Mascate (Omán), revisado (3): Palacio Real Al Alam

En el año 2013, visité por primera vez Mascate. El enlace original está aquí: http://viajes.ares.fm/?p=4848, en esta entrada sigo básicamente lo que allí dije.

14 de febrero de 2013

Llegamos al Palacio Real de Al Alam. Es el palacio ceremonial del sultán Qaboos (Qabús en español). El palacio existe desde hace 200 años, pero fue reconstruido en 1972. Cada día me molesta más que un idioma mucho menos hablado que el español, como es el inglés, sea el que marque las normas de pronunciación. El Qaboos inglés es nuestro Qabús y la diferencia es que el inglés lo hablan 400 millones de habitantes y el español bastante más de 500. ¿Por qué razón, entonces, tenemos que admitir la transliteración inglesa?

Vista del Palacio Real. Todo lo que se ve a izquierda y derecha es el Palacio Real. El edificio del fondo, amarillo y azul es la sala del trono.

Nos acercamos a la sal del trono.

Sala del trono del palacio Al Alam

Desde un lateral, la sala del trono se ve de este modo:

Sala del trono del palacio Al Alam

Una de las cosas que impresiona a casi todos los visitantes es la impoluta limpieza de todo el complejo. Casi casi me atrevería a comer en ese suelo:

Impoluta limpieza del palacio Al Alm

El sultán no vive en este palacio; se usa solamente para recepciones oficiales: cuando un jefe de estado viene a Omán o un nuevo embajador presenta sus credenciales. Al Alm significa “La Bandera”.

Lateral este del palacio. Obsérvense al fondo las montañas.
Una de las puertas al recinto del palacio. Al fondo una fortaleza.

Fortaleza vista desde el palacio.
La blancura del palacio destaca sobre las rocas oscuras.

Con tanto viaje es posible que usted necesite ir al baño. El edificio en el que están los baños es la mezquita que mostraré a continuación, pero hay una sorpresa, en la entrada se dice que solo pueden acceder los musulmanes. Los no musulmanes deben ir a otro. Ese otro resulta estar detrás del edificio.

¿Se imaginan ustedes en un lugar público en España donde se diga que solo pueden entrar a “hacer pis” los cristianos y que los demás deben ir a otro sitio o aguantarse…?

No hace mucho que dieron un premio a Omán por lo mucho que había avanzado en los últimos años. No lo dudo en lo económico, pero en lo ético, en mi humilde opinión, deja mucho que desear. En mi viaje anterior, en el barco nos informaron de que “mucho cuidado con los arrumacos”. En el primer viaje de “La vuelta al mundo” de Costa, una pareja de recién casados se dio un beso en público y el resultado fue seis meses de cárcel para él y tres ara ella. No quiero opinar. Ustedes mismos deciden. No sé si esta historia es cierta, pero es lo que nos contaron.

Mezquita y baños. El letrero en verde nos dice que los no musulmanes no podemos entrar.
Fortaleza que se ve desde el palacio.
Fortaleza que se ve desde el palacio.
wIMG_0073.CR2_VXGB1W
Un pájaro de la zona

Llegados a este punto el sol ya había podido con nosotros. Estábamos cansados y sedientos. Y todavía faltaba media hora para que llegara el guía, así que buscamos un bar.

Lo vimos rápidamente; estaba cerca; pero “cerca” cuando el sol nos pega verticalmente y con una temperatura es de casi 40º es otra cosa que la que pensamos en España…

Letrero del Bar.

Pedimos unas bebidas y nos las sirvieron muy frías. Nos entraron de maravilla.

Un Sprite. Tomamos tres cosas. En total, por las tres cosas, nos han cobrado 3 US$.
Una Coca Cola light
Una Coca Cola light

¿Que como sé qué es una Coca Cola Light? Pues si damos media vuelta a la lata, vemos esto:

wIMG_0080.CR2_HVP90W
Coca Cola light de Omán.

Cuando ya estábamos disfrutando de nuestra bebidas llegó un joven, vestido con chilaba, que nos saludo. Pidió algo de comer, un arroz con algo, y nos sorprendió que lo comiera con las manos. Sabíamos que el comer arroz haciéndolo una pelota y llevándoselo a la boca con la mano era típico de algunos lugares, como por ejemplo, Tailandia; pero no lo sabíamos de Omán. Pero así era.

Acabó de comer y nos preguntó si éramos del crucero. Le dijimos que sí y nos dijo que él era el guía de la excursión al Palacio, que si queríamos le siguiéramos. Le seguimos, otra vez el sol, otra vez cien metros nos parecieron kilómetros,… nos sentamos… el guía nos dijo que le siguiéramos, pero no le seguimos. Nos quedamos sentados a la sombra esperando al autobús.

Allí mismo había unos jardines con bonitas flores:

wIMG_0081.CR2_5DSR0W

No sé qué nombre dar a estas flores. Si usted lo sabe, por favor, póngase en contacto conmigo y dígamelo.

El autobús ue te recoge en el palacio real, continúa hacía el centro de la ciudad y pasa por el parque Al Riyam, en nuestro anterior viaje, no paramos en él por el tremendo calor, pero esta vez sí que paramos. Nuestra próxima entrada irá sobre el parque Ryam.

Nos veremos en la próxima entrada.

Licencia de Creative Commons

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Dubái by Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr

Formulario de contacto Viajes

Si quiere ponerse en contacto conmigo utilice este formulario. Gracias

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website