Sydney, Australia (y 6): Nos vamos a Melbourne

2 de marzo de 2013

Nada más salir de la casa de la Ópera nos llevaron al barco para partir para Melbourne.

Al salir aproveché la ocasión para volver a fotografiar el puente sobre la bahía, la casa de la ópera desde otro ángulo y un faro.

IMG_7408.CR2_VHVMTW

IMG_7409.CR2_MQ8CTW IMG_7416.CR2_48FQTW

IMG_7410.CR2_82CTTW

Detalle del puente. Obsérvese lo pequeos que se ven los humanos que están arriba

Detalle del puente. Obsérvese lo pequeños que se ven los humanos que están arriba

Faro-fortaleza de la Bahía de Sydney (Port Jackson)

Faro-fortaleza de la Bahía de Sydney (Port Jackson)

Faro-fortaleza de la Bahía de Sydney (Port Jackson)

Faro-fortaleza de la Bahía de Sydney (Port Jackson)

Faro-fortaleza de la Bahía de Sydney (Port Jackson)

Faro-fortaleza de la Bahía de Sydney (Port Jackson)

Faro-fortaleza de la Bahía de Sydney (Port Jackson)

Faro-fortaleza de la Bahía de Sydney (Port Jackson)

Faro-fortaleza de la Bahía de Sydney (Port Jackson), puente sobre la Bahía y casa de la ópera

Faro-fortaleza de la Bahía de Sydney (Port Jackson), puente sobre la Bahía y casa de la ópera

* * *

emailTapasBr

Sydney, Australia (5): The Opera House

2 de marzo de 2013

El edificio de la Ópera de Sydney se ha convertido en el símbolo de la ciudad, a construcción más significativa. No les voy a contar la historia de su construcción pero sí que en sus inicios fue muy controvertida. Como muchas otras obras se retrasó y el precio se disparó. El arquitecto, Utzon, terminó tan harto que se fue a su país y nunca volvió. La parte interior del edificio la terminaron arquitectos  australianos. Recientemente le han invitado ha ir rehacendo el interior de acuerdo con sus ideas. Él ya muy mayor no ha podido venir a Australia, pero ha enviado a su hijo que también es arquitecto y ya hay una primera habitación hecha con sus ideas, que dicho sea de paso, me parece una habitación vulgar y con una iluminación –diseñada por ellos– muy molesta, pero sbre gustos…

El edificio de la opera

El edificio de la opera

A pesar del nombre hay que señalar que se trata mucho más de una sala de conciertos y espectáculos que de “solo ópera”. De hechos son edificios, uno con una sala muy grande, demasiado para la ópera, pues con su sola voz y sin amplificadores el público no llegaría a oírlo. Pavroti ha sido el único que se ha atrevido a cantar ópera en la sala grande. La sala para cantar ópera es la pequeña.

IMG_7388.CR2_OSTFTW

Vista desde el interior

Vista desde el interior

Asientos de la sala grande, donde se han hecho conciertos de rock e incluso boxeo. Me sorprendió el color rojo de los mismos.

Asientos de la sala grande, donde se han hecho conciertos de rock e incluso boxeo. Me sorprendió el color rojo de los mismos.

Detalle de cómo se sustentan las "velas"

Detalle de cómo se sustentan las “velas”

La parte exterior de las "velas" son de cerámica tratada con un material autolimpiable. No se ensucian. No logré que me dijeran el tratamiento pero supongo que es óxido de titanio.

La parte exterior de las “velas” son de cerámica tratada con un material autolimpiable. No se ensucian. No logré que me dijeran el tratamiento pero supongo que es óxido de titanio.

Dos velas una al lado de otra

Dos velas una al lado de otra

Detalle del interior

Detalle del interior

 

IMG_7397.CR2_YYLITW

LA NUEVA HABITACIÓN DE UTZON

Tal como habíamos dicho hace unos pocos años se invitó al arquitecto, Utzon, a replantear el interior y él y su hijo han preparado esta habitación. La idea es que todo el interior se remodele de acuerdo con sus ideas.

IMG_7398.CR2_2JWLTW

Ventanas de la nueva habitación

Ventanas de la nueva habitación

Techo e iluminación desde arriba; también hay iluminación lateral que, desde mi punto de vista, deslumbra

Techo e iluminación desde arriba; también hay iluminación lateral que, desde mi punto de vista, deslumbra

Mural de la parte de atrás de la habitación de Utzon

Mural de la parte de atrás de la habitación de Utzon

Un detalle interesante es que ese pasamanos de cobre lleva en su interior agua caliente. En invierno actúa como calefacción.

Un detalle interesante es que ese pasamanos de cobre lleva en su interior agua caliente. En invierno actúa como calefacción.

* * *

emailTapasBr

 

 

 

Sydney, Australia (4): Visita a la ciudad

2 de marzo de 2013

Al día siguiente salimos de mañana para hacer una visita a la ciudad en autobús. Al salir vemos el puente sobre la bahía y la casa de la ópera.

IMG_7328.CR2_6998SW

 

 

Nuestros primeros pasos nos llevaron a Mrs. Macquerie Point, un jardín interesante con una vistas preciosas. Una de las cosas que vimos me llamaron la atención:

IMG_7334.CR2_1OCTTW

Un buzón para jeringuillas.

IMG_7335.CR2_LMD9SW

 

Desde ese privilegiado punto se ve esta gigantesca grúa:

IMG_7336.CR2_1VGDTW

 

BONDI BEACH

Nuestro siguiente paso fue ir a la playa Bondi, que sin duda es la playa más famosa de Sydney debido a que la utilizan los surferos. Llegamos con viento y lluvia y unas grandes olas. Probablemente un buen día para los surferos aunque para los demás no era nada agradables. La playa es bonita pero el tiempo era muy desagradable.

IMG_7338.CR2_FGH9SW

Una vista de la playa Bondi

Una vista de la playa Bondi

Otra vista

Otra vista

El Pabellón Bondi

El Pabellón Bondi

IMG_7344.CR2_PZQLTW

Es una playa con Wifi gratuito

Es una playa con Wifi gratuito

Una curiosidad es que está prohibido fumar en la arena de la playa

Una curiosidad es que está prohibido fumar en la arena de la playa

Un as imágenes desde el pabellón

Un as imágenes desde el pabellón

IMG_7352.CR2_0TFPTW

En la playa están estas figuras para sacarte una foto

En la playa están estas figuras para sacarte una foto

El viento era tan fuerte que doblaba fuertemente las araucarias. La flecha indica la inclinación

El viento era tan fuerte que doblaba fuertemente las araucarias. La flecha indica la inclinación

Olas en Bondi

Olas en Bondi

CASAS CON BARANDILLA DE FORJA

Resulta que a finales del siglo 19 llegaban muchas cosas a Australia desde Inglaterra empaquetadas en cajas de hierro fundido. Al final el hierro era mucho y empezaron a hacer barandillas de hierro forjado y parece ser que los artesanos empezaron a competir entre sí en producir barandillas de alta calidad. Así que en Sydney encontramos muchísimas casas con Barandilla preciosas. Unos trabajos excelentes.

IMG_7370.CR2_7EZATW

IMG_7371.CR2_UJ1DTW

IMG_7372.CR2_7AXPTW

PUENTE DE LA BAHÍA

El puente sobre la Bahía tiene a los lados dos torres que son de adorno. No forman parte de nada estructural.

El puente sobre la Bahía tiene a los lados dos torres que son de adorno. No forman parte de nada estructural.

La opera vista desde debajo del puente

La opera vista desde debajo del puente

 PASEO Y COMIDA EN BARCO

A la hora de comer nos llevaron a un barco que imitaba los steamboat del Mississipi. La verdad es que la comida ha sido lo peor que he comido en mucho tiempo y, además, al comer no te dejaba ver el recorrido, con lo cual no sé muy bien a qué venía ese estúpido viaje.

El barco en el que comimos

El barco en el que comimos

Sydney desde la mitad de la bahía

Sydney desde la mitad de la bahía

Las peletas del barco

Las paletas del barco

Las peletas del barco

Las paletas del barco

Barco Holland American que también da la vuelta al mundo

Barco Holland America Line que también da la vuelta al mundo.

 

Impresionante edificio de Symantec en Sydney

Impresionante edificio de Symantec en Sydney

Al bajar del “crucero” por la bahía paramos en este sitio con ese curioso letrero:

Aquí está el cerdo ??????

Aquí está el cerdo ??????

* * *

THE OPERA HOUSE

Nuestra siguiente parada fue el famoso “The Opera House”. Como es un edificio muy famoso y singular prefiero dedicarle un nuevo apartado.

emailTapasBr

Sydney, Australia (3): Las montañas azules

1 de marzo de 2013

Si el día 28 de febrero fue malo, el 1 de marzo todavía fue peor. Por ejemplo, veamos la torre de Sydney desde el mismo lugar que el día anterior.

Torre de Sydney perdida entre la niebla

Torre de Sydney perdida entre la niebla

Sydney entre la niebla

Sydney entre la niebla

Una de las cosas que queríamos hacer era ir a ver “Las Montañas Azules”. Son unas montañas que empiezan a 65 km de Sydney y cuya capital, Katoomba, está a 105 km. Se llaman azules porque en ellas hay muchos eucaliptos que desprenden sustancias que cuando hay Sol las hacen parecer de color azul. Es un espacio natural con árboles, barrancos, torres producidas por la erosión,… al que va mucha gente. Hay un teleférico para ver barrancos y la selva tropical desde arriba, vagonetas para correr entre los árboles de la selva, autobuses que te llevan por todo el parque, cuevas,….

Tal como amaneció el día lo que apetecía era quedarse en casa; pero no parecía normal estar en Australia y quedarse en la habitación. Así que decidimos ir a Katoomba, la capital de Las Montañas Azules a pesar de todo. Decidimos coger el tren –Australia dispone de la mayor red ferroviaria del mundo– y acercarnos a esa ciudad. Pensamos que cómo mínimo algo veríamos por las ventanas. La verdad es que además de niebla vimos muy poco, pero lo hicimos.

Cogimos el autobús, después buscamos una estación de metro que nos llevó a la estación central. Los billetes de metro se pueden pagar con tarjeta de crédito (es muy caro. Un recorrido de unas pocas estaciones ida y vuelta 5 $).

En la estación central cogimos billetes para Katoomba y la sorpresa es que es muy barato (Ida y vuelta 12 $UA).

Estación Central. Con un toque de central ferroviaría antigua. Me ha gustado mucho.

Estación Central. Con un toque de central ferroviaria antigua. Me ha gustado mucho.

IMG_7264.CR2_TFSPTW

IMG_7265.CR2_X39TTW

Cartel que anuncia la salida de nuestro tren

Cartel que anuncia la salida de nuestro tren. Sale a las 11:09 y el viaje dura dos horas.Los billetes se compran en máquinas similares a esta. Y digo similares porque esta dice que no admite pago con EFTPOS --tarjetas de crédito--. La mayoría de las máquinas las admiten

Los billetes se compran en máquinas similares a esta. Y digo similares porque esta dice que no admite pago con EFTPOS –tarjetas de crédito–. La mayoría de las máquinas las admiten.

 

Un detalle de los hierros forjados del techo que me recuerdan cómo eran las estaciones antes en España

Un detalle de los hierros forjados del techo que me recuerdan cómo eran las estaciones antes en España

Una anuancio de las "Tres Hermanas", las tres montañas que son una de las atracciones de Las Montañas Azules. Por desgracia solo pudimos ver el anuncio

Una anuncio de las “Tres Hermanas”, las tres montañas que son una de las atracciones de Las Montañas Azules. Por desgracia solo pudimos ver el anuncio.

La estación de Katoomba entre la niebla

La estación de Katoomba entre la niebla

IMG_7273.CR2_6NIUTW

Lo que veía desde Katoomba

Lo que veía desde Katoomba

Interior de la estación anunciando el siguiente tren en la plataforma 1 (hay dos plataformas. Una a Sydney, la otra a otras partes de las Montañas Azules

Interior de la estación anunciando el siguiente tren en la plataforma 1 (hay dos plataformas. Una a Sydney, la otra a otras partes de las Montañas Azules

IMG_7277.CR2_7MSPTW

IMG_7284.CR2_ICQETW

Dada la hora que era decidimos ir a comer.

COMIDA EN KATOOMBA

Katoomba es una ciudad turística y por lo tanto hay varios restaurantes. Estaba lloviendo por lo que nuestra decisión se basó en ir a un sitio al que se pudiera llegar bajo marquesina. La decisión recayó en Bamboo Box (Caja de Bambú).

La carta de Bamboo Box

La carta de Bamboo Box

IMG_7292.CR2_POBUTW

Al entrar vimos una oferta de el plato del día por 11 $AU. Tenía un nombre extraño y no sabíamos muy bien qué era, pero lo pedimos.

El local tiene mesas de madera, al más puro sabor de taberna antigua

El local tiene mesas de madera, al más puro sabor de taberna antigua

La oferta. Dice que pica, pero la verdad es que cada plato picaba diferente. En mi plato había una docena de guindillas grandes rojas y muy picantes. Picaba a rabiar. Otros picaban menos.

La oferta. Dice que pica, pero la verdad es que cada plato picaba diferente. En mi plato había una docena de guindillas grandes rojas y muy picantes. Picaba a rabiar. Otros picaban menos.

El agua del grifo –de las Montañas Azules– era estupenda y la servían gratuitamente.

Aspecto de la mesa con las botellas de agua.

Aspecto de la mesa con las botellas de agua.

Detalle del plato: arroz blanco, verduras variadas,...

Detalle del plato: arroz blanco, verduras variadas,…

VUELTA A SYDNEY

Al salir del restaurante nos encontramos con el tiempo todavía había empeorado. La niebla era profunda. En la puerta del restaurante estaba el autobús que da vuelta por las Montañas Azules y que por 25 $UA te permite subir y bajar en treinta puntos con buenos escenarios o con atracciones. Ni que decir tiene que el autobús estaba parado y vacío. No funcionó en todo el día.

Al fondo el autobús rojo que da una vuelta por treinta lugares de las Montañas Azules

Al fondo el autobús rojo que da una vuelta por treinta lugares de las Montañas Azules.

Dimos una vuelta por las tiendas donde venden diversos recuerdos de las Montañas Azules y después decidimos volver a Sydney. Fuimos a la estación y allí estaba la próxima salida y las estaciones.

IMG_7294.CR2_WUXLTW

 

De todas las estaciones, la tercera nos ha llamado la atención: BULLABURRA.

Hacía mucho frío.

Llegó el tren, montamos y dos horas después estábamos en la estación Central de Sydney. Allí vimos que nuestro tren era el City Rail, que es el de cercanías. Además, en los andenes estaban los trenes que unen las diversas ciudades de Australia: Country Link.

IMG_7295.CR2_ULKTTW

IMG_7296.CR2_ZPALTW

Nuestro tren

Nuestro tren

En la estación central hay máquinas de vending. Para que vean los precios:

IMG_7299.CR2_8WIPTW

Como podéis ver los precios de Australia son caros y Sydney, nos dicen, es la ciudad más cara de Australia.

DE PASEO AL NUEVO PUERTO

Ese día nuestro barco cambiaba de puerto. De aquel un poco lejano, se trasladó al centro de la ciudad, al lugar llamado “The Rock”, donde empezó la colonia en el siglo XIX que se ha convertido en el Sydney de hoy.

Es una zona muy activa, con mucha animación, con mucha vida vida nocturna. Así que decidimos ir desde la estación central hasta el nuevo puerto andando, paseando por la noche, aun sabiendo que tardaríamos más de media hora.

IMG_7301.CR2_Y83FTW

La primera parada fue la Torre de Sydney. La Torre es el edificio más alto de Sydney. Subur cuesta 16 $AU, lo que me parece una burrada. Pero al final no subimos pues desde abajo la torres se veía cubierta de niebla, por tanto sospechamos que solo veríamos niebla.

IMG_7302.CR2_WSKSTW

 

Aunque las tiendas “normales” cierran a las 17:30, hay unas llamadas “Convenience Store” que cierran a distintas horas. En esta, a las 21:00 compramos unos vestidos.

IMG_7304.CR2_W6ANTW

A la media hora llegamos a nuestro barco. En un lugar precioso.

IMG_7306.CR2_VTMSTW

Al lado del barco estaba este restaurante, cuya tipografia me recuerda a Burger King:

IMG_7308.CR2_CSEPTW

 

De ese mismo puerto salen ferries a distintos lugares de Sydney.

IMG_7309.CR2_YZEJTW

También salen cruceros que llevan a todos esos puntos que señala el mapa:

IMG_7310.CR2_PUASTW

Nuestro barco y el puente sobre la bahía de Sydney

Nuestro barco y el puente sobre la bahía de Sydney

Enfrente: la casa de la Ópera

Enfrente: la casa de la Ópera

 

Al lado del barco está el museo de arte moderno

Al lado del barco está el museo de arte moderno

 

Nuestro barco y la Opera House de SydneyNuestro barco y la Opera House de Sydney

 

IMG_7323.CR2_MJPCTW

El terminal de cruceros y detrás el puente sobre la bahía

El terminal de cruceros y detrás el puente sobre la bahía

* * *

Sydney, Australia (2): El monorail

28 de febrero de 2013

Como ya estaba todo cerrado decidimos montarnos en el monoraíl y dar una vuelta por el centro de Sydney. El monorail es un tren colgante circular que rodea el centro de Sysdney; pasa por muchos de los lugares interesantes de la ciudad: torre de Sydney, museo naval, cine IMAX, aquarium, un zoo con canguros y koalas, etc.

El precio para dar una vuelta son 5$UA. Para todo el día pudiendo bajar y subir cuantas veces quieras y con talonario de descuentos 9,9$UA. Elegimos el de todo el día. A pesar de que ya casi era de noche.

Una estación de monorail.

Una estación de monorail.

El monorail cruza la bahía: esa es la vía

El monorail cruza la bahía: esa es la vía

En ls estaciones venden unas pocas cosas. Por ejemplo postales cuatro por un dólar australiano

En las estaciones venden unas pocas cosas. Por ejemplo postales por cincuenta céntimos de dólar. En las máquinas de vending una Coca Cola 4$AU.

El Museo Marítimo desde el monorail

El Museo Marítimo desde el monorail

Un vagón del monoraíl

Un vagón del monoraíl

La estación de Darling Park

La estación de Darling Park

kk

Al fondo Sealife –acuario– y Wildlife –zoo con canguros y koalas.

Estación de Harbourside

Estación de Harbourside

Una de las banderas australianas. las hay en fondo azul, como esta; en fondo trojo y en fondo blanco que la usa la marina

Una de las banderas australianas alrededor del recorrido. Las hay en fondo azul, como esta; en fondo rojo y en fondo blanco que la usa la marina.

Otra vista de una estación y el monorail

Otra vista de una estación y el monoraílUn vagón que anuncia una exposición procedente del museo de la ciencia de Finlandia (Heureka)

Otra vista al Museo Naval Nacional 

Otra vista del Museo Naval Nacional
Cruzando de nuevo la bahía

Cruzando de nuevo la bahía

IMG_7255.CR2_DGLLTW

Una casa entre la niebla

El centro de Sydney

Si no te bajas, la vuelta entera dura catorce minutos.

* * *

Sydney, Australia (1): niebla, lluvia, viento y frío

28 de febrero de 2013

ESTACIONES

Los europeos tendemos a considerar que en todas partes hay cuatro estaciones: verano, otoño, invierno, primavera y verano. Y también tendemos a pensar simplísticamente que si en el hemisferio norte es invierno en el hemisferio sur es verano. Según esas ideas simplistas como el 28 de febrero es invierno en España en Sydney debería ser verano. La realidad es un poco más compleja. Los nativos australianos consideraban que había entre seis u ocho estaciones dependiendo de la zona de Australia. Los meses de diciembre y enero son cálidos en Sydney, pero a finales de enero las temperaturas empiezan a caer. Finales de febrero y marzo suelen ser los días más húmedos del año.

Cuando poco después del mediodía atracamos en Sydney, lo que pude ver fue esto:

Torre de Sydney entre la bruma

Torre de Sydney entre la bruma

Todo Sydney estaba cubierto de niebla. Todavía, en estos momentos se veía la punta de la “Torre de Sydney” –el edificio más alto de la ciudad– pero a lo largo del día pasó por momentos en los que la niebla la hizo desaparecer.

Sydney nos recibió con un día típico de finales de febrero: niebla, lluvia, viento y frío. Realmente desapacible. Lo peor es que esa tarde casi fue la mejor de los tres días que hemos estado en Sydney.

* * *

UN PASEO ANDANDO

El barco atracó en un muelle mal comunicado con el centro de la ciudad. A muy pocos metros en línea recta, pero muy lioso para ir y volver, por lo que las autoridades del puerto pusieron autobuses lanzaderas a nuestra disposición para llevarnos y traernos gratuitamente del centro. Concretamente el autobús nos dejaba al lado de la Torre de Sydney.

La subida a los autobuses estuvo tan mal organizada, que tardamos hora y media en bajar y poder coger un autobús. No sé si la culpa es de Costa o de las autoridades portuarias, pero solo dejaban bajar cuando había dos autobuses aparcados. Se bajaba, se subía a los autobuses, se iban y entonces llegaban otros dos y dejaban bajar más gente. Con un barco con tres mil pasajeros ustedes mismos se lo pueden imaginar: un desastre.

Cuando quisimos llegar a la Torre de Sydney ya eran casi las tres de la tarde y casi todo en Sydney se cierra a las 17:30. Es decir, que si queríamos comprar algo, queríamos que ir a toda prisa, aguantando la lluvia. Buscamos un cybercafé para imprimir una hoja. Compramos un sobre y nos fuimos a correos para echar la carta. Todo eso nos llevó bastante tiempo; después nos quedamos libres aunque queríamos comprar algunas cosas: una pasta de dientes, unas pinzas… Conseguimos hacerlo en una de las múltiples tiendas que hay en el centro de Sydney.

Y después decidimos ver algo de los alrededores.

Muy cerquita está el Hyde Park

Muy cerquita está el Hyde Park

Lo más significativo del interior de Hyde Park es la fuente que se ve al fondo.

Fuente regalo de Francia por la ayuda australiana en la guerra de 1914-1918

Fuente regalo de Francia por la ayuda australiana en la guerra de 1914-1918

IMG_7221.CR2_N98LTW

Placa de la fuente

Placa de la fuente

Detalle de la fuente

Detalle de la fuente

Otro detalle

Otro detalle

A un lado del parque está la iglesia de Santa María, catedral católica

A un lado del parque está la iglesia de Santa María, catedral católica

En Sydney, como en otras muchas ciudades del mundo, hay un autobús para visitar la ciudad. Se compra el billete por un día --37$AU-- y puedes subir y bajaren las múliples paradas que hace. Una de ellas en la catedral de Santa María

En Sydney, como en otras muchas ciudades del mundo, hay un autobús para visitar la ciudad. Se compra el billete por un día –37$AU– y puedes subir y bajaren las múltiples paradas que hace. Una de ellas en la catedral de Santa María

A ldo de la catedral está el Museo de Australia.

A ldo de la catedral está el Museo de Australia.

Cuando llegamos todavía estaba abierto pero estaban cerrando. Quedaban diez minutos. Parece un museo muy interesante en el que se mezcla la cultura y la ciencia –este detalle parece típico de todos los museos de Nueva Zelanada y Australia–. A diferencia de los de Nueva Zelanda este no es gratis, la entrada cuesta 24$AU. El dólar australiano es este momento está aproximadamente 1€ = 1,27 $AU. Pero los bancos cargan unas comisiones altísimas. Lo que yo cambié me salió casi 1€=1$AU.

IMG_7231.CR2_ZQ3PTW

Logo

Logo

En la tienda del museo venden, entre otras cosas, joyas de piedras semipreciosas.

En la tienda del museo venden, entre otras cosas, joyas de piedras semipreciosas.

En cuanto a las bebidas los precios son bastante altos: un café solo 3,8$AU, una Coca Cola o bebida similar: 4$AU.

Esqueleto de ballena colgado a la entrada

Esqueleto de ballena colgado a la entrada

Esqueleto de ballena colgado a la entrada

Esqueleto de ballena colgado a la entrada

Esqueleto de ballena colgado a la entrada. El color azul se debe a los focos de ese color

Esqueleto de ballena colgado a la entrada. El color azul se debe a los focos de ese color

* * *

emailTapas