Golfo de Nápoles: Desayuno con vistas al Vesubio

Domingo 14 de abril de 2013

En el transcurso de la noche hicimos el recorrido que separa Mesina del golfo de Nápoles.

Mapa basado en uno de Wikipedia

Mapa basado en uno de Wikipedia

Golfo de Nápoles. Mapa de Wikipedia

Golfo de Nápoles. Mapa de Wikipedia

Todos los nombres que aparecen en este mapa son evocadores de sitios de veraneo: Ischia, Capri, Sorrento,… y, sin duda, lo era durante el imperio Romano pues Pompeya –que no está reflejado en el mapa– era una ciudad de veraneo de los nobles romanos.

Adjunto otro mapa en el que se ve Pompeya y, en letras rojas, el Vesubio.

280px-Napoli_map

Mapa de Wikipedia

Si vemos el golfo desde satélite, lo que más destaca es el monte Vesubio.

Golfo de Nápoles y el monte Vesubio. Gentileza de Wikipedia

Golfo de Nápoles y el monte Vesubio. Gentileza de Wikipedia

He estado en estas aguas cuatro veces, pero siempre me he quedado con ganas de conocer Ischia, Capri, Sorrento y la propia Nápoles. Siempre he decidido ir a Pompeya. Esta vez no ha sido diferente. Sabíamos que podríamos descender del barco a las 8:00 de la mañana y que saldría hacia Civitavecchia a las 18:30. Teníamos poco más de diez horas para vez todo este golfo. Tras una pequeña deliberación decidimos que contrataríamos la excursión de Costa para ir a Pompeya. Y eso es lo que hicimos. Pero empecemos por el principio.

DESAYUNO CON VISTAS AL VESUBIO

Una de las cosas interesantes que tenía este crucero es que a las 6 de la mañana había un “café para madrugadores”. Normalmente iba a tomarlo un poco antes. Mi experiencia me decía que a las 5:45 ya solía estar puesto.

Ese día el Sol saldría a las 6:16, lógicamente en el mar. Si estamos cerca de una tierra con montañas, el Sol tardaría más en salir.

Desayunando, con las primeras luces del alba, antes de que el Sol se dejase ver, desde el barco, que seguía navegando, pudimos empezar a ver la imagen de un único monte: el Vesubio.

La silueta del Vesubio entre las brumas del amanecer

La silueta del Vesubio entre las brumas del amanecer

A la izquierda el Vesubio y a la derecha el Sol empieza a mostrar sus luces

A la izquierda el Vesubio y a la derecha el Sol empieza a mostrar sus luces

El Vesubio mira al Sol naciente

El Vesubio mira al Sol naciente

El barco cambia de posición y hace que el Sol empiece a ascender por las laderas del Vesubio

El barco cambia de posición y hace que el Sol empiece a ascender por las laderas del Vesubio

El Sol nos mira con su cara redonda y sonriente: ha derrotado a la noche

El Sol nos mira con su cara redonda y sonriente: ha derrotado a la noche

IMG_0715.CR2_6SQI3W

Pescadores

Pescadores a lado del Vesubio

El Sol continúa con su escalada del Vesubio

El Sol continúa con su escalada del Vesubio

Sigue subiendo. Sin prisas y sin pausas

Sigue subiendo. Sin prisas y sin pausas

Por fin, llega a la cumbre. Ya casi ve el cráster

Por fin, llega a la cumbre. Ya casi ve el cráter

Llega al cráter y lo viste de "lavas" muy luminosas

Llega al cráter y lo viste de “lavas” muy luminosas

Volcán y Sol producen una explosión de luz

Volcán y Sol producen una explosión de luz

IMG_0727.CR2_S9N82W

El volcán por un momento se vuelve activo y lanza destellos de luz

Nuestro barco se acerca al puerto. Ya está servido el desayuno normal, no el de los madrugadores.

Al fondo, Nápoles

Al fondo, Nápoles

Ya hemos atracado. El Sol se muestra brillante sobre el Vesubio

Ya hemos atracado. El Sol se muestra brillante sobre el Vesubio

Desayunamos, bajamos al puerto, nos montamos en nuestro autobús –en esta ocasión también con guías de lengua francesa– y empezamos ruta hacía el Vesubio. Pasaremos al lado de Herculano y nos pararemos en Pompeya.

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con
Licencia de Creative Commons
Félix Ares y Maricarmen Garmendia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr

El volcán Krakatoa

Martes, 12 de marzo de 2013

Cuando el Sol se estaba poniendo, aproximadamente a las 17:10, nuestro barco pasaba por el estrecho de Sonda y a nuestra izquierda, hacia la puesta del Sol, había dos montes cuya estampa era preciosa. El más pequeño, el menos espectacular, es nada menos que el famoso volcán Krakatoa que tuvo una violentísima explosión el 27 de agosto de 1883.

De los dos pico que se ven, el pequeño, a la izquierda, es el Krakatoa

De los dos pico que se ven, el pequeño, a la derecha, es el Krakatoa

Se estima que la energía de aquella explosión fue similar a una bomba atómica de 500 megatones; es decir ,quinientos millones de toneladas de trinitroglicerina. Produjo un ruido tan enorme que se oyó a una distancia de cinco mil kilómetros. mediten un momento, cinco mil kilómetros es una distancia mayor que la que hay entre Nueva York y Madrid. La explosión produjo un tsunami que se estima que produjo la muerte de 63 000 personas. El tsunami tenía una altura de 40 m y la velocidad de propagación de la energía era de 1 120 km/h. De esos datos puede usted mismo estimar su poder destructor.

Lanzo tanto polvo y tal altura que el verano siguiente fue muy frío en el hemisferio norte. El polvo reflejaba parte de los rayos de Sol y por eso la tierra se enfrío.

Es curioso verlo ahora tan chiquitín, tan tranquilo, tan insignificante. Parece mentira que en su día fuera un emisario de la muerte.

1

El monte que está a la izquierda del Krakatoa, al estar iluminado por detrás por la puesta de Sol parece más impresionante. De este sí que se esperan explosiones terribles.

Costa Rica (3): Parque Braulio Carrillo

24 de enero de 2013

Poco antes de llegar a San José hay un parque natural que se llama “Braulio Carillo”, en él está el volcán Barva de 2906 m de altura. Un volcán apagado.

Volcanes

En Costa Rica hay muchos volcanes y una de las cosas que sorprenden es que prácticamente están en una línea recta: Orosí, Rincón de la Vieja, Miravalles, Tenorio, Arenal, Chato, Platanar, Polis, Barva, Irazú y Turrialba. Sospecho que es debido a que ahí es donde está el borde de la placa tectónica del Caribe, pero no lo sé y cómo no tengo un acceso decente a internet, no puedo mirarlo.

El parque nos da la bienvenida

IMG_4958.CR2_M5YPRW

IMG_4957.CR2_OBNRRW

A lo lejos la carretera nos deja intuir las alturas de los montes del parque. A mi me recuerdan, salvando las distancias, las montañas de la saga de Parque Jurásico.

IMG_4960.CR2_JVXXRW

IMG_4959.CR2_AFRURW

IMG_4961.CR2_U3OYRW

Planta con hojas inmensas que, lamentablemente, no sé cómo se llama. El guía tampoco.

Planta con hojas inmensas que, lamentablemente, no sé cómo se llama. El guía tampoco.

Más árboles barbudos


Más árboles barbudos

IMG_4965.CR2_NA6SRW

IMG_4972.CR2_7I2HRW

 

Detalle de una hoja

Detalle de una hoja

IMG_4970.CR2_AKWGRW

IMG_4974.CR2_V0FHRW

IMG_4980.CR2_U67HRW

 

Antes de salir del parque hay un túnel que nos lleva muy cerca de San José.

IMG_4979.CR2_DVYMRW

El parque nos dice adiós.

El parque nos dice adiós.

Estamos a diez kilómetros de San José, la capital de Costa Rica.

Estamos a diez kilómetros de San José, la capital de Costa Rica.