Dubái, revisitado (8): Un paseo nocturno

6 de marzo de 2019

La primera vez que estuve en Dubái fue en 2013, en un crucero de la vuelta al mundo. Lo que dije entonces pueden verlo aquí:

En esta nueva versión, sigo la idea general de aquel post aunque corrijo y añado algunas cosas.

BURJ KHALIFA y DUBAI MALL

Ahora el orden de la visita es un poco diferente, nuestra primera parada es Burj Khaliffa y Dubai Mall.

Palmeras iluminadas en el Dubái Mall. Dubái.
Adornos leds en el Dubái Mall. Dubái.
Burj Khalifa iluminado. En esta foto la iluminación es de color blanco, pero los colores van cambiando. Dubái.

Por la noche, esperábamos una visión distinta de Burj Khalifa, pero lo que vimos fue inesperado. La torre surgía de entre la noche a retazos: manchas de luz separadas por la negra noche.

Burj Khalifa. Vista nocturna. Dubái.
Burj Khalifa entre las palmeras iluminadas. Dubái.

ISLA PALMERA. HOTEL ATLANTIS

Dentro del complejo hotelero hay un centro comercial con algunas tiendas, una acuario e incluso un restaurante desde el que se ven los peces.

Centro comercial del hotel Atlantis. Dubái.
Restaurante Seafire, en el Hotel Atlantis. Dubái.

A veces en los viajes no es nada fácil encontrar un baño. En los bajos del hotel Atlantis los hay esplendidos y gratuitos.

Servicios de la zona comercial del Hotel Atlantis. Dubái.

Detalle del techo. Hotel Atlantis. Dubái.
Una mirada al acuario. Dubái.

Tras esta breve vista de Atlantis iluminado, nos vamos hacia Wafi. Al salir me sorprenden cuatro coches eléctricos de la marca Tesla. Eléctricos en el golfo Pérsico.

Coches eléctrcios marca Tesla a la puerta del Hotel Atlantis. Dubái.

LUZ Y SONIDO EN WAFI

Tal como ya hemos dicho, Wafi son unos grandes almacenes en los que destaca la decoración de tipo egipcia aunque no es la única.

Señal que indica donde se celebra el espectáculo de luz y sonido. Dubái

Por la noche ofrecen un espectáculo soberbio de luz y sonido que dura en torno a una hora. El espectáculo no es en un lugar en concreto, es en todo el recinto: a izquierda, derecha, delante, detrás, arriba, abajo… El número de proyectores para hacerlo es enorme. No me atrevo a dar una cifra pero seguro que son cientos de “gobos“.

La parada de autobuses de Big Bus en Wafi. Dubái.
Interior del centro comercial Wafi. Dubái.
Espectáculo luz y sonido centro comercial Wafi. Dubái
Espectáculo luz y sonido en centro comercial Wafi. Dubái.
Luz y sonido en centro comercial wafi. Dubái.
Frontispicio de estilo griego sobre el que se proyectar´n muchas imágenes.
Anubis, el dios chacal. Centro comercial Wafi. Dubái.
¿Ramses? Centro comercial Wafi. Dubái.

Ahora nos vamos a la Grecia clásica, aun edificio con aires del Partenón, que se viste de colores.

Juego de luz en un edificio similar al Partenón griego en centro comercial Wafi en Dubái.

Estas imágenes estáticas son tan solo una muestra del juego de colores e imágenes que nos hacen ver en el centro comercial de Wafi; pero les falta movimiento. También sacamos unos minutos de vídeo para que se apreciara ese movimiento. Lo tienen aquí. Dura 1 minuto, suficiente para que vean el ritmo y escuchen la música del espectáculo.

El espectáculo nos gustó mucho y nos quedamos con la sensación de que había que volver. Nosotros vimos un trozo de la parte egipcia y otro de la griega, pero el espectáculo ocurría en muchos sitios a la vez, aunque la música era única. Nos dieron ganas de volver al día siguiente, pero era imposible pues a esas horas de la noche ya estaríamos volando a Madrid.

Cogimos el autobús de vuelta que nos llevó hasta Paul. A aquellas horas ya no había autobús que nos llevara hasta el barco y allí cogimos un taxi que por siete euros nos llevó al barco.

Esa noche nos fuimos a la cama con un grato de sabor de boca. El día había sido largo y cansado, pero habíamos visto muchas cosas… y se nos habían quedado sin ver muchas más.

Subimos al bar y nos tomamos unos cócteles con alcohol: con Curaçao, tequila, y ron. Y después a la cama, mañana también teníamos un programa intenso. Muchas horas de vuelo.

Eran las 24:00 el día había acabado.

tapas.ares.fm.2

Formulario de contacto Viajes

Si quiere ponerse en contacto conmigo utilice este formulario. Gracias

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website

Dubái, revisitado (7): Burj Khalifa al atardecer

4 de marzo de 2019

La primera vez que visité Dubái fue en el año 2013 en un crucero de la vuelta al mundo. La entrada que hice entonces pueden verla en este enlace: http://viajes.ares.fm/?p=4558.

Lo que hago en esta nueva versión es modificar ligeramente lo que escribí entonces, con algún dato nuevo.

Nuestra siguiente parada era en el centro comercial Dubái Mall que está al lado del Burj Khalifa:

Ubicación de Dubáis Mall y de Burj Khalifa. Dubái. El mapa está obtenido de Google Maps.

Los habitantes de Dubái dicen que el “Dubai Mall” es el centro comercial más grande del mundo; pero ya sabemos que tienen tendencia a hacer que todo lo suyo sea “lo más grande”. No cabe duda de que es enorme: más de 1 200 tiendas, que venden de todo: moda, fotografía, electrónica, computadores, tablets, teléfonos móviles … y unos 200 restaurantes, cines….

Hasta donde nosotros hemos investigado, el Dubai Mall es el más grande del mundo en número de tiendas, pero en superficie hay otros que le ganan, aunque están haciendo obras de ampliación.  Hoy tiene una superficie de un poco más de medio millón de metros cuadrados en seis pisos de tiendas. También hay tres plantas de aparcamiento…

Parece ser que los grande almacenes de Dubai son los más visitados del mundo, con cien millones de personas al año.

Para las personas que quieren comprar es uno de los puntos obligados de visita. Por otra parte entre el Mall y el Burj Khalifa hay un lago con unos preciosos juegos de luz. Lamentablemente para nosotros, teníamos poco tiempo y debíamos elegir. Así que elegimos no ver el espectáculo de las fuentes de Burj Khaliffa y sí ver los del centro comercial WAFI, que mostraremos un poco más adelante, en otro post.

Aquí tienen unas imágenes de lo que es la “fuente de Dubái” –que se inauguró el mismo día que el Dubai Mall: octubre 2008– y algunas fotos de sus juegos de luz, que insisto, no hemos visto nada más de refilón, al pasar el autobús por allí. Las fotos que vienen a continuación son de wikipedia.

La fuente de Dubái, entre la torre Butj Khalifa y el Dubai Mall. Foto de Wikipedia
La fuente de Dubái, entre la torre Buj Khalifa y el Dubai Mall. Foto de Wikipedia
La fuente de Dubái, entre la torre Buj Khalifa --al frente-- y el Dubai Mall --a la izquierda--. Foto de Wikipedia
La fuente de Dubái, entre la torre Buj Khalifa —al frente— y el Dubai Mall —a la derecha—. Foto de Wikipedia-
La fuente de Dubáil. Foto de Wikipedia
La fuente de Dubáil. Foto de Wikipedia

Al atardecer vimos la torre Burj Khalifa, así:

Mirando hacia el lado contrario de la torre, al fondo, al otro lado de la ría, se ven las torres gemelas, que vimos durante nuestro viaje en dhow, aunque ahora la iluminación es totalmente distinta.

Las torres gemelas. Twin Towers. Dubái.

Volviendo la mirada a la torre, vemos:

Burj Khalifa entre las palmeras. Dubái
Burj Khalifa. Dubái.

No vamos a mostrar más fotos del atardecer en esta torre porque habíamos decidido volver por la noche y pensamos que las fotos nocturnas podían ser interesantes.

Ahora nuestra intención era ir al intercambiador —al lado de la cafetería PAUL— para hacer más o menos el mismo viaje que acabamos de hacer: playa Jumeira, Burj Al Arab, Isla Palmera, Hotel Atlantis, Dubai Mall, Burj Khalifa… pero de noche, para acabar en el centro comercial Wafi viendo su espectáculo de luz y sonido.

En al camino hacia el intercambiador volvimos a ver edificios ya conocidos, pero otra luz.

El edificio cuyo tejado termina en una bola de golf (Hotel Etisalat) . Dubái.

Pasamos por Wafi

Hotel Raffles en el barrio de Wafi en Dubái.
Centro comercial de Wafi. Dubái.

Y así llegamos a la cafetería PAUL donde cambiamos de autobús. AL lado de la cafetería está el intercambiador.(El tour nocturno tiene un precio aparte).

Cafetería Paul, donde se hace el intercambio de autobuses Big Bus. Dubái
Licencia de Creative Commons

Nota fotos. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Dubái by Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

tapas.ares.fm.2

Formulario de contacto Viajes

Si quiere ponerse en contacto conmigo utilice este formulario. Gracias

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website

Dubái, revisitado (5): Las torres de viento

28 de febrero de 2019

En 2013 visitaba por primera vez Dubái y me llamaron poderosamente la atención las llamadas “torres del viento”. Lo que escribí en el año 2013 lo pueden ver e el enlace que hay a continucación:

Versión de 2013 de “la torre de los vientos”. Dubái.

Lo único que he hecho en esta nueva versión es añadir algunos detalles.

A unas pocas decenas de metros del Museo de Dubái, hay una “Torre de viento”. Una de aquellas que fotografiamos desde la ría.

Torres de viento en la casa museo Sheikh Saeed al Maktoum. Dubái.

De hecho hay un museo con varias de dichas torres. Es la casa museo de Sheikh Saeed al Maktoum, pero, por desgracia nosotros no tuvimos tiempo para ir a verlo. Solo pudimos fotografiarlo desde la ría.

Casa museo de Sheikh Saeed al Maktoum. Dubái
La iluminación nocturna hace que muchos detalles se vean mucho mejor que a la luz del día. Torres captadoras de viento. Dubái

Las “Torres de los vientos” que en árabe se llaman Badgirs son un ejemplo de cómo cuando la gente tiene un problema inventa soluciones imaginativas. Y no ahora, ya lo hacían hace cinco mil años.

En el Diario Vasco, Félix, escribe una columna semanal. La del 10 de julio de 2013, decía así:

Torres de viento

Autor. Félix Ares

Torres que en los desiertos logran mantener una habitación a temperatura agradable

Llevan construyéndose desde hace más de cinco mil años y son una prueba del ingenio de aquellos arquitectos. Las torres funcionan con viento y sin viento y lo hacen por la noche y por el día. Hay torres de muchos tipos pero el más normal tiene la base cuadrada –prisma cuadrangular– y en su interior hay dos muros construidos en forma de x que la dividen en cuatro prismas triangulares. Normalmente son de adobe por lo que la torre-chimenea tiene una gran masa lo que hace que tarde en calentarse y también tarde en enfriarse (gran inercia térmica).Hacía muchos años que había leído sobre las torres de viento que permitían en las zonas desérticas que la temperatura en una habitación fuera agradable, e incluso había leído que en Afganistán con una torre similar había fabricado hielo. Por fin las he visto en Dubái.

Se emplean en edificios con planta baja y sótano y se elevan muy por encima de los mismos. En la parte superior de la torre hay cuatro grandes ventanales con mecanismos para abrirlos o cerrarlos. Normalmente se abren el que está en dirección del viento (barlovento) y su opuesto (sotavento) y se cierran los otros dos. Por el ventanal de barlovento penetra aire más frío que el del edificio y la corriente se conduce primero a la planta baja y después al sótano. En el sótano suele haber un pequeño estanque con agua, o simplemente esteras o telas humedecidas, que al evaporarse y sumarse a la corriente de aire lo enfría. Como el aire frío pesa más que el caliente se queda en el sótano. El aire cálido se escapa por la parte de sotavento de la torre debido a que en ella se ha creado una baja presión –efecto chimenea– que arrastra al aire caliente hacia el exterior. De ese modo, el aire circula y se renueva en el interior del edificio. En resumen: renovación, se enfría en el sótano y se queda en las habitaciones, y el aire caliente se expulsa por la chimenea.

Sin viento, el color oscuro de la torre hace que absorba mucha radiación solar, por lo que el aire en su interior se calienta y se va hacia arriba succionando el aire caliente de abajo.

Por la noche, el aire exterior suele ser más frío que el interior. El aire frío bajará por una parte de la chimenea y los adobes transferirán parte de su calor al mismo. Por lo tanto, lo que llega a las habitaciones es aire caliente. Cuando los adobes se enfrían, normalmente ya ha acabado la noche.

En zonas húmedas no funcionan pues las paredes se llenan de microorganismos que producen enfermedades.

* * * * * * * * * * *

En una columna periodística no se puede poner mucho más por la escasez de espacio y porque no se pueden poner fotos. Pero aquí no tengo esta limitación, así que voy a comentar algunas cosas que me tuve que dejar en el tintero.

Para entender el mecanismo de la torre que “caza” los vientos lo mejor es un dibujo. Me voy a basar en uno de Wikipedia, la que se refiere a las “Torres de viento” y a los “Captadores de viento“. Lo sigo bastante aunque hay algunas modificaciones.

Hay torres de los vientos de muchos tipos: con cuatro lados, con solo dos, con seis, con ocho… El más habitual es de cuatro.

El de cuatro lados permite abriendo o cerrando ventanas que de algún modo se oriente hacia el viento. Las torres de madera y arpillera se pueden girar. Normalmente las torres están hechas de adobes, con paredes gruesas, lo que les da una gran inercia térmica. Es decir, que por día se calientan, y por la noche entregan ese calor al aire que baja hacia la habitación.

Funcionamiento de los captadores de viento. Dibujo de wikipedia.
llustration of use of wind tower and qanat for cooling. Illustration based on concepts as discussed in article by Bahadori, M. N. titled “Passive Cooling Systems in Iranian Architecture” Scientific American, February 1978, pages 144-154. Williamborg 04:35, 26 June 2006 (UTC)

(La imagen de arriba se basa en un dibujo de Wikipedia. Las flechas negras indican simplemente la circulación del viento. En la parte baja, la flecha roja indica aire caliente, la amarilla aire templado y la azul claro aire frío y el agua del canal es azul claro por estar fría.)

En este caso, que el viento sopla por la derecha, se abren dos ventanas: la que está orientada hacia el viento y la trasera. El viento que llega penetra por la ventana de barlovento y es dirigido hacia las habitaciones de abajo. El viento en la parte de sotavento de la chimenea, por efecto Bernouille, produce una baja presión; es decir, hay un efecto de aspiración. El viento que entra por la derecha, que presiona hacia abajo, más el viento que se “chupa” hacia arriba por la izquierda, hacen que haya circulación de aire. Además, en los casos más completos de “Torre de los vientos” se construye encima de una canal que lleva agua. Y se hace otra chimenea que lleva el aire desde el exterior hasta el interior de las habitaciones. La fuerza que mueve ese aire es la baja presión creada en lo alto de la chimenea.El aire caliente y muy seco del desierto, al pasar por encima del canal de agua hace que esta se evapore. Para evaporarse necesita mucha energía (si no me confundo, y no sería la primera vez, para evaporar un gramo de agua se necesitan 550 calorías). Esa energía sale de enfriar lo que hay alrededor, entre otras cosas en el propio aire. Así que aunque el aire entre al canal caliente –en el dibujo en rojo–, sale mucho más frío –en el dibujo, color azul–. Es el mismo efecto del botijo: es un recipiente poroso que permite que parte del agua se filtre al exterior, allí, el agua se evapora quitando la energía al propio aire y a las paredes del botijo, por lo que se enfría. Así que vemos que se forma una corriente de aire y que parte del mismo se ha enfriado en el canal, lo que hace que el ambiente en la casa sea agradable. l enfriamiento se debe a dos motivos, uno es el “efecto botijo” ya mencionado, y el otro es que como el agua está fría, transmite ese frío al aire; o dicho de otro modo, le roba calor. El gua se calienta un poco y el aire se enfría lo equivalente.

Por las noches, en el desierto el aire se vuelve frío. Penetra por la chimenea que, como hemos dicho, está hecha de adobe, por lo que conserva el calor del día y lo transmite al aire. El calor que llega a la habitación es templado. Normalmente, cuando las paredes de la chimenea se enfrían, ya es de día y comienza de nuevo el ciclo de aire exterior caliente.

Si el sistema es tan bueno, podría pensarse que es una tontería que no se use en otros sitios. El problema es que donde funciona bien es en los lugares con aire muy seco. Se ha intentado exportar la tecnología a lugares más húmedos y ha habido dos problemas: uno, que no refresca tanto; dos, que las chimeneas son un lugar perfecto para que habiten microorganismos, algunos de los cuales pueden causar infecciones en los humanos.

* * *

Bibiografía

Para quien quiera profundizar en el tema y pueda leer en inglés, les aconsejo este artículo académico: http://www.inive.org/members_area/medias/pdf/Inive%5Cpalenc%5C2005%5CAzami2.pdf

***

Licencia de Creative Commons

Nota fotos. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Dubái by Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

tapas.ares.fm.2

Formulario de contacto Viajes

Si quiere ponerse en contacto conmigo utilice este formulario. Gracias

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website

Dubái, revisitado (4). El museo de Dubái ( y 2)

27 de febrero de 2019

En 2013, en un viaje de la vuelta al mundo, veía por primera vez Dubái. En el año 2018, en un crucero de Pullmantur que iba desde Atenas a Dubái, vi esta ciudad por segunda vez. Mis impresiones del año 2013 están reflejadas en este enlace: http://viajes.ares.fm/?p=4450

Lo que hago en esta nueva entrada es mejorar un poco las fotos y retocar ligeramente el texto.

Salimos de una de las salas del museo, y volvemos a cruzar el patio para ir a la otra sala, donde está la exposición de oficios “antiguos”. Pongo lo de antiguo entre comillas, porque muchos de ellos los he visto con mis propios ojos.

Patio interior del fuerte Al Fahidi, donde está ubicado el Museo de Dubái.
Barca tradicional Al Abra que se usaba para transportar pasajeros entre las dos orillas de la ría. Museo de Dubái.

Ya muy cerca de la otra sala, todavía en el patio, nos encontramos con este curioso tanque de agua hecho con madera:

Tanque de agua hecho con madera. Museo de Dubái.

Un cañón de bronce, limpio y pulido:

Cañón de bronce. Se trata de un cañón de broce europeo cuya fabricación es de 1785. Según el letrero explicativo se usó en Dubái en el siglo XIX. Museo de Dubái.

A la derecha de la foto anterior hay una barca de las que usaban para pescar en la ría:

La barca, usada para pescar, se llama Al Sambuk . Museo de Dubái.

Cuando vamos a entrar en la siguiente sala, en la propia puerta nos advierten que los pinchos metálicos no son un adorno y que pinchan de verdad.

Puerta con pinchos de hierro. Museo de Dubái.

Trs pasar la puerta hay que bajar unas escaleras circulares en cuyo patio central hay colgadas algunas aves típicas de la zona:

Pájaro visto desde arriba. Museo de Dubái.
Pájaro colgado del techo. Museo de Dubái.

Tuvimos que pasar por este pasillo:

Pasillo en el Museo de Dubái.

Después pasamos por el mapa de Ortelius donde estaba representado Dubái. Mapa muy similar al que puse en la primera entrada sobre Dubái.

Y así llegamos a la primera profesión:

Herrero y su ayudante en el Museo de Dubái.

Como pueden ver se trata de figuras estáticas, donde se muestra algún aspecto de su trabajo, en este caso, en la parte delantera podemos ver las herramientas utlizadas.

De esta representación me ha llamado mucho la atención que tanto el herrero como su ayudante están con los pies en agujeros, supongo que para poder golpear el yunque con más facilidad. Lo que no llego a entender es porque no hicieron el yunque más alto, pero seguro que tiene alguna razón que a mí se me escapa.

Burro cargado. Museo de Dubái.

El burro ha sido un animal importante en las zonas áridas. Es un animal dócil, que resiste bien la falta de agua y que es capaz de llevar mucho peso, tal como muestra esta figura. Durante miles de años, el burro fue el vehículo más rápido que existía. Eso sí, llevar tanta carga dañaba sus articulaciones y vertebras. Después, cuando se inventó la noria, fue la fuerza motriz más habitual para la misma. El burrito daba vueltas incansablemente, sin protestar, con tan solo un poco de hierba y agua.

Una imagen habitual. Hombres tomando té y fumando el nargile.

Hombres tomando te y fumando en el narguile. Museo de Dubái.
Trabajos del alfarero. Museo de Dubái.
Joyero con su balanza de precisión. Museo de Dubái.
Tienda de telas. Museo de Dubái.
El sastre. Obsérvese que la máquina de coser es una Singer de las que todavía se conservan en muchas casas de nuestras abuelas. Museo de Dubái.
El sastre cosiendo. Museo de Dubái.
Tienda de alimentos. Museo de Dubái.
No sé qué profesión es. Museo de Dubái.

A continuación hay una zona que muestra la vida de los Beduinos en el desierto

BEDUINOS

Camellero y camello. Museo de Dubái.
Interior de una tienda de beduinos. Museo de Dubái.

CONSTRUCCIÓN DE BARCOS Y PESCA DE PERLAS

Después hay una sala donde se describen diversos oficios del mar: constructor de barcos, pescadores de perlas, … Sí, en Dubái había pescadores de perlas y era considerado un buen sitio para su obtención. El viajero veneciano Gasparo Balbi que viajó por la zona entre 1579 y 1588 en su obra Viaggio dell’ Indie Orientali, nos dice que es un magnífico sitio para bucear y encontrar perlas y el nácar de las madreperlas.

Constructores de barcos. Construyendo un dhow. Museo de Dubái.
Pescador de perlas. Museo de Dubái.
Contenido de la red. Museo de Dubái.
Berbiquí giratorio usado en la construcción de barcos. La cuerda y el arco al moverse lateralmente producen un movimiento circular en su cabeza. Museo de Dubái.

RESTOS ARQUEOLÓGICOS DE HACE CINCO MIL AÑOS

Hace cinco mil años estas tierras estaban habitadas y sus habitantes nos han dejado restos de sus obras: collares, vasijas, armas…

Vasija. Museo de Dubái.
Puntas de flecha de bronce. Museo de Dubái.

TIENDA DEL MUSEO

Para mí una visita obligada antes de abandonar los museos es visitar su tienda y comprar un recuerdo. Normalmente con un precio inferior a 6 Euros. Este museo también tiene su tienda de recuerdos, con muchas cosas muy interesantes (la mayoría con un precio superior a lo 6 €).

Me hizo mucha gracia esta señal de tráfico:

Ceda el paso a los camellos. Museo de Dubái.

¿Qué tal quedaría a la entrada de su salón?

EN LAS AFUERAS DEL MUSEO DE DUBÁI

Por fin salimos del museo y allí había un hermoso dhow (creo que es un dhow, pero no pongo la mano en el fuego):

En primer plano el barco. Detrás la fortaleza que hace de museo. Museo de Dubái.
Los muros de la fortaleza Al Fahidi, que aloja el Museo de Dubái.
Al Fahidi Fort (Dubai Fort) (Dubai Museum) Back view
Fortalexa Al Fahidi. Foto de Wikimedia. https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/55/Al_Fahidi_Fort_%28Dubai_Fort%29_%28Dubai_Museum%29_Back_view.jpg

HORARIO DEL MUSEO

Del domingo al jueves (ambos incluidos): de 8:30 a 20:30 horas

Viernes: de 14:30 a 20:30 horas.

________________________________________________________________

Enfrente de la puerta de entrada del museo está la parada de los autobuses. Estuvimos dudando de si quedarnos a comer en la zona o ir a otro lugar. Allí al lado había una pizzeria que tenía muy buena pinta. Así que decidimos ir a comer a otro sitio. Como veremos, fue un acierto. Esperamos al autobús, no demasiado tiempo —tuvimos suerte—, nos montamos y salimos hacia nuestra siguiente parada.

Nos vemos allí.

Licencia de Creative Commons

Nota fotos. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Dubái by Félix Ares under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

Contacto con nosotros:

tapas.ares.fm.2

Formulario de contacto Viajes

Si quiere ponerse en contacto conmigo utilice este formulario. Gracias

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website

Dubái, revisitado (3). El museo de Dubái (1)

24 de febrero de 2019

Mi primera visita a Dubái y a su museo fue en 2013. Mis impresiones de entonces pueden verse aquí:

Lo que viene a continuación es más o menos lo mismo que antes pero con unos pequeños retoques.

Fortaleza Al Fahidi

Volvimos a coger el Big Bus y nos paramos en la fortaleza Al Fahidi, que fue construida con fines defensivos en 1787 y que hoy es el hogar del “Museo de Dubái”.

Se considera el edificio más antiguo de Dubái (https://turismo.org/museos-en-dubai/). En él hay algunas piezas históricas interesantes pero la mayor parte del museo está dedicada a la etnografía, a mostrarnos formas de vida antiguas —y no tan antiguas— que hoy han desaparecido. Hay antigüedades locales y de los países de África y Asia con los que comerciaba. Las explicaciones están muy bien hechas, aunque en mi opinión un poco largas para leer de pie. Aunque reconozco que este es un problema muy difícil de resolver. Si el texto es grande no apetece leerlo de pie, si es corto falta información.

La fortaleza está donde indica el mapa:

Ubicación del Museo de Dubái. Obtenido de los mapas de Microsoft.
Entrada al Museo de Dubái. Fortaleza Al Fahidi.

Si no me confundo, y no encuentro las notas que había escrito para no olvidarme, con la entrada de Big Bus te daban la entrada al museo gratis.

Interior del museo

Nada más entrar nos encontramos con el elemento que ha hecho posible Dubái: las barcas de bajo calado. Si Egipto es un “don del Nilo” hay pocas dudas de que Dubái es un “don de la ría de Dubái”.

Barca llamada “Al abra” utilizada para transportar personas entre los lados de la ría. Dubái.

En una fortaleza no pueden faltar los cañones y las balas.


Tampoco puede faltar una torre de vigilancia.

Torre de vigilancia. Museo de Dubái.

En mitad del patio hay un pozo para extraer agua:

Pozo y al fondo casa tradicional. Dubái.
Una de las viejas barcas que transportaban a las gentes de una a otra orilla ha quedado varada en el Museo de Dubái.

LA CASA TRADICIONAL

Había dos tipos de casas tradicionales en Arabia (además de las tiendas de campaña hechas de cuero que ellos llaman jaimas). La primera es “Al kaimah”. Normalmente tenían una única habitación aunque las dimensiones de la misma variaban. Tenían una cocina en una habitación separada”. Las paredes y muros están fabricadas con hojas de palma, lo que permite la circulación del aire. De ese modo se mantiene cálida en invierno y fría en verano.

La segunda es Al Arish, de la que hablaremos más adelante.

Casa, la habitación única hecha de hojas de palma. Museo de Dubái.
Al fondo, a la izquierda, la cocina. Museo de Dubái.
La cama en la sombra. Al fondo, en el centro, una alfombra tejida, usada como adorno, de la que hablaremos un poco más abajo. Museo de Dubái.
Detalle del interior de la casa. Museo de Dubái.
Otra cama. Es interesante la decoración con tapices y los almohadones en el suelo. Museo de Dubái.
Alfombra tejida decorativa. Museo de Dubái.
La cocina. Museo de Dubái.

El otro tipo se llama “Al arih” y es muy parecida a la anterior pero a la que se ha añadido una “torre de vientos”. De las torres de vientos hablaremos en un post posterior. Bástenos por ahora saber que hacen que el aire frío penetre en la habitación, que el aire caliente se vaya y que circule. La torre se hace con piezas de arpillera colocadas en el techo.

En esta maqueta de una casa típica puede verse la torre de los vientos:

Torre de los vientos de arpillera. La foto es del blog http://architecturalmoleskine.blogspot.ca/2010/01/other-side-of-dubai-wind-towers.html y está licenciada con una licencia Creative Commons License .This work is under a Creative Commons license.
Torre de los vientos de arpillera. La foto es del blog http://architecturalmoleskine.blogspot.ca/2010/01/other-side-of-dubai-wind-towers.html y está licenciada con una licencia Creative Commons License. This work is under a Creative Commons license).
Vista desde dentro de la torre de los cientos. Torre de los vientos de arpillera. La foto es del blog http://architecturalmoleskine.blogspot.ca/2010/01/other-side-of-dubai-wind-towers.html y está licenciada con una licencia Creative Commons License. This work is under a Creative Commons license).

Normalmente la gente vivía en este tipo de casas en verano; en invierno preferían el calor de la tiendas.

Interior de una tienda. La foto no es del museo de Dubái sino de un campamento para turistas en el desierto. Dubái.

ARMAS, INSTRUMENTOS MUSICALES, ETC

En un pasillo de la fortaleza nos encontramos con una vitrinas que tienen diversos instrumentos de la vida de hace unas décadas.

Pasillo de la fortaleza. Dubái.
Armas en la vitrina del pasillo. Museo de Dubái.
Canana con balas. Museo de Dubái.
Instrumentos musicales en el Museo de Dubái.
Pandereta de Dubái. Museo de Dubái.
Arpa, también llamada tambura, tanbura o tampura, que se usa en la zona desde Djibuti hasta la India. Probablemente este diseño donde es muy habitual es Djibuti. Las cuerdas son de cuero tensado de oveja. Museo de Dubái.
Otros instrumentos musicales de la zona. Museo de Dubái.

Este post se está haciendo demasiado largo. Lo vamos a dejar aquí. En el próximo post seguiremos dentro del Museo de Dubái.

Licencia de Creative Commons

Nota fotos. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Dubái by Félix Ares  is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

tapas.ares.fm.2

Formulario de contacto Viajes

Si quiere ponerse en contacto conmigo utilice este formulario. Gracias

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website

Dubái, revisitado(2): Paseo por la ría

Fue el 1 de abril de 2013 cuando realicé el paseo por la ría de Dubái. Pueden ver lo que dije entonces en esta entrada: http://viajes.ares.fm/?p=4366

En esta nueva versión me limito a retocar unas pocas cosas.

23 de febrero de 2019

Nos subimos al dhow. Presentamos la entrada de Big Bus y entramos sin problemas.

Observen que la gente está sentada en los asientos de los laterales del buque y que en medio hay un cocinero que prepara bocadillos calientes.

Interior del barco.

Al entrar nos ofrecieron muy amablemente un helado. Nosotros creíamos que era un regalo, pero después pasaron cobrándolo. No era mucho, pero no me gusta esa incertidumbre. Lo que parecía un regalo de bienvenida era una forma de vender.

Un dhow muy similar al nuestro, atracado en la otra orilla de la ría.
Vista de la ría, mirando hacia el mar.
Cámara de Comercio de Dubái.
El edificio del centro, de color cobre, es el Banco Nacional y a su derecha el de la Cámara de Comercio.
Izquierda hotel Etisalat. En el centro “Dubai Creek Tower” que podríamos traducir como la “Torre de la ría Dubái”.

Pasamos al lado del centro comercial de las Torres Gemelas. Un poco más adelante veremos las dos torres desde lejos.

Twin Towers. Torres gemelas , en la ría de Dubai.

A lo largo de la ría, en las dos orillas, hay muchos embarcaderos donde los ciudadanos cogen los barcos que les llevan de una a otra orilla. Normalmente van bastante llenos y parece una zona muy concurrida.

Barquitos de transporte que llevan a los pasajeros de un lado a otro de la ría. Hay muchos y siempre van muy llenos.

A un lado de la ría está el barrio Deria (noreste) y al otro (suroeste)  Bur Dubai.

La ría de Dubái divide la ciudad en dos. La norte se llama Deira, la sur Bur Dubái.
Barcas que cruzan la ría de lado a lado. Dubái.
Esas extrañas torres son “Torres del viento” . Dubái.

Las torres del viento son unas construcciones típicas oriente próximo que permiten que en el interior de las casas o de las mezquitas haya un ambiente fresco y circule el aire. Es un tema sorprendente y muy interesante al que dedicaremos un próximo post.

Una vista más cercana de las torres de los vientos . Dubái.

Una mirada, desde la ría, a la zona sur: Bur Dubái.
Barcas, torre de los vientos y minarete mezquita. Bur Dubái, Dubái
Una vieja tradicional de mercado de la seda. Dubái.
Mezquita en el barrio Bur Dubái. Dubái.

Viendo más dhows, más barcas,… regresamos a nuestro puerto. Los segundos finales del viaje pueden verlos aquí.

IMG_9492.CR2_LN0OZW
Esta foto es de 2013, pero he visto que la oferta seguía siendo válida en 2019.

Web de Big Bus Dubái.

Zona de espera para los dohws . Dubái.

Al otro lado de la calzada vemos estas flores:

Jardines en Dubái.

El tema en sí no tendría ninguna importancia en un país con agua, pero estamos en el desierto. Dubái gasta millones de litros de agua diariamente para mantener estos jardines en mitad del desierto. En Dubái hay poca agua por lo que la obtienen por desalación del mar, con el correspondiente gasto de energía. Si no fuera porque tienen petróleo estos jardines serían un problema.

Aquí se ha acabado nuestro viaje. El tour por la ría, en nuestra humilde opinión ha valido la pena.

Licencia de Creative Commons

Nota fotos. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Dubái by Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

tapas.ares.fm.2

Formulario de contacto Viajes

Si quiere ponerse en contacto conmigo utilice este formulario. Gracias

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website

Dubái, revisitado (1)

La primera vez que visite Dubái, fue en 2013 y mis impresiones de entonces pueden verse aquí: http://viajes.ares.fm/?p=4343

21 de febrero de 2019

Recientemente he hecho un crucero de Pullmantur que iba desde Atenas hasta Dubái y por ese motivo he vuelto a visitar esta ciudad. En el relato de hoy sigo aproximadamente lo que ya dije en el 2013, con alguna variación.

La distancia por tierra desde Mascate a Dubái son aproximadamente 431 km.

Dubái, en tamaño, es el segundo de los Emiratos Árabes Unidos. No se sabe con exactitud de dónde procede el nombre de Dubái, pero hay indicios que apuntan a que su origen está en el árabe o del persa, de la palabra Daba, derivada de Yadub, que significa “cosa que fluye”. Si tenemos en cuenta que la vida de Dubái antes del descubrimiento de petróleo se centraba en torno a su ría —la ría Dubái— el nombre parece muy apropiado. La ría es un buen puerto natural y ofrece refugio a los barcos. Eso sí a los barcos de bajo calado pues la ría tiene poco fondo. Eso condiciona el diseño de los mismos y dio origen a los famosos “dhows“. Desde hace varios siglos el tráfico de mercancías desde ese puerto natural ha sido muy importante. Hoy lo sigue siendo, y como veremos, todavía se siguen usando los tradicionales dhow, eso sí, ahora llevan motor y los productos que transportan ya no son sedas o dátiles, ahora son televisores planos y antenas de televisión por satélite.

La primera mención escrita que conocemos de Dubái es de 1095 y se la debemos al geógrafo  Abu Abdullah al-Bakri. Citado por Wikipedia.

En el mapamundi de Ortelius, del siglo XVI, aparece la península arábiga con Abu Dhabi y Dubái, aunque no están los nombres —o nos los he llegado a leer–, pero este mapa estaba en el museo histórico de Dubái.

Mapa de la panínsula arábiga de Ortelius. Gentileza de la Biblioteca Británica.
Mapa de la península arábiga de Ortelius. Gentileza de la Biblioteca Británica.

El mapamundi de Ortelius en blanco y negro puede verse en la universidad de Sevilla. Y una versión en colores en la Biblioteca Británica.

Pero voy a dejarme de datos históricos y geográficos, si quieren ampliar datos, la referencia de Wikipedia es muy buena: Dubái en Wiki.

Ya antes de desembarcar, desde la cubierta superior del barco, pudimos ver que nada más salir de la terminal de cruceros había dos “Big Bus” esperándonos. En Mascate habíamos comprado los billetes para aquella ciudad y para Dubái.

Nuestra intención es hacer el primer tramo de Big Bus que nos lleva desde nuestro barco hasta los dhows, donde podemos hacer un paseo marítimo por la ría. El paseo está incluido en le precio del Big Bus. Por el camino empezamos a ver la ciudad de Dubái.

El Big Bus tiene una parte de arriba sin ventanas, desde el que se pueden sacar fotos sin brillos, pero soplaba demasiado viento y hacía demasiado calor, por lo que decidimos quedarnos abajo. Con lo cual estábamos con aire acondicionado, sin viento, pero en las fotos los brillos de las ventanas son inevitables.

Lo primero que nos llamó la atención fue un curioso edificio que no conocíamos, tenía forma de marco de un cuadro. Y no lo podíamos conocer por que su construcción es muy reciente. Se llama Edificio Marco. Abrió sus puertas al público el 1 de enero de 2018.

Edifico Marco. Dubái.
Viata nocturna del edificio marco. Dubái
Hotel J.W. Marriott. Dubái

Como casi es obligado en Dubái en la publicidad de hotel se dice que es uno de los “hoteles más altos del mundo”.

WAFI

Wafi es una ciudad dormitorio ubicada en Dubái. Contiene un hotel con forma de pirámide (el Raffles), un garn centro comercial con 200 tiendas, y en todo ello hay u sabor egipcio.

Decoración del exterior de WAFI. Vistas así, parece una decoración pretenciosa. A mí recuerda a "Las Vegas" --de hecho, todo Dubái tiene un poco de "Las Vegas"--, pero por la noche, cuando las estatuas se iluminan de colores; miles de proyectores con miles de efectos, el espctáculo es muy interesante.
Decoración del exterior de WAFI. Vistas así, parece una decoración pretenciosa. A mí recuerda a “Las Vegas” –de hecho, todo Dubái tiene un poco de “Las Vegas”–, pero por la noche, cuando las estatuas se iluminan de colores; miles de proyectores con miles de efectos, el espectáculo es muy interesante.

Isis y Osiris dan la cara al Sol, que se refleja en los cristales de WAFI.

Centro comercial de Wafi. Dubái
Centro comercial de Wafi en Dubái.
Centro comercial Wafi. Dubái.

Paradas de autobús con aire acondicionado

Pasamos por varias paradas de autobús.Son feas pero en su interior hay aire acondicionado. ¡Aire acondicionado en las paradas de autobús!

Parada de autobús con aire aondicionado.
Entre nosotros y los altos edificios del fondo está la ría. Los edificios están construidos en su orilla. De izq1uierda a derecha: edificio con bola de golf en el tejado: hotel Etisalat; edificio con frente dorado: banco nacional; edificio triangular: Cámara de comercio
Detalle del tejado con bola de golf
El dhow en el que vamos a hacer el crucero por la ría

Nuestro siguiente post tratará del “tour” por la ría Dubái.

Licencia de Creative Commons

Nota fotos. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Dubái by Félix Aresis licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

tapas.ares.fm.2

Formulario de contacto Viajes

Si quiere ponerse en contacto conmigo utilice este formulario. Gracias

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website

Mascate (Omán), Revisado (y 5): el mercado Mutra

En abril de 2013 iba por primera vez a Mascate. Pueden ver mis antiguas impresiones en esta entrada: http://viajes.ares.fm/?p=4885

En este nuevo viaje, realizado en el crucero de Pullmantur desde Atenas a Dubai, voy a seguir los pasos de aquella entrada, cambiando alguna cosilla.

19 d febrero d 2019

Nos bajamos del autobús y decidimos dar un paseo, por la sombra, hasta llegar al “souk” de Mutra. “Souk” es mercado en árabe. Mutra en inglés se translitera como Muttrah.

El paseo es muy agradable y a lo largo del mismo nos vamos encontrando con algunas escultura.

Fuente de los delfines.

Llegamos a las puertas el “souk” (zoco):

Entrada al zoco.

Lo que encontramos en el zoco mayoritariamente son los típicos souvenirs, entre los que destacan los puñales tradicionales de Omán (khanjar), las chilabas, y el incienso.

Khanjar, puñal tradicional de Omán.
Interior del mercado.
Tienda especializada en incienso. Observen que la pared del fondo está repleta de sacos de incienso.
Ahora, además de incienso, hay muchos imanes de nevera.

En todo el recinto huele a incienso porque hay muchos sitios donde lo están quemando. Algunas veces en incensarios improvisados.

En todo el zoco destacan los techos con artesonados de madera.
Detalle del techo.

En en mercado hay varias tiendas que venden incienso de distintas calidades.

Bolsa de ibcienso

A la entrada del zoco encontramos un cuadro que representa Mascate, con su puerto y dos de sus fortalezas.

Pintura en la pared del zoco.
Cristales de colores en la entrada.
Puerta de salida del oeste. El contraste de luz entre el exterior y el interior es brutal. Lo mismo ocurre con la temperatura
Por la noche la cúpula de entrada al zoco gracias a su techo de cristales de colores y a la iluminación interior le da un aspecto muy bonito.

Cogemos el Big Bus que nos lleva a nuestro barco

Llegamos al barco y subimos a la planta de la piscina a pedir un excelente cóctel Pullmantur.

Cóctel Pullmantur. El color azul se lo da el curaçao.
La noche se va adueñando de Mascate.

Antes de salir hacia Dubai, echamos una última mirada a una ciudad que la noche ha transformado en brillante y luminosa, como una de esas ciudades fantasticas de Simbad el Marino, que la leyenda dice que nació en Omán, unos kilómetros al norte de donde estamos.

Mascate nocturno.
Licencia de Creative Commons

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Dubái by Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

tapas.ares.fm.2

Formulario de contacto Viajes

Si quiere ponerse en contacto conmigo utilice este formulario. Gracias

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website

Mascate (Omán), revisado (4): Cornisa y parque Riyam

17 de febrero de 2019

Desde la terminal de cruceros hasta el centro de la ciudad antigua es un pequeño paseo, pero el Big Bus nos lleva desde la terminal de cruceros hasta el “Mutrah Souq”, es decir hasta el “zoco” o mercado de Mutrah que es la ciudad antigua de Mascate. Y después un paseo de unos 25 minutos nos llevan por el paseo marítimo hasta las llamada “cornisa” y al parque Riyam. Si no se quiere ir andando, ese es uno de los recorridos del Big Bus.


A la izquierda, arriba, el puerto, abajo el Zoco de Mutrah, a la derecha la cornisa y el parque Riyam. A la derecha el “Incense Burner”, es decir, el incensario. Mapa obtneido de Google Maps.

Torres de vigilancia

Nada más salir del puerto podemos ver una antigua torre de vigilancia encaramada en las alturas. La armada portuguesa utilizó el puerto de Mascate como escala para sus viajes. Estuvieron aquí durante siglo y medio, hasta 1650, cuando pasó a manos omaníes. Las torres y murallas fueron construidas por los portugueses.

Torre de vigía cerca del puerto comercial de Mascate, Omán.

Llegando al mercado, al otro lado del paseo marítimo, hacia el este, podemos ver otra torre y fortaleza.

Fortaleza desde el paseo marítimo. Mascate, Omán.

A la derecha de esas montañas es donde se ubica el palacio del sultán Qabús. Para ver un poco mejor a fortaleza, hago zoom y lo que vemos es esto:

Fortaleza. Mascate.Omán

Mezquita Masjid al rasul al A’dham

En el paseo marítimo, cerca del puerto comercial, hay una mezquita cuyo minarete llama la atención por estar construida con cerámica en tonos azules, se trata de la mezquita Masjid Al Rasul Al A’dahm:

Mezquita Masjid Al Rasul Al A’dahm. Mascate. Omán-

Entrada al mercado de Mutrah

La entrada al mercado Mutrah Souq. Mascate. Omán.

El incensario gigante del parque Riyam

La cornisa y el enorme incensario del parque Riyam al fondo. Mascate. Omán.
El incensario de Mascate, Omán
Detalle del incensario de Mascate, Omán.

Es curioso la costumbre que tienen en los emiratos árabes y en sultanato de Omán de hacer monumentos que son utensilios usuales pero a tamaño enorme. El incensario es uno de ellos, pero es el mismo paseo tenemos una rotonda que representa los cántaros de agua tradicionales de Omán, en tamaño grande y de colo dorado.

Parque Riyam

Tradicionales cántaros de agua, en gran tamaño y de color dorado en una rotonda de parque Riyam. Mascate. Omán.

Probablemente esta rotonda sea una de las imágenes más fotografiadas por estar en el parque Ryam, que es una de las atracciones turísticas, pero no es el único sitio donde hay objetos cotidianos gigantescos. Por ejemplo, en la carretera que lleva al palacio real, tenemos este monumento:

Jarras tradicionales en tamaño gigante y doradas en una rotonda de Mascate, Omán.

En el parque Riyam y a lo largo de a Cornisa, hay esculturas y templetes con asientos donde los transeúntes se pueden sentar a la sombra si el sol lo permite.

Templete en el parque Riyam, con nuestro barco (Pullmantur) al fondo. Mascate. Omán.

Escultura de delfines en la cornisa. Mascate. Omán.
Escultura en rotonda de Mascate. Omán. ¿Delfines estilizados?

En otra rotonda nos encontramos con una escultura casi abstracta.No sé lo que representa, pero si vemos la foto anterior con los tradicionales delfines y la comparamos con esta, me hace pensar que la segunda son los delfines estilizados.

Ya camino del mercado, que será nuestra siguiente parada, volvemos a ver el tradicional dhow, al lado del yate Al Said de la flota del sultán de Omán.

Dhow delante del yate Al Said de la flota del sultán de Omán.

Nos veremos en la próxima entrada.

Licencia de Creative Commons

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Dubái by Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr

Formulario de contacto Viajes

Si quiere ponerse en contacto conmigo utilice este formulario. Gracias

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website

Mascate (Omán), revisado (3): Palacio Real Al Alam

En el año 2013, visité por primera vez Mascate. El enlace original está aquí: http://viajes.ares.fm/?p=4848, en esta entrada sigo básicamente lo que allí dije.

14 de febrero de 2013

Llegamos al Palacio Real de Al Alam. Es el palacio ceremonial del sultán Qaboos (Qabús en español). El palacio existe desde hace 200 años, pero fue reconstruido en 1972. Cada día me molesta más que un idioma mucho menos hablado que el español, como es el inglés, sea el que marque las normas de pronunciación. El Qaboos inglés es nuestro Qabús y la diferencia es que el inglés lo hablan 400 millones de habitantes y el español bastante más de 500. ¿Por qué razón, entonces, tenemos que admitir la transliteración inglesa?

Vista del Palacio Real. Todo lo que se ve a izquierda y derecha es el Palacio Real. El edificio del fondo, amarillo y azul es la sala del trono.

Nos acercamos a la sal del trono.

Sala del trono del palacio Al Alam

Desde un lateral, la sala del trono se ve de este modo:

Sala del trono del palacio Al Alam

Una de las cosas que impresiona a casi todos los visitantes es la impoluta limpieza de todo el complejo. Casi casi me atrevería a comer en ese suelo:

Impoluta limpieza del palacio Al Alm

El sultán no vive en este palacio; se usa solamente para recepciones oficiales: cuando un jefe de estado viene a Omán o un nuevo embajador presenta sus credenciales. Al Alm significa “La Bandera”.

Lateral este del palacio. Obsérvense al fondo las montañas.
Una de las puertas al recinto del palacio. Al fondo una fortaleza.

Fortaleza vista desde el palacio.
La blancura del palacio destaca sobre las rocas oscuras.

Con tanto viaje es posible que usted necesite ir al baño. El edificio en el que están los baños es la mezquita que mostraré a continuación, pero hay una sorpresa, en la entrada se dice que solo pueden acceder los musulmanes. Los no musulmanes deben ir a otro. Ese otro resulta estar detrás del edificio.

¿Se imaginan ustedes en un lugar público en España donde se diga que solo pueden entrar a “hacer pis” los cristianos y que los demás deben ir a otro sitio o aguantarse…?

No hace mucho que dieron un premio a Omán por lo mucho que había avanzado en los últimos años. No lo dudo en lo económico, pero en lo ético, en mi humilde opinión, deja mucho que desear. En mi viaje anterior, en el barco nos informaron de que “mucho cuidado con los arrumacos”. En el primer viaje de “La vuelta al mundo” de Costa, una pareja de recién casados se dio un beso en público y el resultado fue seis meses de cárcel para él y tres ara ella. No quiero opinar. Ustedes mismos deciden. No sé si esta historia es cierta, pero es lo que nos contaron.

Mezquita y baños. El letrero en verde nos dice que los no musulmanes no podemos entrar.
Fortaleza que se ve desde el palacio.
Fortaleza que se ve desde el palacio.
wIMG_0073.CR2_VXGB1W
Un pájaro de la zona

Llegados a este punto el sol ya había podido con nosotros. Estábamos cansados y sedientos. Y todavía faltaba media hora para que llegara el guía, así que buscamos un bar.

Lo vimos rápidamente; estaba cerca; pero “cerca” cuando el sol nos pega verticalmente y con una temperatura es de casi 40º es otra cosa que la que pensamos en España…

Letrero del Bar.

Pedimos unas bebidas y nos las sirvieron muy frías. Nos entraron de maravilla.

Un Sprite. Tomamos tres cosas. En total, por las tres cosas, nos han cobrado 3 US$.
Una Coca Cola light
Una Coca Cola light

¿Que como sé qué es una Coca Cola Light? Pues si damos media vuelta a la lata, vemos esto:

wIMG_0080.CR2_HVP90W
Coca Cola light de Omán.

Cuando ya estábamos disfrutando de nuestra bebidas llegó un joven, vestido con chilaba, que nos saludo. Pidió algo de comer, un arroz con algo, y nos sorprendió que lo comiera con las manos. Sabíamos que el comer arroz haciéndolo una pelota y llevándoselo a la boca con la mano era típico de algunos lugares, como por ejemplo, Tailandia; pero no lo sabíamos de Omán. Pero así era.

Acabó de comer y nos preguntó si éramos del crucero. Le dijimos que sí y nos dijo que él era el guía de la excursión al Palacio, que si queríamos le siguiéramos. Le seguimos, otra vez el sol, otra vez cien metros nos parecieron kilómetros,… nos sentamos… el guía nos dijo que le siguiéramos, pero no le seguimos. Nos quedamos sentados a la sombra esperando al autobús.

Allí mismo había unos jardines con bonitas flores:

wIMG_0081.CR2_5DSR0W

No sé qué nombre dar a estas flores. Si usted lo sabe, por favor, póngase en contacto conmigo y dígamelo.

El autobús ue te recoge en el palacio real, continúa hacía el centro de la ciudad y pasa por el parque Al Riyam, en nuestro anterior viaje, no paramos en él por el tremendo calor, pero esta vez sí que paramos. Nuestra próxima entrada irá sobre el parque Ryam.

Nos veremos en la próxima entrada.

Licencia de Creative Commons

Nota fotos y texto. Salvo las fotos que tienen un agradecimiento específico, como por ejemplo Wikipedia, son nuestras y las licenciamos con

Dubái by Félix Ares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en viajes.ares.fm.

Contacto con nosotros:

emailTapasBr

Formulario de contacto Viajes

Si quiere ponerse en contacto conmigo utilice este formulario. Gracias

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website