay una pausa entre Ha y Noi.

El Vietnamita tiene una curiosa peculiaridad, se escribe con caracteres latinos, lo que, para los españoles nos simplifica bastante la vida, pues las calles tienen letreros en caracteres latinos. No sabemos lo que significa, pero podemos aclararnos. Antes, se escribía con caracteres chinos, pero:

«Actualmente, el idioma escrito usa el alfabeto vietnamita (quốc ngữ o “escritura nacional”), basado en el alfabeto latino. Siendo originalmente una romanización de dicho idioma, fue introducido en el siglo XVII por un misionero jesuita proveniente de Francia, llamado Alexandre de Rhodes (15911660), basándose en el trabajo previo de los misioneros portugueses Gaspar do Amaral y António Barbosa. Se popularizó con la ocupación francesa del siglo XIX, y en el siglo XX prácticamente todos los escritos se hacían en quốc ngữ». (Wikipedia)

Como anécdota curiosa, nuestro guía nos dijo que el alfabeto latino había sido introducido por Ho Chi Ming. Lo que es cierto es que Ho Chi Ming no se opuso al mismo. Es curioso la devoción que tienen muchos vietnamitas del norte por Ho Chi Ming.

El idioma es similar al Camboyano y al Tahilandes, pero en Camboya a mi todos los caracteres me parecen muy similares y el Tahilandés me parece incomprensible, sin embargo el Vietnamita me permite usar los mapas con facilidad.

* * *

Cuando oigo Hanoi, lo primero que me viene a la mente es un juego de lógica matemática que se llama «Las Torres de Hanoi». En su forma más sencilla, se trata de lo siguiente. Tenemos tres torres. En una de ellas hay tres discos (o más) de madera de distinto diámetro situados en orden descendente; me explico: debajo está el más grande, arriba uno un poco más pequeño, encima otro más pequeño y encima otro más pequeño. Hay que pasar esos cuatro discos a otra torre, dejándolos en el mismo orden de diámetro, con las siguientes reglas:

  1. Sólo se puede mover un disco cada vez.
  2. Un disco de mayor tamaño no puede descansar sobre uno más pequeño que él mismo.
  3. Sólo puedes desplazar el disco que se encuentre arriba en cada varilla.

(Reglas de Wikipedia)

Veamos la solución para cuatro discos:

Torres de Hanoi para cuatro discos

Torres de Hanoi para cuatro discos.

Se puede solucionar con 15 movimientos.

IMG_0383-rr

Pagoda en Hanoi

 * * *

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Licencia de Creative Commons
Félix Ares, Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr